Opel Combo: Un viajero infatigable

Diseño Opel para el modelo fabricado junto a Peugeot y Citroën./
Diseño Opel para el modelo fabricado junto a Peugeot y Citroën.

El nuevo Opel Combo ofrece en sus versiones comercial y familiar lo último en tecnología, calidad, equipamiento y espacio desde 16.800 euros

MARIO ESCATVigo

Opel tiene una larga tradición en vehículos comerciales, y de todos ellos el Combo es el que más éxito ha tenido en España. El modelo nació como una extensión de la gama Corsa, añadiendo una caja trasera de carga a la mecánica y carrocería frontal de la versión de cinco puertas cuando estos modelos se diseñaban así. De esa época es el Citroën C15 basado en el Visa o el Renault Express con el diseño inicial del 'supercinco'. Pero los tiempos cambian, y el Combo también así que llegó una nueva generación diseñada como furgón y turismo, con puertas correderas y fabricada en Zaragoza, y el éxito se multiplicó.

GAMA

1.5 diésel | 75 CV | 4,1 | 17.058
1.5 diésel 100 CV | 4,2 | 18.160
1.5 diésel 130 CV | 4,3 | 20.340
1.5 diésel Auto. | 130 CV | 4,3 | 21.575
1.2 turbo | 110 CV | 5,5 | 17.500
*7 plazas, aprox
900 euros más. Versión larga XL aprox. 1.000 euros más

Quinta generación

La habitual calidad alemana dejó paso a una nueva generación fabricada junto a Fiat en Turquía y, para este nuevo Opel Combo, el quinto de la marca, Opel ha desarrollado su modelo bajo el paraguas del líder europeo del mercado: PSA, tomando la base del Citroën Berlingo y el Peugeot Partner. El resultado es excelente, y el Opel Combo se convierte en uno de los mejores coches e su clase.

Con tres versiones diésel, un motor gasolina y opción de cambio automático, la gama es muy amplia. Perfecto para los que quieren espacio a buen precio, la gama se inicia por debajo de los 17.000 euros

Como sus nuevos 'hermanos', el Combo se fabrica en la planta de PSA de Vigo, a un ritmo de más de 200 coches diarios que se distribuyen por toda Europa. Como ya es habitual en este sector, la versión de pasajeros tiene más ventas que la furgón. Esto es así porque es un coche perfecto para autónomos y pequeñas empresas que necesitan un coche para trabajar, pero que no quieren otro coche para su día a día, así que lo aprovechan para su tiempo de ocio. A este tipo de clientes se suman los que necesitan espacio por familia y ocio, no por trabajo, pero no quieren pagar mucho dinero, y el Combo y su competencia resuelven la opción de forma excelente frente a monovolúmenes o SUV. El Combo Life se ofrece con dos longitudes de carrocería, cinco o siete plazas individuales y un maletero de 600 litros fácilmente ampliable.

Para satisfacer a los clientes que quieren un turismo, el diseño se realiza desde el principio pensando en este tipo de público, y con lo último en tecnología. Los motores del Combo son los mismos de la gama Opel. En gasolina disponemos del 1.2 turbo de 110 CV y en diesel, el 1.5 turbo se ofrece con 75 o 100 CV y caja de cambios de cinco marchas, o con 130 CV y caja de seis velocidades o automática de ocho marchas, una configuración técnica similar a los SUV de Opel.

El diseño tiene la apariencia de los demás modelos Opel.
El diseño tiene la apariencia de los demás modelos Opel.

En cuanto a tecnología, el Combo puede disponer de instrumentación proyectada en el parabrisas, aviso de cambio de carril, ayuda el aparcamiento, equipo multimedia con pantalla central táctil y conectividad al teléfono móvil... la lista es bastante amplia, y se une a un interior líder en espacio. Tanto en las plazas delanteras como en las traseras se viaja con holgura. En las de detrás se pueden instalar tres sillas en los anclajes Isofix, y las puertas correderas tienen cristales con elevalunas y cortinillas.

Diseño discreto

Hacemos un pequeño análisis del exterior, donde el diseño frontal se asemeja a otros modelo e Opel, aunque con un 'morro' mucho más grande y alto que hace difícil que sea esbelto. Aún así la imagen gana respecto al modelo anterior. Le sigue una caja cuadrada para obtener el máximo espacio que se termina con portón o doble puerta trasera. En la versión furgón los profesionales agradecerán un volumen, de casi 4,5 metros cúbicos, capacidad para mil kilogramos, espacio para dos 'euro pallets' y, muy interesante, un indicador de sobrecarga que determina si nos hemos pasado del peso máximo permitido.

Nos ponemos en marcha y de inmediato se nota el refinamiento habitual de un turismo. Volante, asientos o control del cambio de marchas son similares a un Corsa o un Astra, pero en un coche de tamaño más grande. Esto lo notamos a través de los grandes retrovisores y por la mayor anchura.

El Combo tiene aplomo y, aunque tiene una gran superficie lateral, no se altera por el viento. En el interior destaca el buen confort y silencio, y al volante, se agradece el empuje del motor diesel de 130 CV, el más recomendable junto con el diésel de 100 CV si vamos a realizar una conducción habitual por carretera. El de gasolina tiene buen rendimiento, pero poco par motor, de modo que hay que acelerar más para lograr las mismas prestaciones, con el incremento de consumo que conlleva.

Tarifas muy atractivas

Un detalle muy importante en el Combo son los precios. La versión furgón se ofrece por debajo de los 17.000 euros, tarifa que comparte el Combo Life, la versión turismo del modelo. La versión más cara, con cambio automática y el motor 1.5 diesel de 130 CV, sale por algo más de 22.000 euros por lo que, con ofertas, nos podemos comprar un Combo por menso de veinte mil euros completamente equipado y con la misma tecnología que un turismo, mucho más espacio y un maletero de enorme tamaño, una buena apuesta si de verdad necesitamos espacio y no queremos renunciar a la tecnología pagando un precio ajustado.

La versión furgón cuenta con doble puerta trasera y hasta dos puertas laterales correderas.
La versión furgón cuenta con doble puerta trasera y hasta dos puertas laterales correderas.

Más