Kia e-Soul: Referencia en eléctricos

Los pilotos rodean todo el portón en la parte trasera./
Los pilotos rodean todo el portón en la parte trasera.

El segundo modelo cero emisiones de Kia es un crossover de original diseño, 460 km de autonomía, bajo consumo y precio razonable

ALEX ADALIDMadrid

Kia es una de las marcas más en forma del mercado, y esto es porque, además de fabricar muy buenos coches, también toma mayores riesgos que otras firmas, sobre todo en el diseño. Este es el caso del Soul, un tipo de monovolumen urbano con un gran capó que se lanzó en 2008 y que supuso un gran éxito de ventas, sobre todo en Estados Unidos, que acaparó parte de la producción prevista para Europa.

La segunda generación llegó en 2014, y sirvió a Kia para lanzar sobre esa base su primer coche eléctrico, un Soul con batería de 27 kilowatios y más de 200 kilómetros de autonomía que destacó por su imagen, muy 'eco' tanto en el interior como en el exterior, con solo colores blanco o azul y un interior de material reciclado y que perdía parte del atractivo de las versiones gasolina o diésel.

Con precios entre 36.000 y 45.000 euros, es mejor que otros eléctricos que cuestan el doble. La gran pantalla central, el control desde el móvil o el nuevo diseño marcan diferencias con el Niro

Dos versiones eléctricas

La tercera generación llega a España sólo con la gama eléctrica compuesta por dos motores y tres acabados. El diseño es una evolución del anterior, es decir, sigue siendo una gran caja con detalles muy atractivos unida a un largo capó que, en esta ocasión, termina en unos faros de diseño estrecho que dan una imagen más dinámica. El coche crece en todas las cotas, pero sigue siendo, con 4,2 metros, muy urbano, aunque ahora es más amplio por dentro.

Precisamente el interior sorprende con una mezcla de alta calidad y buen diseño que poco tiene que envidiar a modelos premium. Una enorme pantalla central del 10 pulgadas permiten controlar tanto los detalles del motor eléctrico como el equipo multimedia, y tenemos más de lo exigible: carga inalámbrica para el móvil, cuadro de mandos con 'head up display' en el parabrisas, asientos ventilados y calefactables y una fácil 'app' para el móvil con la que programar desde casa la carga o la temperatura del coche cuando lleguemos al mismo.

El eSoul se ofrece con dos versiones: batería de 40 kilowatios, 260 km. de autonomía y 136 CV desde 36.225 euros y batería de 64 kilowatios, autonomía de 452 kilómetros y 204 CV desde 42.725 euros. La diferencia real es de 3.500 euros, ya que el básico tiene un acabado 'Concept' con el que no cuenta el modelo más potente, que se ofrece como Drive y Emotion, y de hecho la marca solo va a vender el de mayor capacidad, dadas las escasas ventas del otro SUV eléctrico de Kia, el eNiro con la batería pequeña.

Refinamiento premium

En marcha el coche gusta, tanto por aspecto como por la altísima calidad de un interior realmente bien fabricado. Acelera con rapidez, como todos los eléctricos -de 0 a 100 en 7,9 segundos-, y apenas se nota que estamos ante un coche de 2,2 toneladas debido a unas baterías de casi 600 kilos. Están refrigeradas por líquido, lo que las hace más estables y duraderas, y todas las versiones cuentan ya con la mayor capacidad de carga posible, además de poder recargarla con los habituales enchufes Mennekes o el sencillo Schuko.

Uno de los mejores detalles es el consumo, que empieza a ser relevante en los eléctricos y que está homologado en unos 15 kilowatios cada 100 kilómetros. Si somos finos podemos mejorar esa cifra, lo que implica que se alcanzarían unos 500 km. de autonomía, usando para ello dos pequeñas levas tras el volante que sirven como freno. Lo mejor es que, para un uso urbano, nos olvidamos de la recarga durante la semana y, si vamos por carretera, no es necesario estar cargando cada pocos kilómetros o andar agobiados con las recargas. A un ritmo de 100-110 podemos hacer Valencia-Madrid, o Madrid-Alicante.

Si a ello unimos refinamiento, silencio, calidad y confort, el Soul nos parece uno de los mejores coches eléctricos del mercado. Tiene dos pequeñas pegas, una carga de tipo frontal expuesta a los golpes urbanos y un maletero que, con 315 litros, no es apto para un uso familiar. Sería lo único mejorable en un automóvil que nos ha dejado gratamente sorprendidos y cuya compra resulta muy recomendable.

El Soul confirma a Kia como una de las marcas maestras en coches ecológicos. Tiene mucho más de lo que le pedimos a coches de este tipo: imagen, equipamiento, tecnología, batería de alta duración y una conducción realmente agradable, y se convierte en uno de los mejores coches eléctricos.

Más