Lexus ES 300h: Ecología con distinción

El Lexus ES sigue la línea evolutiva en cuanto a diseño de la marca japonesa./
El Lexus ES sigue la línea evolutiva en cuanto a diseño de la marca japonesa.

El Lexus ES 300h es una gran berlina con mecánica híbrida que apuesta por el bajo consumo y el máximo lujo, innovación y confort

LUIS CARBONELL

Tras seis generaciones desde que viera la luz en 1980, el Lexus ES desembarcará en 2019 en Europa. La marca japonesa mantiene su tendencia de apostar por diseños cada vez más agresivos y estilizados, y en este modelo sacrifica ligeramente su potencia respecto a otros híbridos en el mercado en beneficio de la calidad, el confort, la eficiencia y la sensación de conducir un Lexus a un precio más que atractivo.

Estéticamente el Lexus ES 300h, que será la única versión que llegará a España, se muestra refinado y con una estética que se aleja un tanto del concepto de berlina más tradicional y se acerca a una línea más coupé y deportiva. Sus rivales más claros son el Audi A6, el BMW Serie 5 o el Mercedes Clase E.

El frontal, con la gran parrilla característica de la marca y sus faros angulados ya hacen ver que efectivamente este modelo respira identidad Lexus por los cuatro costados. En cuanto a su perfil destaca la caída del techo, muy pronunciada a partir del pilar B, lo que le confiere un aspecto muy deportivo sin que se resienta la habitabilidad interior gracias a sus 4,96 metros de longitud. Es de hecho la segunda berlina más grande de la gama de la marca japonesa, solo superada por el Lexus LS. En la parte trasera, con un maletero de 454 litros, se repiten las líneas anguladas, desde los faros hasta su alerón.

Mayor tamaño y espacio

El cambio de concepto se nota en sus medidas respecto al anterior Lexus ES, aumentando en 65 milímetros su longitud, en 45 mm. su anchura y en 50 mm. su distancia entre ejes, lo que se traduce en una notable mejoría en su habitabilidad interior pese a ser ligeramente más bajo como consecuencia de la caída del techo. Un ocupante de 1,80 m. viajará cómodamente, tanto por altura como por espacio para las piernas que también ha aumentado.

En el habitáculo delantero el puesto de conducción está muy logrado, con asientos cómodos y muy bien colocados con pedales y mandos muy a mano, y el concepto 'Seat in Control' introducido por Lexus para que el conductor tenga todos los controles e información que necesita a la vista.

Los acabados son de gran calidad y el habitáculo rezuma comodidad y refinamiento gracias a la utilización de materiales como la madera o el aluminio. No se nota diferencia en este aspecto respecto a modelos como el Lexus GS, sensiblemente más caro.

Calidad a la vista

El cuadro de mandos es moderno y funcional. Viene apoyado por una pantalla multimedia de 12,3 pulgadas en las versiones más equipadas -8 pulgadas en el resto- con control táctil, reconocimiento de voz y algunos botones físicos fuera de la misma. El 'head-up-display' sobre el parabrisas ayuda a mantener toda la información de interés bien a la vista en todo momento.

Entre los sistemas de asistencia a la conducción destacan el frenado automático de emergencia con reconocimiento de ciclistas y mejoría en la detección de peatones por la noche, mantenimiento de carril, programador de velocidad activo y adaptable a las velocidades marcadas por las señales de tráfico y luces largas automáticas.

El Lexus ES 300h contará con cinco niveles de equipamiento diferentes -ECO, Business, Executive, F-Sport y Luxury- que lo hacen moverse entre los 45.500€ y los 65.800€. En todos ellos montará un motor de gasolina de 2,5 litros totalmente nuevo y una potencia de 218 caballos de potencia y un sistema híbrido autorrecargable con baterías de hidruro de níquel-metal.

Menos es más

Además utiliza la nueva plataforma modular GA-K desarrollada por Toyota para algunos de sus modelos, de tracción delantera y un planteamiento más deportivo de lo habitual en Lexus. Esta combinación favorece que en cuanto a prestaciones, y a pesar de perder ligeramente en potencia, aceleración y ángulo de curva respecto a otros híbridos del mismo segmento –si bien casi siempre más caros-, el Lexus ES 300h mantenga un elevado nivel de conducción, un destacado confort interior, muy baja sonoridad y un consumo muy destacable de 4,7 litros a los 100 kilómetros según la homologación actual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos