Fiat 500 X Sport: La pieza final del puzle

Faros led de serie y nuevas llantas que se pueden escoger de 18 o 19 pulgadas./
Faros led de serie y nuevas llantas que se pueden escoger de 18 o 19 pulgadas.

El Fiat 500X Sport llega para darle el toque deportivo a la completa gama del crossover italiano, con dos versiones gasolina y un diésel

MARIO ESCATFlorencia (Italia)

La gama 500 de Fiat continúa creciendo, y ahora se completa el SUV 500 X con la llegada de la versión más deportiva denominada Sport, que se convierte en la más exclusiva y equipada, un modelo que ya hemos tenido la oportunidad de conocer sus nuevos detalles.

Exteriormente este nuevo acabado incorpora un nuevo parachoques delantero, con pasos de rueda más grandes y del mismo color que la carrocería. Las llantas pueden ser de 18 o 19 pulgadas, lo que dota al vehículo de una imagen deportiva. Aparecen detalles en gris titanio, como la moldura delantera, los tiradores de las puertas, las carcasas de los retrovisores, inserciones del paragolpes y el tirador del maletero. Los faros incorporan de serie tecnología led y se incorpora un doble escape cromado. A nivel técnico la suspensión es más corta y de mayor rigidez, lo que da una imagen visual más atractiva y también más agilidad al volante.

Imagen más deportiva

En el interior aparecen un pomo del cambio en aluminio, techo con recubrimiento oscuro, volante de piel sintética y salpicadero en color gris titanio, con otros con detalles metálicos pintados en el mismo color que la carrocería. Como opción, tenemos tapizados en alcántara para algunas partes del salpicadero o volante, así como pedales de aluminio. Los asientos son de color negro con costuras en gris y rojo y el logo '500' en color gris.

El equipamiento de serie es bastante completo, incluyendo sistema de aviso de cambio de carril con acción sobre el volante, reconocimiento de señales de tráfico, sistema multimedia con una pantalla de siete pulgadas, navegador, conexión con Apple CarPlay o Android Auto, climatizador, control de velocidad por radar, sensores de aparcamiento traseros y freno de estacionamiento eléctrico. Por otro lado, cuenta con un maletero con una capacidad de 350 litros.

El interior es sencillo con los mandos muy a mano.
El interior es sencillo con los mandos muy a mano.

Gasolina y diésel

El Fiat 500X Sport más potente monta un propulsor 1.3 litros gasolina turboalimentado de 150 caballos combinado con un cambio automático de doble embrague. También, está disponible con el motor 1.0 de 120 CV de gasolina con caja de cambios manual de seis velocidades, y un 1.6 diésel de 120 caballos y cambio automático.

Los precios parten de los 17.000 euros para el modelo gasolina de 120 caballos, el de 150 caballos costará unos 20.000 euros y la versión diésel ronda los 22.000. El Fiat 500X Sport ya está a la venta en los concesionarios.

Nos ponemos al volante

Para esta primera toma de contacto en un recorrido bastante corto -de 70 kilómetros- por los alrededores de la bella localidad italiana de Florencia, en un trazado bastante virado y con mucho tráfico, elegimos la versión más potente, de 150 caballos y caja de cambios automática. La posición de conducción es acertada y aunque estamos sentados un poco más bajos que en otros SUV's, las sensaciones son buenas, así como la visibilidad delantera y trasera. Lo primero que apreciamos claramente al ponernos en marcha es que la suspensión se ha endurecido de forma notable, lo que impide que el coche tenga balanceos, tal como sucede con algunos de sus hermanos de gama. Esto unido a una dirección directa y sensible hace que en tramos muy bacheados y virados, controlar la trazada elegida sea tan real como en un auténtico deportivo, con correcciones de trayectoria más habituales que en los modelos más 'ruteros' de la gama Fiat 500 X.

El interior está bien resuelto, con buenos materiales y aislamiento, y el ruido del motor apenas se aprecia cuando vamos en marcha, incluso cuando ponemos el coche a altas revoluciones. La caja automática, aunque está escalonada correctamente, en ocasiones se retrasa algo en la respuesta del acelerador, aunque si utilizamos las levas del volante, mejora sensiblemente.

Todos los indicadores quedan muy a la vista y los mandos a mano, aunque la pantalla de siete pulgadas nos parece algo pequeña para este modelo de la marca italiana.

En la trasera destacan las lunas tintadas y la doble salida de escape cromada.
En la trasera destacan las lunas tintadas y la doble salida de escape cromada.