Los mejores de la gama Ateca

La gama tiene ahora el acabado 'Edition' para aumentar la dotación a buen precio./
La gama tiene ahora el acabado 'Edition' para aumentar la dotación a buen precio.

La llegada del motor diésel y la renovación del gasolina, los dos de 150 CV, convierten a estos Ateca en los SUV más destacados de Seat

ALEX ADALIDSegovia

Cuando se lanzó hace tres años el Seat Ateca, las previsiones apuntaban a que el motor 2.0 TDI de 150 CV con tracción delantera sería la versión más vendida, pero un traspiés en la homologación nos privó de poder disfrutar de esa motor en la gama. El motivo es que modelo se diseñó sin el filtro anti-polución y, al final, era necesario instalarlo. Con la producción ya lanzada y, afortunadamente para Seat, prácticamente vendida, la marca decidió esperar a la llegada del nuevo protocolo de medición de misiones WLTP para incorporar este motor en versión de tracción delantera a la familiar Ateca.

¡Por fin, TDI 150 CV!

GAMA

Motor | Potencia | Consumo | Precio
1.5 turbo | 150 CV | 5,5 | 27.020
1.5 turbo automático | 150 CV | 5,7 | 29.190
1.5 turbo auto. 4x4 | 150 CV | 6,5 | 34.730
2.0 TDI | 150 CV | 4,7 | 28.136
2.0 TDI automático | 150 CV | 4,7 | 29.690
2.0 TDI auto. 4x4 | 150 CV | 5,5 | 35.010
*Precios sin promociones
Gama Ateca desde 18.900 euros (motor 115 CV)

Y teníamos muchas ganas de probarlo, porque aunque la gama del SUV español es de las más amplias del mercado -seis motores, dos tipos de cambio y dos tipos de tracción-, le faltaba esa pieza que hiciera del Ateca un coche agradable de conducir, con suficiente potencia y con bajo consumo. El modelo ya ha llegado, y se presenta en versión manual de seis marchas y en un interesante automático de siete velocidades. Con tracción total se ofrece ahora sólo con cambio automático -antes solo con manual-, y a la cita se suma el motor 1.5 TSI de 150 CV, una evolución el 1.4 de 140 CV que equipaba la marca hasta ahora y que es el más venido de la familia. Que ambos coincidan en potencia es una buen excusa para analizarlos.

El TDi 150 CV es el más equilibrado de la gama, con potencia, bajo consumo y buen agrado al volante. Con cinco años de garantía y revisiones y bien equipado, se ofrece desde algo más de 23.000 euros

Tomamos primero los mandos de la versión de gasolina. Es un motor con más potencia y cilindrada que antes, pero un funcionamiento diferente. Acelera bien, pero sin una fuerza contundente, así que la conducción debe ser suave. Una vez lanzado consigue buenos promedios de velocidad con consumos del entorno de los nueve litros, que pueden ser menos si aligeramos el pie derecho, pero al final el Ateca es un SUV, y tiene que mover un peso elevado, por lo que en subidas tenemos que reducir, tanto en el cambio manual como el automático, para tener un ritmo vivo. Afrontamos un bonito puerto de montaña, y se agradece la buena puerto a puntos del chasis del Ateca. No hay en el mercado un SUV que sea cómodo y se sujete tan bien en las curvas, con una muy buena precisión en la dirección. En cuanto al resto de los detalles, en las versiones probadas todo pinta de maravilla, con unos nuevos leds en el paragolpes que hacen de luz de giro y acompañan a los full-led del faro principal, parrillas en negro brillante y, en general, aspecto de coche muy nuevo, que no parece que lleve tres años en el mercado.

El cuadro digital es de serie en las versiones 'Edition'.
El cuadro digital es de serie en las versiones 'Edition'.

El mejor de la gama

Pasamos al motor estrella de la nueva gama. Volver para probar el 2.0 TDI de 150 CV es como encontrarnos de nuevo con un viejo amigo. Empuja con fuerza desde la primera velocidad y se reengancha al tráfico con firmeza. Es divertido de conducir, ágil y apostaríamos a que es el más prestacional de la gama, Ateca Cupra aparte, ya que no tiene el peso y rozamiento de las versiones de 190 CV y tracción total. Se nos pone una gran sonrisa con este coche, en especial en el acabado deportivo FR, con llantas más grandes, faldones de color carrocería y un interior totalmente negro que le dan un aspecto de alta calidad. Salimos del asfalto y el Ateca permite algunas alegrías con una buena altura al suelo y varios modos de conducción, pero no hay que 'venirse arriba', ya que las grandes llantas y los enormes baches no casan muy bien.

Hablando del interior, todas las unidades probadas tienen el cuadro de mandos digital, que impacta mucho pero no proporciona una información más legible. A su vez, el Apple Car play o Android Auto es imprescindible en el Ateca, que se conecta bien al teléfono móvil, un paso por delante de casi todos sus rivales. Entre las opciones hay detalles como el portón eléctrico, no muy habitual en su clase, aunque se echa en falta el volante calefactable o las cortinillas en las plazas traseras.

Oferta de lanzamiento

Con una tarifa oficial de 27.000 euros para el gasolina y 28.500 euros en el diesel, Seat ha decidido apretarse el cinturón y ofrecer ambos por un precio, con oferta de financiación, entrega de coche usado y cinco años de garantía y revisiones, de entre 23.000 y 24.000 euros, todo ello con unos 1.500 euros de equipo extra del pack 'Edition', compuesto por el cuadro digital, los faros full-led y la pantalla de 8 pulgadas con conectividad. La verdad es que, por 23.500 euros, el Ateca 2.0 TDI nos parece una de las mejores compras de su clase, un modelo con el que la firma va a seguir escalando en listas de ventas, donde ahora ocupa el quinto lugar en 'la general', aunque lastrado porque, entre los SUV con motor diesel, el Ateca es el undécimo en ventas, una situación que cambia con la llegada de esta nueva mecánica. En cuanto a los amantes de la gasolina, si quieren vivir con mayor suavidad y menor ruido, pero también con mayores consumos, el TSI es una buena mecánica, sin las prestaciones del TDI, que siempre tiene más fuerza, pero mayor suavidad y buenas cualidades para, como en el diesel, liderar las ventas gasolina de la familia Ateca.

El motor preferido de la gama Seat, el TDI de 150 CV, llega por fin a la gama Ateca, y lo hace acompañado de la renovación del motor equivalente en gasolina. Son las dos versiones que mejor conjugan prestaciones, consumo y precio ajustado, y por tanto las más interesantes de la gama.

Las versiones FR tienen un gran atractivo con paragolpes y protecciones pintados.
Las versiones FR tienen un gran atractivo con paragolpes y protecciones pintados.

Más