Renault Twingo: Un urbano regenerado

Destaca el diseño trasero con el pequeño alerón./
Destaca el diseño trasero con el pequeño alerón.

La marca francesa estrena su nueva versión del Twingo con un diseño muy juvenil y renovadas prestaciones

NACHO MARTÍN-LOECHES

En 1993 Renault dio a luz al modelo más urbano de toda su gama: el Twingo, con un diseño rompedor y de reducidas dimensiones. Este pequeño tamaño siempre ha sido su atributo más característico, tal y como mostró su segunda generación en 2007. Confirmando la tradición de la marca con este modelo, el nuevo Renault Twingo cumple, en su tercera generación, con sus tradicionales dimensiones y capacidad para cuatro pasajeros, todo ello con novedades en el apartado tecnológico que hacen de este coche una buena opción para jóvenes que quieran comenzar la conducción urbana con cambio automático. Este vehículo nació de la colaboración entre la marca francesa y Smart, pactada en 2008 con el objetivo de diseñar un coche de fácil conducción, pequeñas proporciones y con motor trasero. De esta colaboración nacieron en 2015 tanto el Twingo como el Smart Forfour.

Aspecto juvenil

El aspecto del pequeño Renault no pasa desapercibido por las calles. Con sus 3,59 metros de largo y cinco puertas, su carrocería ofrece una imagen moderna que seguramente atraerá al público más joven, con algunos detalles que le dotan de un aspecto deportivo, como las líneas negras laterales que portaba nuestro modelo. Destaca también la parte trasera, con el portón de cristal unido a un pequeño alerón.

La gama está a la venta desde 9.900 euros o, con financiación, desde 90 euros al mes

Por dentro prima un aspecto moderno. Los detalles con colores a juego con la carrocería son innovadores, y aunque los materiales no son de primera calidad, encontramos portaobjetos muy prácticos. También, hay que destacar el techo eléctrico de tela.

En cuanto al maletero, a pesar del motor trasero, no ha reducido mucho su espacio de carga, ya que cuenta con un volumen de 219 litros y asientos abatibles. Esto se debe al reparto de algunos de los componentes que suelen ubicarse junto al motor, ya que bajo del capó delantero encontramos el radiador, la batería, el líquido de frenos, el del limpiaparabrisas y el refrigerante.

Hecho para la ciudad

Si somos conductores urbanos habituales, esta puede que sea una opción a tener en cuenta a la hora de elegir un vehículo. Su motor de tres cilindros propulsado por gasolina, es de 90 caballos -aunque también existe otra versión de 70 CV-, y el consumo homologado es de 4,2 litros por cada cien kilómetros. En esta versión encontramos un efectivo cambio de marchas automático de seis velocidades, aunque también existen versiones que incorporan el cambio manual.

La conducción por ciudad es práctica gracias al buen ángulo de giro y a la posición elevada de los asientos, que nos proporcionan una mejor visión. Aparcarlo no nos supone pegas en ninguna situación con la ayuda de la efectiva cámara de visión trasera, aunque sí que notamos unas pequeñas vibraciones del coche tanto en parado como en movimiento, además de poco aislamiento del ruido exterior.

Bien equipado

El Twingo en versión Zen está muy bien equipado, y entre sus principales atributos encontramos el control de velocidad o el aviso de cambio involuntario de carril. También tenemos un modo de conducción 'eco', que rentabiliza consumo y emisiones. y una pantalla táctil central con un navegador, que equipa la tecnología TomTom, y el sistema R-Link, con el que podemos integrar diversas funciones de nuestro teléfono móvil en este modelo.

Fácil de conducir

El Twingo tiene una aceleración y una velocidad que no dan problemas a la hora de incorporarnos de la ciudad a la carretera, pero sí se nota que es un coche muy enfocado a la conducción urbana cuando llevamos bastante tiempo de viaje, con algo de incomodidad por sonido y suspensiones, pero cumple sus expectativas para el tipo de coche que estamos probando.

Si conducimos por carreteras en las que no necesitamos llegar a una velocidad muy alta y queremos disfrutar del paisaje, su techo es genial para días de primavera y verano, todo ello con un ambiente musical que podemos seleccionar a través de las aplicaciones móviles integradas.

Desde 9.900 euros

Esta versión 'tope de gama' tiene un precio superior a los 14.000 euros, aunque con ofertas permanentes y financiación, podemos llevarnos un Twingo por algo menos de diez mil euros o por 90 euros al día. El Twingo también se ofrece en versión GT con un motor de 110 CV de tintes deportivos, una versión que agradará a los que gustan de buenas prestaciones en pequeño formato con una conducción divertida.

El Twingo es una buena opción para jóvenes que necesiten un vehículo para las grandes ciudades. Sus cualidades tecnológicas son también buenas, su diseño es original y, aunque no cuente con grandes detalles, es un modelo práctico.