Las estrellas de la '6to6'

Miles de caballos, pero muchas más sonrisas y diversión al volante en esta visita de la '6to6'./
Miles de caballos, pero muchas más sonrisas y diversión al volante en esta visita de la '6to6'.

La comunidad 'sixter' visitó Valencia para el 'Costa Blanca Tour', en el que viajamos por Alicante probando las últimas novedades de AMG

A. ADALID

Six to six es una marca conocida por los aficionados a los coches deportivos. Este grupo de amigos decidió en 2006 organizar 'quedadas' para usuarios de coches de gama muy alta, modelos que pocas veces salen del garaje para disfrutar de verdad porque sus propietarios no encuentran una excusa para hacerlo. La '6to6' es la ocasión perfecta, ya que la empresa se encarga de organizar desde viajes por Europa hasta citas por rincones de España para que los propietarios disfruten al volante de sus máquinas, especialmente en las visitas a los diferentes circuitos en España y Europa.

No es la primera vez que la comunidad 'sixster' visita Valencia -con ellos hemos estado en Cheste o Requena-, pero sí es el primer Tour que les llevó hasta Alicante, así que atendimos la llamada de Mercedes Benz Valencia para unirnos a esta especial caravana ¿El motivo? Conocer las novedades de la gama AMG, patrocinador del evento.

Más que coches

La mañana empezó con emociones, ya que al aparcar nuestro Mercedes E53 AMG Cabrio pudimos ver la mayoría de los coches presentes: Ferrari 430 Scuderia y 488 Italia, Porsche 911 de todo tipo, y muy especialmente los GT3, GT2 y Turbo, Lamborghini, Maserati, Audi, BMW, un exclusivo McLaren y, por supuesto, varios Mercedes, y es que AMG ya tiene un hueco en el Olimpo del segmento.

Además de los coches de los clientes, AMG apareció en la cita con dos de los nuevos AMG GT4, el rival del Porsche Panamera, y dos unidades de los llamados 'AMG Series', nuestro E Cabrio y un CLS, ambos 53 AMG de 431 CV con el nuevo motor de seis cilindros en línea biturbo.

Tras las presentaciones en el precioso Hotel Las Arenas, lugar ideal no sólo por el perfil de los clientes, sino porque su director, Carlos Boga, es un gran aficionado al automóvil y 'sixter'. Tras el 'briefing' matinal llega el momento de salir a la ruta, y los primeros kilómetros por el puerto y la avenida de Baleares con el sonido de miles de caballos fue un espectáculo glorioso.

Empezamos la ruta con el E 53 Cabrio y, para escuchar mejor el rugir de los demás motores, descapotamos el coche y disfrutamos de lo lindo, pero las bajas temperaturas y la alta velocidad no se llevan bien, y a pesar de los asientos calefactables y la calefacción para el cuello de nuestra unidad, decidimos capotar el coche.

El placer de disfrutar

Camino de Alcoy nos reagrupamos, y ya en tierras alicantinas típicas de tramos de rallyes, las carreteras se retuercen y a la adrenalina sube. Es una gozada disfrutar de coches como estos con una potencia, sonido, aceleración y precisión encomiables.

Decidimos aprovechar la ocasión. El modelo rinde 431 CV, de los que 21 provienen de un motor eléctrico y, el resto, de un seis cilindros en línea de tres litros sobrealimentado por un turbo y un compresor eléctrico. El resultado son aceleraciones fulgurantes, ya que alcanza los cien en 4,4 segundos y recupera velocidad como un diablo. Este cabrio se entrega al placer de enlazar curvas con una precisión pocas veces vista en un descapotable derivado de un modelo de gran serie. Incluso con el motor en modo 'eco', porque no hace falta más, ponemos la suspensión y la dirección en el programa más deportivo para sentir más las prestaciones de este coche.

No hay que acelerar a fondo, ya que el control de tracción entra en funcionamiento y termina 'abrasando' los frenos, sino ir fino con la mecánica y el volante. Para cambiar de marcha es mejor confiar en el cambio automático y su posición Dynamic, ya que este Mercedes tiene nueve marchas, por lo que si usamos las levas, podemos darle hasta cuatro toques y todavía ir en quinta. En cuanto a los derrapajes, son de otra época, ya que la tracción total '4 Matic+' se encarga de que no se escape ningún caballo.

Llegamos al Museo de la moto de Guadalest, parada no programada pero que nos llena de alegría, al ver decenas de motos y coches restaurados en un bonito edificio. Con energía de sobras para seguir dándole al volante afrontamos el último trayecto y sus curvas en dirección a Gandía, donde comeremos en el interior del Monasterio San Jeroni de Cotalba. La carretera es una pasada, pero la presencia de ciclistas nos incita a la prudencia. Como decía aquél «la libertad de uno termina donde empieza la de los demás», así que aminoramos hasta llegar al Monasterio.

Nos gustó el Monasterio, pero se vive mejor fuera.
Nos gustó el Monasterio, pero se vive mejor fuera.

Tras la comida intercambiamos el coche para conocer el nuevo CLS. Tiene el mismo motor que el E 53 Cabrio, pero resulta algo más caro, 127.000 euros frente a los poco más de cien mil del E Coupé o los 112.000 del cabrio. Es el precio a pagar por las cuatro puertas y una línea más dinámica, aunque la del familiar tipo Shooting Break le da más sentido a la necesidad de espacio.

Potentes y deportivos

También nos subimos al Clase A35 4Matic, el nuevo modelo que, con un cuatro cilindros turbo de 306 CV, cuesta 57.000 euros y se convierte en un coche más fácil de conducir que antes, cuando era un chico inquieto, ahora es como si hubiera hecho un máster y se ha endulzado sin perder prestaciones.

En cuanto al GT de 4 puertas, auténtica novedad en esta 'súper-quedada', el modelo puede tener el mismo motor del Clase E o el CLS por 135.000 euros o los V8 biturbo de 585 o 640 CV desde 176.000 euros. Enrique Nuevo, manager de AMG en España nos desvela algunas claves «nos gusta la 6to6 porque la mayoría de los propietarios de estos deportivos ya tienen un Mercedes en su garaje, y ahora queremos que tengan un AMG, tanto como deportivo como para coche prestaciones de uso diario».

Nos queda la velada y un domingo en el cada vez más cotizado 'Circuit de la Ribera'. Allí cada uno de los presentes apura las prestaciones de su coche con total seguridad, haciendo bueno el dicho de «a correr al circuito».

Nosotros también le damos al volante, pero de la mano de un pequeño modelo de una marca japonesa, pero ese será un futuro reportaje. De momento nos quedamos con ganas de más, y es que los 'sixters' preparan un tour de verano hasta Turquía, con ida en coche y vuelta en avión, mientras la organización se encarga de que todos los modelos vuelvan a casa en trailer, un plan muy apetecible en el que se une la gastronomía, el relax, las salidas nocturnas, los coches y los circuitos. Para nosotros, un plan perfecto.

Un McLaren mejor que el de Fernando.
Un McLaren mejor que el de Fernando.