Solidaridad aventurera

60 vehículos y un total de 277 participantes en una edición de récord.
/
60 vehículos y un total de 277 participantes en una edición de récord.

Más donaciones, participación y diversión en la decimoquinta edición de El Desierto de los Niños de Hyundai

REDACCIÓN MOTOR

Ya queda lejos la celebración de la primera edición de El Desierto de los Niños de Hyundai. Durante la Semana Santa del año 2004, una caravana compuesta por 25 vehículos todoterreno, encabezados por los Hyundai Terracan de la organización, con 90 personas a bordo de las que 32 eran niños menores de 14 años, ponía rumbo al sur de Marruecos. Este año la aventura, cuyo último fin es la solidaridad y la diversión de los más pequeños con los coches como protagonistas, arrancó con 60 vehículos y 207 participantes, de los que 66 eran niños. 24 horas después de que se abriera la inscripción, las plazas estaban agotadas.

El Desierto de los Niños arrancaba en la ciudad de Tánger, puerto de desembarco de la caravana antes de tomar rumbo sur e iniciar los más de 2.000 kilómetros de aventura por todo tipo de caminos que han puesto a prueba las capacidades de los vehículos.

Además de las exigentes zonas africanas para los coches, durante las paradas se aprovechó para crear un ambiente de convivencia entre los niños participantes y los marroquíes, quienes disfrutaron de juegos y otras actividades paralelas.

Protagonismo solidario

Si hay algo por lo que destaca El Desierto de los Niños es por su tono altamente altruista. Por un lado, en la localidad de Fezzou se inauguró la Escuela Hyundai-Federico Granda, que se ha construido a lo largo del año gracias a una iniciativa de los concesionarios de la marca, que donaban cinco euros por cada persona que se acercase a un concesionario a probar un vehículo en fechas determinadas. También se aprovechó para inaugurar la biblioteca cercana a la escuela y se instalaron los muebles, ordenadores y libros que transportaba la caravana de este evento. Con una acción similar, en 2020 se construirá un nuevo pozo gracias a una recaudación de 26.690 euros gracias a los 5.538 test drives realizados. Pero no todo se queda ahí, y es que, como viene siendo habitual en las ediciones anteriores, también participa en esta aventura la Fundación Alain Afflelou.

Este año han sido cinco las ópticas que han acompañado a la caravana, junto a una persona de la Fundación, viajando en una furgoneta Hyundai H1. Su propósito es acercar la salud ocular a los más necesitados y, de nuevo, lo han conseguido. Este año se realizaron más de 700 revisiones entre la población local, tanto a niños como adultos. Entre ellos más de 400 necesitarán unas gafas, que serán entregadas durante los próximos meses por la Asociación Desierto de los Niños a las asociaciones locales que han gestionado el trabajo de las ópticas.

La decimoquinta edición de esta aventura con mucho sabor a motor consolida las acciones solidarias de Hyundai España en el sur de Marruecos, la zona que más soporte necesita en educación y agricultura para que sus ciudadanos puedan abrirse camino en su lugar de origen.