Mercedes Clase E: Pasajeros del viento

El diseño exterior combina el atractivo del Clase E con el de un gran descapotable./
El diseño exterior combina el atractivo del Clase E con el de un gran descapotable.

Lo mejor de Mercedes se une en el Clase E cabrio, con calidad, tecnología y espacio para largos viajes

REDACCIÓN MOTOR

Mercedes tiene una amplia tradición en modelos descapotables, lo que se refleja en una gama en la que todas sus berlinas tienen un derivado coupé y, estos a su vez, un cabrio, de modo que tenemos un Clase C, un Clase E y un Clase S de cuatro plazas y techo de lona. Además la marca ofrece tres deportivos biplaza con los que disfrutar del viento: el compacto SLC, el clásico SL y el deportivo AMG GT Spyder.

Los tres primeros, derivados de berlinas, son de cuatro plazas, y destaca el equilibrio del Clase E. Disponible desde 61.000 euros, cuesta unos 6.000 euros más que el Clase C con el mismo tipo de motor -precisamente el diesel de 194 CV de esta prueba-, aunque el 'benjamín' se ofrece desde algo más de 53.000 euros con motores menos potentes. Ambos se quedan lejos de los más de 170.000 euros que Mercedes pide por el Clase S descapotable, lo que lo deja en el territorio de los coches para millonarios.

Deseos razonables

En cambio un Clase E Cabrio es un capricho que muchos clientes de la marca se pueden permitir. Hereda el espíritu del CLK descapotable un coche muy popular en su momento y que hizo que los Mercedes cabrio de cuatro plazas tengan gran arraigo entre el público. La nueva generación del Clase E destaca, sobre todo, por su apariencia tecnológica. Si por fuera el diseño es el del coupé con algunos toques de exclusividad, especialmente si elegimos el acabado AMG, por dentro es como entrar en un prototipo del futuro, con las dos pantallas digitales de gran tamaño cubriendo gran parte del cuadro. Maderas claras sin barnizar, salidas de aire tipo turbina o el fácil uso del equipo multimedia hacen que el lujo nos envuelva. Sus asientos tienen un tapizado que refleja la luz del sol para reducir su temperatura, aún así son ventilados y calefactables, y cuentan con la 'bufanda térmica' habitual en la marca. Además, el Clase E tiene un 'alerón' extra encima del parabrisas que emerge para limitar el aire que llega a las plazas traseras, donde también hay paravientos.

La unidad que probamos tiene el motor diesel de dos litros, 194 CV y nuevo diseño. Es silencioso, y se une a un cambio de nueve marchas de suave funcionamiento. A priori para un descapotable parece más indicado un motor de gasolina y su escaso y bonito sonido. En este Clase E Mercedes solo ofrece el V6 de 300 CV por 73.000 euros. Si queremos otras opciones de gasolina o bien nos vamos al AMG, cuya tarifa supera los cien mil euros, o 'bajamos' al Clase C Cabrio, con versiones de 184 y 256 CV por debajo de los sesenta mil euros.

Nos ponemos en marcha y se aprecia el gran trabajo de confort, dinamismo y silencio que la marca ha realizado en este coche. El rumor del diesel apenas se aprecia, y el coche mantiene una alta velocidad con muy bajas revoluciones gracias al cambio de nueve marchas.

Confortable y lujoso

La verdad es que conducirlo y disfrutarlo es un placer, y si al principio el motor diesel no nos parecía el más adecuado, si lo que vamos a hacer es, sobre todo, carretera, se convierte en un gran aliado para todo tipo de viajes.

La trasera del Clase E resulta muy proporcionada y elegante.
La trasera del Clase E resulta muy proporcionada y elegante.

El Clase E nos parece el Mercedes descapotable más equilibrado, así que sólo cabe elegir bien el motor, los colores y las opciones para quedarnos con un coche de capricho apto tanto para los fines de semana como para el día a día. Tecnología, calidad, refinamiento y lujo se reúnen en este automóvil, que en cambio no tiene el plus de deportividad que sí tienen algunos rivales o también las versiones AMG del modelo.

En este E220d se trata de relax al volante, buena música y temperaturas suaves. Si el calor aprieta no hay duda: plegamos la capota, ponemos el climatizador y esperamos a que la noche nos permita descubrirnos y disfrutar de la brisa del verano.

Dentro de la amplia gama de descapotables de Mercedes el Clase E nos parece el más completo, al reunir una auténtica capacidad para cuatro pasajeros con un precio razonable y lo último en tecnología. Nos gustaría contar con motores de gasolina de cuatro cilindros, pero el diesel cumple con silencio, confort y un consumo comedido.

Doble pantalla en el interior, muy sofisticado.
Doble pantalla en el interior, muy sofisticado.

Fotos

Vídeos