Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid, 680 CV y es híbrido enchufable

Versión cumbre de la gama, también cupé y una autonomía en modo eléctrico hasta 40 kilómetros

Porsche continúa el desarrollo de modelos más eficientes y lanza el Cayenne en variante híbrida enchufable como versión cumbre de la familia SUV que alcanza una autonomía máxima de 40 kilómetros. Con las siglas Turbo S E-Hybrid en carrocería normal y cupé, destacan por una potencia combinada de 680 caballos, fruto de un motor V8 de cuatro litros de 550 CV y otro eléctrico de 136.

La respuesta es prácticamente instantánea en todo el margen de revoluciones, gracias también a un elevado par de 900 Nm, disponible apenas superado el régimen de ralentí y que se mantiene constante hasta 5.000 revoluciones. Ambos modelos aceleran de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y la velocidad máxima es de 295 km/h. Con esas prestaciones casi de superdeportivo, el consumo medio parte de 4,9 l/100 km con unas emisiones de 111 gr/km.

El propulsor eléctrico de los Cayenne Turbo S E-Hybrid, va ubicado entre el V8 de gasolina y la transmisión automática Tiptronic S de ocho marchas. Incorpora un modo de conducción E-Power, que puede propulsar el vehículo hasta una velocidad máxima de 135 km/h solo en eléctrico. También se puede utilizar en otros modos con el dispositivo Sport Chrono Package para conseguir un extra de potencia.

La batería de iones de litio se instala debajo del piso del maletero, con una capacidad de 14,1 kWh. Se puede cargar por completo en 2,4 horas con el cargador AC de 7,2 kW que lleva de serie al utilizar una conexión de 400 voltios y 16 amperios. El proceso de carga dura seis horas en un enchufe doméstico.

Ambas versiones equipan de serie el sistema de estabilización del balanceo, diferencial autoblocante trasero, frenos cerámicos, llantas de aleación ligera de 21 pulgadas en diseño Aero, dirección Power Steering Plus y el Sport Chrono Package. Es opcional la suspensión adaptativa de tres cámaras, con gestión activa de los amortiguadores, llantas de aleación ligera de hasta 22 pulgadas y un eje trasero direccional.

La conectividad en todos los Cayenne es de serie. Agrupa navegación online con información de tráfico en tiempo real, control por voz y otras funciones como la búsqueda de estaciones públicas de recarga. Todos los híbridos de Porsche cuentan con un sistema de climatización auxiliar de serie, que se puede controlar de forma remota a través del PCM o de la app Porsche Connect.

Otros elementos de equipamiento son el sistema de control de crucero con función de limitador de velocidad, protección de peatones con cámara y asistencia al aparcamiento delante y detrás. Entre los extras, los faros mátrix led, head-up display, visión nocturna con cámara de imagen térmica y el copiloto digital Porsche InnoDrive, que engloba el control de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales, guiado activo por el carril, asistente para cruces y la frenada de emergencia.

La variante cupé es aún más deportiva y destaca por las líneas afiladas con un techo exclusivo y la acentuada sección posterior, el apéndice aerodinámico trasero adaptativo, dos asientos individuales para las plazas traseras y dos diseños de techo diferentes, uno fijo panorámico de cristal y el opcional de carbono.

Ya se admiten pedidos de los Cayenne Turbo S E-Hybrid, con un precio de 177.041 euros para la carrocería normal y 180.792 euros cuesta el cupé.