Kia Stonic: El SUV más urbano de todos

Apenas 4,2 metros de largo, pero buen espacio interior./
Apenas 4,2 metros de largo, pero buen espacio interior.

Kia apuesta por un formato más 'turismo' para su crossover más compacto, un modelo de alta calidad con muy buenas ideas

ALEX ADALID

Kia no es una marca convencional, de eso no hay duda. Mientras las firmas que buscan hacerse un hueco en el mercado lanzan coches lo más discretos posibles, la marca coreana intenta siempre darle personalidad propia a su llegada a los nuevos sectores. Ocurrió con el Sportage, también con la nueva berlina deportiva Stinger y se repite con este SUV urbano, el nuevo Stonic.

En lugar de lanzar un SUV convencional, con gran altura y aspecto todo terreno, la marca ha realizado una apuesta por un coche 'menos SUV' y más joven y urbanita. El resultado es este coche, que combina bonito diseño con una calidad sorprendente.

La línea gusta, pero no es el de un SUV convencional. Como casi todos sus rivales, tiene un chasis que es de tracción delantera, sin posibilidad de versión 4x4, en este caso derivado del urbano Rio. Frente a su hermano pequeño el Stonic es más amplio, tanto por dentro, gracias a su mayor altura, como en el maletero, que alcanza los 330 litros, más que suficientes para un uso habitual e incluso para viajes de fin de semana. La carrocería gris de nuestro coche es atractiva, pero Kia ofrece también colores muy llamativos e incluso una carrocería en dos tonos. Llantas de aluminio, barras en el techo y luces led delante y detrás acuden para dar mayor lustre a una imagen contemporánea.

Con más espacio que un turismo, destaca por su diseño y por la buena capacidad del interior y maletero

Alta calidad interior

Por dentro gusta. Su tecnología es similar a la de sus hermanos altos de gama, y detalles como el volante lleno de mandos o la pantalla multimedia son equivalentes a los Kia más grandes y caros. Como aquéllos, equipa lo último en seguridad, como el aviso de cambio de carril o el control de velocidad activo, que se combinan con los elementos más habituales.

Mención aparte merece la pantalla multimedia, que no sólo es sencilla y fácil de usar, sino que integra los sistemas de conectividad de Apple y Android para poder utilizar fácilmente las aplicaciones de nuestro móvil en el modelo.

En marcha este diesel nos gusta. Tiene 110 CV y es algo más ruidoso que los motores de gasolina, pero tiene brío y, con seis marchas, se mueve de maravilla. Todavía no tiene el catalizador con Adblue, pero cumple con todas las normativas actuales y nos ahorramos reponer el aditivo. Como se ve por las cifras, los motores diesel actuales, al tener que cumplir con rigurosas normativas, no son un 'avión' en prestaciones, y el Stonic acelera de 0 a 100 en algo más de 11 segundos. La versión gasolina rinde 120 CV, logra mejores prestaciones y es 1.200 euros más económica, por lo que hay que pensar si necesitamos el diesel.

En marcha, dinamismo

Una vez en marcha, es un coche suave y que se mueve por ciudad sin pegas. Su estabilidad en carretera sorprende, no es un coche tan 'blando' como otros SUV, sino que tiene un buen aplomo y responde con agilidad a los cambios de dirección.

El precio, como siempre en Kia, es muy competitivo con una tarifa de unos 19.000 euros que incluye siete años de garantía y que mejora a pie de concesionario.

Ahora, después de recibir el coche nos disponemos a explorar la provincia con él, con varios viajes de los que daremos cumplida cuenta las próximas semanas. Sin duda estamos ante un buen compañero para todo tipo de viajes en ciudad y fuera de ella.

 

Fotos

Vídeos