Nissan ProPilot: El futuro más cercano

El botón azul en el volante activa el ProPilot./
El botón azul en el volante activa el ProPilot.

Nissan introduce en el Qashqai la conducción autónoma bajo el nombre 'ProPilot' que hace más cómodo y seguro circular en el tráfico del día a día

MARIO ESCAT BARCELONA

Las marcas de vehículos avanzan de forma constante en diseño, tecnología y seguridad, juntando todo esto, se avanza también en la tan anunciada conducción autónoma, y Nissan se acerca cada vez más a ella gracias a su sistema 'ProPilot', que introduce en su modelo más vendido, el Qashqai, equipado con el motor 1.6 diesel de 130 caballos con caja de cambios automática. El sistema 'ProPilot' se activa cuando pulsamos un botón azul situado a la derecha en el volante. Este sistema autónomo es de 'nivel 2', de los cinco que consta la conducción autónoma y en el que el quinto serán coches que se muevan sin conductor. Por tanto no se trata de una conducción autónoma total, sino de que el coche tome el mando por sí mismo cuando las circunstancias lo permiten, ayudando al conductor a circular de forma más segura y relajada.

El 'ProPilot' utiliza la cámara frontal, un radar también delantero y una potente programación para detectar el carril de la carretera y los coches que circulan delante nuestro. Al activarlo, el coche se mantiene en el carril, girando cuando es preciso y frena y acelera según lo haga el tráfico, manteniendo la distancia elegida sobre el vehículo que nos precede.

El ' ProPilot' se combina con otras tecnologías ya presentes en la gama bajo el sistema llamado 'Escudo de Protección Inteligente Nissan', como son por ejemplo el asistente de cambio de carril y distancia en atascos con avisos y correcciones de maniobras de forma autónoma, la detención automática o la frenada de emergencia.

El sistema obliga al conductor a mantener las manos al volante para una mayor seguridad. Está disponible para las versiones Qashqai de 1.6 litros, diésel, con caja automática y de 130 CV de potencia.

Muy efectivo

Nos ponemos en marcha y una vez en autopista, terreno por el que mejor se desenvuelve el 'ProPilot', tras apretar el botón azul, la pantalla del cuadro de relojes nos confirma que el sistema se ha activado. Establecemos la velocidad a la que deseamos circular, y con otra tecla situada a la izquierda elegimos entre las tres posibilidades de distancia de seguridad con el vehículo que nos precede. De forma inmediata situamos las dos manos en el volante y aparece un botón verde en la pantalla detrás del volante. Sin tocar para nada los pedales y con las manos solo dejadas caer sobre el volante el Nissan circula a la velocidad elegida, reduciendo la misma en caso de acercarse al vehículo precedente. Nos gusta que, al contrario de otros sistemas que hemos probado, el vehículo no tenga el efecto 'ping-pong' moviéndose dentro del carril entre las dos líneas de forma suave, pero no muy cómoda. El Nissan se mantiene en el centro del mismo, y tiene gran suavidad en las frenadas y arranques. El sistema consigue que, por ejemplo en una situación de atasco, el coche arranque, acelere y frene por sí mismo, evitando alcances por despistes, muy habituales en las rondas periféricas de las ciudades.

Si queremos experimentar la conducción autónoma y soltamos las manos del volante, a los pocos segundos un aviso sonoro y visual nos indica que recuperemos el control del mismo y, si no lo hacemos, se termina desconectando.

El 'ProPilot' funciona hoy en un solo carril del tráfico. En 2019 'leerá' los carriles adyacentes y permitirá cambiar de carril con sólo tocar el intermitente, y así hasta que en el año 2022 los Nissan con este sistema que se vendan tengan ya función completamente autónoma.

El sistema se estrena con el Qashqai, y es necesario que equipe el cambio automático, pero en breve llegará al eléctrico Leaf y, de forma progresiva, a toda la nueva gama de productos de la marca.

En el SUV se ofrece con los acabados Tekna sin incremento de precios, por lo que el nuevo sistema está disponible por alrededor de 33.000 euros en el acabado base y unos 1.500 euros más en el Tekna Plus, una oferta segura y tentadora.

Con el ProPilot, Nissan se acerca de forma notable a la conducción autónoma, con un sistema centrado en la seguridad y comodidad al volante que seguro disfrutarán muchos con el SUV más vendido del mundo.

Fotos

Vídeos