Lexus ES 300h: Lujo y confort con ecología

Poderosa imagen y cinco metros de largo./
Poderosa imagen y cinco metros de largo.

Lexus lanza en España la berlina ES 300 híbrida, la única en su clase que combina calidad, sofisticación y etiqueta 'eco' en toda la gama

MARIO ESCAT Málaga

El Lexus ES llega por primera vez al mercado español, pese a ser su séptima generación. Está fabricado en Estados Unidos, y se trata de una berlina de casi cinco metros de largo que se comercializa exclusivamente en su versión híbrida, con una potencia de 218 caballos y cambio automático y hasta cinco versiones de equipamiento, del 'eco' al Luxury.

Diseño japonés

Su aspecto externo es imponente, con líneas afiladas y una parrilla delantera enorme, siguiendo el estilo de la berlina LS en la que se inspira, tanto en su imagen como en su interior. Las versiones estándar tienen unas barras verticales desde el centro de la parrilla, mientras que los modelos F Sport añaden una trama cruzada en color negro. Se ha cuidado de forma especial la eficiencia aerodinámica, con una línea muy estilizada en el techo y numerosos cortes y formas más rectas para reducir la resistencia al viento. Son también nuevos las entradas de aire, los faros delanteros y los paragolpes. En la zaga aparecen unos renovados pilotos tipo le, y la versión F Sport incorpora un pequeño alerón trasero.

Con precios entre 45.000 y 65.000 euros, las versiones comparten la misma mecánica de 218 CV

El interior de este Lexus está plagado de lujo, con unos materiales y acabados de primer orden: madera de bambú, cuero y un acabado metálico que el fabricante denomina 'Hadori' en el modelo F Sport, de aspecto tridimensional, que varía en función del ángulo de visión. En cuanto al maletero, la capacidad es ajustada, con 454 litros, fruto de la presencia de baterías.

La versión de inicio incorpora una pantalla central de 8 pulgadas que se cambia por una de 12,3 pulgadas en el acabado F Sport, con navegador, internet y mando por voz. Hay dos instrumentaciones diferentes en función del acabado, que puede conllevar la proyección de la información en el parabrisas. Dispone de la tecnología 'Lexus Connected' que permite la localización del vehículo aparcado e informaciones como velocidad o distancia recorrida.

Máxima tecnología

Lógicamente, el equipamiento de ayuda al conductor es muy amplio, con la segunda generación del 'Lexus Safety System+', que incluye el sistema adaptativo de luces de carretera, de frenado de emergencia automático, sistema de detección de ciclistas y peatones, etcétera. También ofrece el asistente que logra mantener el vehículo en el centro del carril, conexión automática de luces largas y programador de velocidad activo con reconocimiento de señales de tráfico. Se suma a todo ello un equipo de audio Mark&Levinson con 17 altavoces.

Sólo híbrido

En cuanto a la mecánica, este ES 300h, combina un motor de gasolina de cuatro cilindros con una cilindrada de 2,5 litros y 178 CV con otro propulsor eléctrico de cuarta generación con 120 CV. La potencia total del sistema es de 218 CV. El consumo de combustible en ciclo combinado se sitúa en 5,3 litros cada cien kilómetros. El motor eléctrico y el generador ofrecen una menor longitud y la batería está ubicada debajo del asiento trasero. El cambio es de variador continuo, sistema al que, tanto Toyota como Lexus, siguen fieles desde hace muchos años. Es muy confortable, pero en aceleración tiene una reacción lenta.

El cuadro de mandos tiene una enorme pantalla central de 12 pulgadas en las versiones más equipadas.
El cuadro de mandos tiene una enorme pantalla central de 12 pulgadas en las versiones más equipadas.

Nuestra primera toma de contacto, en primer lugar con la versión estándar, se desarrolló en un itinerario de unos 200 kilómetros por viradas carreteras de la provincia de Málaga. Lo primero que apreciamos a la hora de ponernos el volante es que nos encontramos ante un auténtico coche de gama premium, tanto por la calidad y apariencia de sus acabados, como por la excelente disposición de todos los mandos y la información que nos facilita. El asiento del conductor, con múltiples regulaciones, junto con las del volante, nos permite adoptar una magnífica posición, con mucho confort.

En marcha, este híbrido ofrece un nivel sonoro muy bajo y un magnifico rodar que nos permite devorar los kilómetros sin el menor esfuerzo, ayudado por una suspensión muy confortable que da la sensación de blanda, pero que no ofrece ningún tipo de balanceo de la carrocería.

En cuanto a las prestaciones, siguen la línea de la marca, que sin aportar unas aceleraciones fulgurantes, sí son suaves y progresivas. Tan solo, la adopción del cambio de variador continuo produce en ocasiones que se eleve el nivel sonoro o baje de marcha antes de lo deseado y el uso de las levas del volante no solucionan el problema. La transición entre el motor eléctrico y el de combustión es apenas perceptible.

Confort para todos

Tuvimos la oportunidad de sentarnos unos cuantos kilómetros en la parte trasera, y con la posibilidad de inclinar los respaldos, la posición es muy amplia y confortable, incluso para tres pasajeros, disponiendo asimismo de un reposabrazos central con un enorme hueco con posavasos y mandos para la radio, calefacción de los asientos, tomas USB, etcétera.

Cuando nos ponemos al volante de la versión F Sport, nos movemos de forma más ágil y deportiva, gracias a la configuración de su tren de rodaje y amortiguadores, más firmes y enérgicos y una configuración interior más atractiva. Los precios de venta oscilan entre los 45.000 euros de la versión eco a los 65.800 del Luxury, pasando por los 62.000 del F-Sport. Todos disfrutan de la etiqueta 'eco' de la DGT, por lo que no sufren limitaciones a la circulación en ciudades que los implanten a medio plazo.

Este Lexus está dirigido a un cliente dentro del segmento premium, que busca un coche de impecable imagen, excelentes acabados y buena tecnología, pero conduce de forma relajada y las prestaciones no son prioritarias. El precio varía mucho según la versión.

La versión F-Sport cuenta con un kit más deportivo.
La versión F-Sport cuenta con un kit más deportivo.

 

Fotos

Vídeos