Toyota RAV4: Referencia en diseño y ecología

El nuevo diseño, especialmente del frontal, imprime un gran carácter al RAV4./
El nuevo diseño, especialmente del frontal, imprime un gran carácter al RAV4.

El Toyota RAV4 se comercializa con motor híbrido, desde 33.000 euros, cinco acabados y tracción delantera o 4x4

REDACCIÓN MOTOR

Los SUV híbridos están pisando fuerte en España, y tanto es así que en nuestro país solo se comercializa una versión del Toyota RAV4, la híbrida. Este nuevo modelo de 2019 viene a reemplazar al del año 2016, y lo hace con novedades en diseño, tecnología y motor.

El RAV4 es más rígido que el anterior y utiliza la misma plataforma que otros vehículos híbridos de la marca japonesa como los CH-R, Prius y Corolla. Su diseño se ha visto renovado, y presenta una imagen más agresiva y moderna. Destacan las líneas de la parrilla delantera, la parte que más personalidad le da al RAV4, ya que le dota de una robustez mucho mayor que la que tenía la generación anterior. De las líneas curvas de 2016 se ha pasado a las rectas, y realmente el aspecto del nuevo modelo es bastante más atractivo que el anterior. El interior cuenta con más espacio que la generación anterior gracias a un aumento de la distancia entre ejes, pero las medidas exteriores son casi iguales. El maletero, por su parte, es bastante grande ya que cuenta con un volumen de 580 litros.

Nivel ecológico

Los sistemas híbridos de Toyota son de gran calidad por todos los años de desarrollo que llevan a sus espaldas, y el del RAV4 no se queda atrás. Este es más potente que la generación anterior, tiene 218 caballos de potencia en su versión de tracción delantera y de 222 CV si adquirimos el modelo de tracción total. Su consumo se encuentra sobre los 4,5 litros por cada cien kilómetros recorridos. Acelera de cero a cien en 8,4 segundos, por lo que no pasaremos ningún apuro en situaciones en las que necesitemos acelerar con rapidez. Su funcionamiento es cómodo por carretera y ciudad, aunque si nos encontramos ante zonas muy viradas, se notal que estamos conduciendo un coche de gran tamaño. Si queremos que nuestro RAV4 tenga tracción total y sea más competitivo en condiciones 'off-road', nos costará un precio de 3.000 euros. Por más precio se pueden añadir otros elementos como el techo solar o un espejo retrovisor con cámara.

Bien equipado de serie

Entre sus cinco niveles de acabado el más básico es el llamado Advance. En él, el RAV4 incorpora de serie el paquete 'Toyota Safety Sense', que incluye elementos como el control de velocidad, reconocimiento de señales, aviso y corrección de salida de carril y detección de peatones y frenada predectiva. Tenemos más equipamiento de seguridad en versiones de mayor precio. También tenemos ayudas al aparcamiento pero, de nuevo, solo en con equipamiento más alto encontramos la visión de 360 grados del vehículo.