Mercedes GLE, innovación a tope

Mercedes GLE, innovación a tope

Más grande, el nuevo modelo continúa con el estilo original del todoterreno pero es mucho más tecnológico

Mercedes renueva el GLE. El fabricante, como suele ser habitual, no aporta unos profundos cambios estéticos y permanece al carácter original del vehículo todoterreno. Eso sí, el nuevo modelo se caracteriza por las mejoras en cuanto a tecnología, con sistemas de asistencia más innovadores. El habitáculo es más espacioso y se ofrece con capacidad para siete pasajeros.

La estética cambia a un diseño más impactante y con la ventaja de que la aerodinámica es mejor que la del modelo anterior. Con la supresión de todo adorno superfluo o aristas, se trata de transmitir lujo en carretera y fuera del asfalto. Con proporciones características como la batalla larga y los voladizos cortos, se combina con ruedas de gran tamaño. En el frontal, la calandra del radiador se coloca en posición erguida, dos resaltes longitudinales se aprecian en el capó y la protección estética de los bajos va cromada. El diseño específico de los faros le hace aún más llamativo.

Otros pequeños detalles son los pasos de rueda revestidos, barras longitudinales en el techo o los estribos laterales iluminados disponibles como opción, que hacen referencia al carácter SUV del modelo. Detrás, destacan las luces traseras más planas, divididas en dos partes y la protección estética de los bajos de la carrocería también está cromada.

En comparación con su antecesor, el nuevo GLE se distingue por una batalla más larga (2.995 metros), lo que significa un aumento de 80 milímetros. Por tanto, es mayor la amplitud interior, sobre todo en las plazas traseras. El espacio para las piernas en la segunda fila de asientos ha aumentado en 69 mm. y el hueco por encima de la cabeza en la parte trasera es 33 mm. mayor si se montan los asientos traseros de serie fijos, con respaldo dividido en tres secciones en proporción 40:20:40.

El volumen del maletero asciende a 825 litros, y a un máximo de 2.055 litros con los respaldos de la segunda fila de asientos abatidos. El acceso al habitáculo desde el maletero es ahora 72 mm. más ancho para un mejor acceso de objetos voluminosos. En combinación con la suspensión neumática es posible rebajar la altura de la parte trasera en unos 40 mm. para facilitar la carga y descarga del maletero. Es opcional una tercera fila de asientos abatible, con dos plazas adicionales.

Con el GLE, se ofrece la última generación del sistema multimedia MBUX, con dos grandes pantallas contiguas en formato de 12,3 pulgadas. Se puede elegir entre cuatro estilos de visualización diferentes, como el Modern classic, una evolución de los indicadores clásicos en materiales nobles y ligeros. El Sport presenta un diseño en forma de turbinas con contrastes deportivos en negro y amarillo. El denominado Progressive visualiza el mundo digital en formato reducido y en el Discreto todas las indicaciones se limitan al mínimo.

Una de las innovaciones más importantes del nuevo GLE es el control activo de la suspensión hidroneumática. Basado en una red eléctrica de 48 voltios, es posible regular de forma independiente la amortiguación en cada rueda y en consecuencia equilibrar el balanceo y elevación de la carrocería. Disponible en opción para los GLE con motor de seis cilindros o superiores, el sistema es capaz de recuperar energía eléctrica.

Una función todoterreno completamente nueva es el modo para desatascar las ruedas. Si el GLE ha quedado atrapado en la arena, esta función puede contribuir a liberar con facilidad el vehículo. Se aumenta y reduce varias veces seguidas el nivel del tren de rodaje para modificar la presión de los neumáticos sobre el suelo y mejorar por tanto la tracción. Así, se libera para salir del obstáculo.

En lo referente a otros sistemas de asistencia, el de retenciones ayuda al conductor al circular con tráfico lento hasta una velocidad aproximada de 60 km/h e incluso asistirle a la hora de crear un pasillo para permitir el acceso a los servicios de emergencia, mientras que la función de giro del asistente de frenado activo y el sistema detecta peligro de colisión, el GLE puede frenar automáticamente en el margen de velocidad típico de las maniobras de giro.

Los modelos con motor de seis y ocho cilindros o con propulsión híbrida enchufable pueden equiparse por primera vez con tracción integral variable que regula la distribución del par entre el eje delantero y el trasero en un margen de 0 a 100 %, en función del programa de conducción seleccionado. Con el paquete Offroad se ofrece como novedad una tracción integral con desmultiplicación con un funcionamiento parecido al de las antiguas reductoras.

Es novedad el nuevo motor de gasolina de seis cilindros en línea. Desarrolla una potencia de 367 CV y 500 Nm de par, a los que se suman otros 250 Nm de par y 22 CV de potencia mediante la función EQ Boost durante un breve espacio de tiempo. En todas las variantes del nuevo GLE se utiliza para la caja de cambios una transmisión automática 9G TRONIC. En los motores de cuatro cilindros, la tracción integral 4MATIC transmite el par en una proporción fija de 50:50.

El nuevo Mercedes se comercializará a comienzos del año que viene, y más adelante se ampliará la gama de propulsores con una variante híbrida enchufable. Los precios se darán a conocer a finales de otoño.

Fotos

Vídeos