BMW X1 xDrive25e, híbrido enchufable

BMW X1 xDrive25e, híbrido enchufable

Equipa una mecánica eficiente que permite una autonomía en modo eléctrico de hasta 57 kilómetros

La gama X1 se amplía con la variante xDrive25e, con tecnología híbrida enchufable y tracción a las cuatro ruedas. La eficiencia del motor eléctrico y la innovadora batería hace posible realizar trayectos en modo eléctrico de hasta 57 kilómetros.

El sistema híbrido enchufable del nuevo X1 consta de un motor de gasolina de tres cilindros y 1,5 litros y otro eléctrico, sistema que procede de la tecnología modular eDrive que desarrolla la marca. El propulsor de gasolina rinde 125 CV y el eléctrico ofrece una potencia de 95 CV lo que se traduce en 220 caballos de potencia conjunta y una entrega de potencia instantánea.

Con el motor eléctrico ubicado en el eje posterior para una mejor distribución de pesos, el nuevo xDrive25e acelera de 0 a 100 km/h en 7,0 segundos y se caracteriza por su capacidad de respuesta por ejemplo para adelantamientos más seguros en carreteras secundarias. La caja de cambios automática es de tipo Steptronic de seis velocidades y la velocidad máxima alcanza los 192 km/h.

Baterías de última generación

Por la utilización de baterías de iones de litio de última generación, el X1 xDrive25e es capaz de realizar numerosos trayectos diarios con solo el motor eléctrico. La capacidad energética de 9,7 kWh, permite una autonomía de hasta 57 kilómetros, siempre según las condiciones del tráfico. La batería puede cargarse en un enchufe doméstico y necesita unas cinco horas, tiempo que se reduce con un cargador BMW i Wallbox a menos de 3,6 horas.

A falta de la homologación definitiva, el consumo de combustible medio es de solo 2,0 litros cada 100 kilómetros que equivale a unas emisiones de 43 gramos por kilómetro, con un consumo combinado de energía de 13,5 kWh cada 100 kilómetros. Para nuestro mercado, este modelo equipa la etiqueta ambiental 0 Emisiones de la DGT.

Como es habitual en la marca, el conductor puede variar el funcionamiento del sistema de propulsión. Si en la configuración estándar Auto eDrive, el sistema asegura una interacción óptima de la tecnología híbrido enchufable, en el modo Max eDrive se utiliza al máximo la energía eléctrica. En la posición Save Battery, permite mantener el estado de carga de la batería durante la conducción o incluso incrementarlo gracias la recuperación de energía.

También es posible seleccionar los modos Comfor, Sport y Eco Pro para modificar las funciones de conducción y suspensión, además de poder controlar los sistemas de confort eléctricos.

Otra ventaja importante es que emplea los datos de navegación y tiene en cuenta el perfil de la ruta para incrementar la eficiencia. Así, la carga de la batería puede reservarse para un uso posterior, por ejemplo, para circular en modo completamente eléctrico en ciudad.

El nuevo X1 cuenta con protección acústica para peatones. En conducción eléctrica y a velocidades por debajo de 30 km/h, emite un sonido para alertar a los demás usuarios de la vía pero que no molesta a los pasajeros. En cuanto al equipamiento de serie, lleva llantas de aleación ligera de 17 pulgadas, climatizador automático bizona y aire acondicionado auxiliar. Como alternativa a la versión básica, el X1 xDrive25e se va a vender con los acabados Sport Line, xLine y M Sport.