Viviendo la F-1 en la Ribera

Llegada a boxes del F1x3. 750 CV de motor V8 acompañan a los invitados./
Llegada a boxes del F1x3. 750 CV de motor V8 acompañan a los invitados.

Nos subimos en los F1x3 que el circuito de Guadassuar presenta como gran atractivo para sus eventos de empresas en 2019

ALEX ADALID

Subir a un Fórmula 1, incluso como pasajero, es una oportunidad que no se presenta todos los días, por lo que aún nos sorprendió más que la llamada llegara desde el nuevo Circuit de la Ribera, ubicado junto a la autopista A-7 en Guadassuar, así que allá vamos.

Mientras el Fórmula 1, un modelo de Jordan con motor Judd V8 de 750 CV, calienta motores, repasamos con el propietario del circuito su corta historia. Pascal Hidalgo es un promotor francés especialista en obras públicas y enamorado del automóvil, por lo que en 2016 inició la construcción de un circuito en Valencia. No se trataba de crear un 'nuevo Cheste' porque para eso ya existe el circuito de Moto GP, sino uno de tamaño mediano en el que entrenar, competir, presentar un producto y realizar acciones comerciales tuviera un coste ajustado, debido a su menor infraestructura, con un buen resultado.

El Circuit de la Ribera se estrenó en 2017 y cuenta con cuatro zonas distintas para disfrutar al volante. Tiene amplias salas, gimnasio, restaurante, terraza e instalaciones para eventos y carreras

Todo un éxito

El circuito se estrenó en julio de 2017, y desde entonces el calendario se ha ido llenando de eventos. Hay varias pistas, una principal de algo más de dos kilómetros, y otra de trazado similar pero de menor tamaño dedicada al karting en versiones de competición y alquiler. También hay una pista extra para 4x4, kart-cross y todo terrenos y una superficie lisa de asfalto para la escuela de conducción.

El valenciano Carlos Mollá, cuya carrera profesional estuvo vinculada a Adrián Campos, especialmente cuando Fernando Alonso pasó por su equipo, se termina de incorporar al Circuit de la Ribera en calidad de Director Ejecutivo, y junto a él llegan los F1x3 que el valenciano ha hecho mundialmente famosos.

La idea de dotar a un F1 de varias plazas más para dar vueltas a invitados parte del equipo Minardi, que creó dos F1 de dos plazas en el 2001 para dar 'paseos' a sus VIPS. La idea la evolucionó Carlos Mollá para comprar y construir estos F1x3 con chasis de carbono modificado en los que dos pasajeros por tanda pueden sentir la aceleración, curvas y vértigo de un F1, incluso en un circuito tan virado como este. Tras viajar por medio mundo, incluyendo Dubái, Estados Unidos y Asia, los F1x3 están ahora en el Circuit de La Ribera, como guinda del plan de eventos para empresas de 2019.

Nos enfundamos el mono ignífugo, botas, guantes y casco e intentamos encajar nuestros 1,90 metros en el lado izquierdo del monoplaza. Al volante está Félix Porteiro, piloto de monoplazas, turismos y cualquier otro artefacto de carreras que se precie de serlo, con un amplio palmarés en competición.

Potencia brutal

El arranque del F1 es un evento único en sí mismo, y sentir el motor justo al lado es una sensación que no olvidaremos, como tampoco el espectacular volante lleno de botones y la sensación de aceleración de este F1. El piloto controla el coche en cada curva, derrapa, lo coloca, corrige y acelera a una velocidad de vértigo, mientras en las pequeñas rectas del trazado la aceleración, en cualquier marcha, nos pega la espalda al 'asiento' en el que estamos instalados. En la recta se superan los doscientos por hora antes de frenar a fondo y notar como el coche ni se mueve, coquetea con los pianos y pierde velocidad al frenar a un ritmo irreal.

Nos queda una vuelta y Félix levanta su pulgar esperando nuestro ok para una demostración final. Lo levantamos y acelera más a fondo haciendo derrapar la trasera al estilo de los rallyes. La emoción es tremenda cuando, más relajados, entramos a boxes.

Subirse en un F1 es una experiencia única que ahora está disponible en este circuito, que afronta un 2019 lleno de actividades y con la promoción de empresas y los futuros cursos de conducción como principales objetivos. Estas actividades se suman a la ocupación que ya tiene en competición y entrenamientos, realmente alta a estas alturas de la temporada.

El paddock es enorme, y se suma una amplia superficie para escuela de seguridad.
El paddock es enorme, y se suma una amplia superficie para escuela de seguridad.