Volkswagen T-Cross: Urbano y espacioso

Las ópticas traseras serán uno de sus rasgos distintivos./
Las ópticas traseras serán uno de sus rasgos distintivos.

Volkswagen completa su ya amplia gama SUV con el compacto. T-Cross, que se pondrá a la venta en 2019

REDACCIÓN MOTOR

La factoría de Volkswagen en Navarra producirá el nuevo T-Cross, el SUV más urbano y compacto de la marca alemana. Construido sobre la misma plataforma que el Polo que también se fabrica en Navarra o el Seat Arosa -con el que competirá en ventas y segmento- presenta unas líneas robustas pero del gusto de la gente joven, y destaca por una excelente habitabilidad interior para un crossover urbano de 4,11 metros de longitud.

Esto es posible gracias a la generosa distancia entre ejes de 2,56 metros, ofreciendo espacio para llevar cómodamente a cinco pasajeros, y a algunas soluciones en el interior como la posibilidad de desplazar los asientos traseros 14 centímetros longitudinalmente, ganando un espacio considerable para las piernas de los ocupantes traseros, o modulando la capacidad de carga del maletero de 385 a 455 litros. Estos asientos se pueden abatir completamente, creando un espacio de carga plano de hasta 1.281 litros.

A nivel exterior es también en la parte trasera donde el T-Cross presenta más particularidades, con los pilotos unidos entre sí por una banda reflectora y un marco negro que confieren al SUV de la marca alemana de una imagen muy característica. Contará con faros led, doce colores de carrocería y llantas de hasta 18 pulgadas. En el interior se mantienen las líneas sobrias habituales de Volkswagen, pudiendo combinarse el negro con motivos en volante y salpicadero a juego con el color de la carrocería.

Urbano y conectado

El T-Cross, que aceptará sus primeros pedidos en diciembre y del que se espera que llegue a los concesionarios en abril de 2019, estará disponible únicamente con tracción delantera remarcando su espíritu urbano y tres motorizaciones, dos de gasolina de un litro, tres cilindros y 95 o 115 CV, y una diésel de 1.6 litros, 95 CV y cuatro cilindros. Como era de esperar, todos los motores cumplen con la última normativa de emisiones Euro 6d Temp.

Como es habitual en los nuevos lanzamientos de Volkswagen, su tercer SUV contará con un completo equipamiento en ayudas a la conducción, incluyendo sistema de detección de peatones con protección proactiva de los ocupantes, detector de fatiga del conductor, asistente de cambio de carril, control de crucero adaptativo, aviso de vehículos en ángulo muerto, asistente de arranque en pendiente y de aparcamiento.

En cuanto a conectividad el T-Cross ofrece un cuadro de instrumentos donde además de una pantalla táctil de 8 pulgadas y sistema de arranque sin llave, se incluyen sistema de carga por inducción para móviles y hasta cuatro tomas USB para facilitar la conexión de otros dispositivos.

Volkswagen amplía su gama de crossovers y entra de lleno en el segmento de los SUV más compactos con un modelo de inspiración urbana pero que sorprende por su lograda habitabilidad y capacidad de carga en solo 4,11 metros de longitud, y como es habitual en la marca alemana, un gran nivel de equipamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos