El más familiar de Honda

Nuevo diseño y un enfoque más familiar para lo último de Honda./
Nuevo diseño y un enfoque más familiar para lo último de Honda.

El CR-V no solo compite con los SUV de su clase, también defiende el pabellón de la marca como modelo polivalente

ALEX ADALID

El Honda CR-V es hoy uno de los SUV de referencia del sector familiar, pero el alcance de este modelo para Honda va más allá de su propio segmento, ya que se convierte en el modelo que representa a la marca de cara a los clientes que buscan un modelo con capacidad para la familia y con la calidad y tecnología de la marca.

Dicho de otro modo, el CR-V ocupa el espacio de la berlina Honda Accord, que dejó de venderse en Europa en 2017, y de los clientes que tienen un monovolumen FR-V y que van a renovar su coche. En resumen, son muchos los que se acercan a Honda buscando un coche familiar, y el CR-V debe cumplir como tal, algo que hace con creces, combinando cualidades de varios segmentos.

Sobre todo, llamativo

Como SUV poco hay que añadir a su espectacular diseño e historia. Es el modelo de su clase más vendido en el mundo si sumamos todas las generaciones, pero no se vive de éxitos anteriores. El modelo tiene un gran atractivo, ha crecido en tamaño con respecto al CR-V anterior y se ofrece con opción de hasta siete plazas. Los motores, gasolina o híbrido, destacan por su buen rendimiento y baja sonoridad, lo que ha permitido reducir los consumos y mantener un alto nivel de confort.

Es difícil relacionar al CR-V con una berlina, pero lo hace con una alta eficiencia. La cuidada aerodinámica y diseño le confieren un confort interior similar al que podemos obtener en un modelo convencional. Si a esto sumamos más espacio, se convierte en una perfecta opción para los clientes de Honda que antes disfrutaban de un Accord.

En cuanto al monovolumen, todos los coches de esta clase aprovechan el espacio interior e implementan ideas del sector más familiar. Asientos configurables, tomas USB, asientos calefactables traseros, un amplio maletero y la opción de siete plazas son detalles que antes sólo se encontraban en los modelos de ese segmento y que ahora se ofrecen en el SUV de Honda.

Y además, aventuras

A todo ello añadimos un carácter más viajero. Es un coche que se deja ver en los caminos, de manera que los viajes se convierten en más divertidos, permitiéndonos llegar a lugares que, con una berlina o un monovolumen, no sería posible. En resumen, el CR-V permite a Honda ofertar su modelo clientes diferentes con una cualidad en común: la pasión por la marca , reconocida por su calidad, duración y tecnología.

 

Fotos

Vídeos