Volvo XC60: Premium sin complejos

Calzado con grandes llantas, el XC60 impone por su línea y tamaño./
Calzado con grandes llantas, el XC60 impone por su línea y tamaño.

El Volvo XC60 es uno de los modelos clave entre los SUV de lujo, con espacio, seguridad, motores y precios que lo hacen muy atractivo

ALEX ADALID

Cada vez que probamos un Volvo tenemos la misma impresión ¿Es este el mejor coche de su clase? Los más audaces dirán que a los Volvo les falta una mayor riqueza de gama, versiones deportivas o motores de mayor cilindrada, pero para una amplia mayoría diremos que el XC60 es uno de los mejores SUV que se pueden comprar.

En nuestras manos cae una versión con motor diesel de 240 CV llamada D5, con tracción total y cambio automático de ocho marcas, es una versión que ha dejado de fabricarse para Europa, donde se ofrece ahora como 'micro-híbrido', es decir, que a este motor se suma otro eléctrico de unos 15 CV para alcanzar los 250 y la preciada etiqueta 'eco'. Tanto mejor, porque el precio apenas aumenta y contamos con la etiqueta ecológica, con ventajas como un menor impuesto de circulación en Valencia, además de mayor brío en arrancadas, menor consumo urbano y, por tanto, menos emisiones.

Disponible desde 36.000 euros, la gama XC60 alcanza los 65.000 en este 'Inscription' de 250 CV. Los motores diésel estrenan tecnología híbrida con etiqueta eco, más potencia y consumos reducidos

Amplisíma gama

La gama cuenta a partir de ahora con el diesel de 150 CV, cambio manual y tracción delantera, que está a la venta desde 36.000 euros con la financiación de la marca, el diesel de 190 CV, un diésel híbrido de 200 CV -llamado B4- y del diésel híbrido de 250 CV -B5-. En gasolina hay versiones de 190 y 250 CV, además del híbrido enchufable, que suma nada menos que 400 CV con etiqueta cero de la DGT.

Gran cuadro de mandos con pantalla táctil vertical y facilidad de uso.
Gran cuadro de mandos con pantalla táctil vertical y facilidad de uso.

Pero volvamos a nuestro coche, un flamante XC60 con acabado Inscription, el más alto de gama y lleno de 'delicatessen' en lo que a equipamiento se refiere. No faltan los cristales dobles con filtro aislante de ruido, el cuero de primera calidad, la suspensión neumática trasera, el techo panorámico, el elegante pack deportivo con llantas de 19 pulgadas, el portón trasero eléctrico ni, por supuesto, todas las medidas de seguridad habidas y por haber, aunque muchos de estos detalles son opcionales. Esto es bueno para poder elegir solo lo que nos gusta, y no tan bueno porque la factura puede seguir subiendo desde los 65.000 euros iniciales. Eso sí, las opciones van agrupadas en packs y no son caras para este sector.

Ambiente nórdico

Por fuera destaca el buen tamaño, de 4,7 metros, superior a la de modelos de su clase, y que sitúa al XC60 en mitad de dos segmentos, digamos que, por el mismo precio, obtenemos un modelo más grande, amplio y con mayor maletero, toda una ventaja.

En el diseño del modelo sueco se introducen modernas luces y pilotos led, así como una carrocería de superficies planas que da paso a un enorme interior.

Por dentro, un cuadro de mandos acabado en madera sin tratar nos presenta dos pantallas, una para los relojes, y una vertical tipo iPad desde la que controlar navegación, música o climatizador. Nos sorprende que el cambio automático tenga un selector tradicional, y no del tipo eléctrico, pero aquí se notan las preferencias de los clientes y las pocas ganas que tiene Volvo de complicarse la vida. Si la palanca está en 'P', el coche está en modo parking, en otros automáticos hay que buscar donde han puesto el botón 'P'.

El cuero es de serie en este acabado.
El cuero es de serie en este acabado.

Arrancamos instalados en los comodísimos asientos y, aunque desde parado el XC60 es más perezoso, detalle que no suelen padecer los coches híbridos, con un arranque más inmediato, y que por tanto habrá mejorado en el nuevo 'B5'. En marcha tiene mucha potencia y buen rendimiento. El coche camina rápido, y notamos que la suspensión neumática trasera hace su papel, amortiguando mejor que la convencional los pasos por grandes badenes. El consumo se mantiene contenido, con 9,1 litros en nuestro promedio diario, ágil y urbano, por lo que debe rondar los ocho litros en un uso normal. Al XC60, aunque tiene un motor de cuatro cilindros y dos litros, no le falta potencia, y podemos mantener cruceros en autovía para viajar con rapidez y relax.

En ciudad no nos cuesta movernos porque el puesto de mando es alto y podemos contar con cámaras periféricas y con aparcamiento asistido, así que es polivalente.

Finalizamos nuestra prueba con la certeza de que ha superado nuestras expectativas. Si nos gusta la marca y este modelo podemos elegir desde versiones de precio ajustado, tanto como 36.000 euros, a topes de gama de casi 80.000. Las cualidades están en el mismo listón sea el modelo base o el más equipado, por lo que, en cualquier versión, el XC60 es una compra muy recomendable.

Nos ha gustado volver a probar el Volvo XC60, a su amplia gama y excelente precio de inicio, se suman ahora las versiones micro-híbridas que sustituyen a este modelo D5 de brillante rendimiento.