Mercedes GLE 350 de y GLC 300 e, tercera generación de híbridos enchufables

Mercedes GLE 350 de y GLC 300 e, tercera generación de híbridos enchufables

Dos variantes gasolina y diésel que destacan por su eficiencia

La tecnología híbrida enchufable de tercera generación es el 'corazón' principal de los nuevos Mercedes GLE 350 de 4Matic y GLC 300 e 4Matic, el primero diésel y gasolina el segundo. En ambos casos, pero sobre todo en el de gasóleo la eficiencia es sobresaliente y con una autonomía en modo eléctrico de casi 100 kilómetros.

El GLE 350 de se caracteriza en la carrocería por un diseño especial de la parte trasera y un eje trasero, necesario para equipar una batería más grande. Estas modificaciones permiten que no haya un escalón en el piso del maletero, con una capacidad que alcanza los 1.915 litros con los asientos traseros abatidos.

Este SUV dispone de una toma de carga y puede ser enchufada tanto para corriente alterna (AC) como continua (DC). En las mejores estaciones de carga DC, la recarga de la batería se realiza en aproximadamente 20 minutos (del 10 al 80 % de carga) o en media hora si se opta por la carga completa.

El GLC 300 e 4Matic se reconoce por los detalles deportivos en el exterior y la carrocería se acentúa por unas líneas musculosas y adornos cromados de serie. Incorpora iluminación led High Performance de serie, con contornos más pequeños y planos que hace que el haz de las luces diurnas sea aún más prominente y que la firma típica lumínica de Mercedes sea aún más reconocible.

Los híbridos enchufables de Mercedes llevan la etiqueta EQ Power y en el caso de EQ Power+ es para la tecnología híbrida de elevado rendimiento que Mercedes-AMG usará en la carretera en el futuro y que ya se emplea en la Fórmula 1. A finales de este año, el fabricante tendrá más de diez vehículos híbridos enchufables, con un objetivo de más de 20 variantes de modelos en 2020.

El nuevo cargador duplica la capacidad de carga, que pasa de 3,6 kW a 7,4 kW. Por tanto, una batería descargada puede cargarse completamente en 1,5 horas con un «wallbox» situado en la casa del usuario. El periodo se extiende a cinco horas con un enchufe doméstico. Además, y gracias al sistema de información y entretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience), informa al conductor de las estaciones de carga.

Gracias al navegador, es posible localizar estas estaciones de carga y acceder a través de la tarjeta Mercedes me Charge, la aplicación Mercedes me o directamente desde el coche. Así, se puede acceder opcionalmente a una de las redes de carga más grandes del mundo, con más de 300 operadores diferentes solo en Europa.