Renault Kadjar, ofensiva compacta

Renault Kadjar, ofensiva compacta

La nueva versión, fabricada en Palencia, aporta un diseño más llamativo y dinámico

La gama Kadjar se actualiza. El modelo progresa con motorizaciones gasolina y diésel más eficaces, el diseño gana en dinamismo pero conserva los códigos del SUV, y mejora el confort, la calidad y ergonomía. Además, gracias a la experiencia de Nissan en materia de transmisión integral, se consigue una buena aptitud en conducción todoterreno. El coche se produce en la factoría de Palencia y se exporta a 50 países.

Los propulsores, tanto en gasolina como en diésel, incorporan las últimas tecnologías anticontaminación y reducen el consumo. En gasolina, equipa la mecánica 1.3 TCe estrenada por el Scenic que se ha desarrollado por la Alianza en cooperación con Daimler. Un cuatro cilindros con filtro de partículas para rebajar las emisiones contaminantes y que destaca por la progresividad a bajo régimen.

Esta motorización se comercializa en el TCe 140 con cambio manual y automático EDC, y el TCe 160 también con sendas transmisiones. En cuanto al diésel, monta el denominado Blue dCi, dotado de un sistema de reducción catalítica selectiva considerado como el más eficaz de los sistemas postratamiento de los óxidos de nitrógeno (NOx). Desarrolla más potencia y par que el de gasóleo de la anterior generación.

Los 115 caballos del Blue dCi otorgan economía y suavidad de funcionamiento y con la función «overboost» se incrementa la potencia durante un determinado espacio de tiempo, por ejemplo para que un adelantamiento sea más rápido y seguro. Este motor se vende con cambio manual y más adelante llegará la caja automática de doble embrague.

El Blue dCi 150 es la motorización puntera del nuevo Kadjar. Con una ganancia de 20 CV respecto al modelo precedente, ofrece unas brillantes prestaciones. Acoplado a una caja de cambios manual, se propone con tracción 4 x 4 y más adelante se venderá con tracción delantera.

La transmisión a las cuatro ruedas mejora la seguridad por carreteras resbaladizas. Un dispositivo que para la conducción diaria solo transmite la potencia a las ruedas delanteras, en beneficio del consumo. Al seleccionar la posición Auto, el reparto del par entre los dos ejes se realiza de forma automática e incluso hasta el 50 % se puede transferir a las ruedas traseras. Por último, en Lock se bloquea el diferencial central y traslada permanentemente el 50 % del par a las ruedas traseras; este modo funciona hasta una velocidad de 40 km/h.

La carrocería del Kadjar se beneficia de una distancia al suelo de 200 milímetros y de buenos ángulos de ataque y salida para sortear obstáculos sin dificultad. En las versiones 4 x 2, se sigue ofreciendo el control de tracción Extended Grip asociado a neumáticos «mud and snow». Un sistema antipatinamiento que mejora la motricidad y facilita las maniobras en carreteras con baja adherencia.

Formas más fluidas

En cuanto al diseño, las líneas del nuevo Kadjar evolucionan hacia formas más fluidas. Delante, la calandra es más ancha con adornos cromados y la firma luminosa en forma de C, integra los intermitentes de led y las luces de día. De serie a partir del nivel de acabado Zen, los faros antiniebla incorporan también luces de led, con un consumo de energía seis veces menor que el de unos faros halógenos; ahora son rectangulares para acentuar el aspecto aventurero.

En la parte trasera, los intermitentes también adoptan la tecnología led, lo mismo que las luces de marcha atrás y antiniebla, que van integradas en el paragolpes. Estos incluyen cromados en los equipamientos más completos y además se reconocen por una antena en forma de aleta de tiburón. Hay nuevas llantas de hasta 19 pulgadas y nuevos colores para la carrocería.

En el interior, el nuevo Renault presenta una calidad percibida más notoria, con una pantalla multimedia táctil rediseñada. En la parte central del salpicadero una segunda pantalla con tecnología capacitiva recoge la visualización del sistema R-LINK 2 con las teclas de control a ambos lados. Son nuevos los mandos de la climatización e incorporan la visualización de la temperatura y de la ventilación en el centro.

Otros elementos decorativos son adornos de cromo sobre los aireadores, las empuñaduras de las puertas y la consola central. Algunas tapicerías llevan pespuntes y texturas con «efecto 3D»; también se propone una tapicería en Alcántara con el nuevo acabado Black Edition. Esta variante es más deportiva, con llantas de aleación de 19 pulgadas inéditas, techo y protecciones y carcasas de los retrovisores en negro.

Los asientos han sido remodelados, llevan espuma de doble densidad y son más ergonómicos. Más confortables y con refuerzos laterales más firmes que garantizan una mejor sujeción, reducen la fatiga en los trayectos largos. El diseño de los paneles de puerta cambia y los mandos de los retrovisores eléctricos se ubican a la platina de mando secuencial de las lunas laterales.

El sistema multimedia conectado R-LINK 2 es compatible con Android Auto y Apple CarPlay para visualizar las aplicaciones del móvil en la pantalla del vehículo. Con una decena de ayudas a la conducción, se incluye la asistencia al aparcamiento por manos libres, frenado de emergencia, alerta precolisión y de cambio de carril, presencia de vehículos en el ángulo muerto y es novedad la función de alerta de exceso de velocidad.

Renault acaba de realizar la composición de la nueva gama, con unos precios que arrancan desde 21.568 euros. Los nuevos Kadjar llegarán a partir del próximo enero.