Citroën C5 Aircross: Confortable y espacioso

Detalles de colores en el paragolpes delantero, 'airbumps' y barras del techo./
Detalles de colores en el paragolpes delantero, 'airbumps' y barras del techo.

El nuevo C5 Aircross llega a España como un SUV compacto cómodo para sus ocupantes y con diversas mejoras técnicas y de seguridad

REDACCIÓN MOTOR Marrakech

Tras más de un año disponible en China, el Citroën C5 Aircross llega a Europa. Este modelo de la marca francesa se caracteriza a primera vista por el aspecto futurista ya característico en otros modelos de Citroën, así como por su habitabilidad y nuevos sistemas multimedia y de seguridad. En España ya se pueden realizar pedidos y, para la ocasión, Citroën nos ofrece 300 unidades con el equipamiento exclusivo para nuestro país llamado 'Comfort Class Edition', que está equipada con un elevado número de tecnologías y otros elementos como la nueva suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos o los nuevos asientos que hacen los viajes mucho más cómodos. Esta edición limitada está disponible desde 32.490 euros y la versión original la podemos encontrar por 18.590 euros. El Citroën C5 Aircoss llega a España y a Europa con unas altas expectativas de venta ya que, además, este será el primer vehículo de la compañía francesa que dispondrá de una versión híbrida-enchufable para el año 2020.

Diseño futurista

A primera vista destaca el aspecto moderno de este vehículo. Tiene detalles que le dotan de una gran personalidad, como el diseño de los faros o los 'airbumps' de los laterales. El C5 Aircross adopta la plataforma del Peugeot 3008 y tiene unas medidas de 4,5 metros de largo, 1,67 de alto, 1,84 de ancho. Tiene bastantes opciones de personalización con 30 combinaciones exteriores en las que encontramos siete colores de carrocería y un techo bitono negro además de diversos detalles cromáticos disponibles en el paragolpes delantero. Su maletero es amplio con una capacidad de 580 litros, ampliables a 720 bajo la bandeja, con los asientos de la segunda fila en posición, y hasta 1.630 hasta el techo con la segunda fila de asientos abatidos.

En 2020 Citroën lanzará el C5 Aircross en versión híbrida enchufable. Tiene motores diésel y gasolina, ambos con potencias de 130 y 180 caballos y cambio manual o automático

El interior es muy espacioso y dispone de cinco ambientes diferentes. Cuenta con una pantalla táctil central de ocho pulgadas desde la que se controlan muchas funciones del vehículo, además de la pantalla que preside el cuadro de mandos de 12,3 pulgadas. Con una posición alta para la conducción, los nuevos asientos y amortiguadores, Citroën ha creado un coche muy confortable.

El interior tiene diferentes opciones de personalización, destacan las pantallas centrales y del cuadro de mandos.
El interior tiene diferentes opciones de personalización, destacan las pantallas centrales y del cuadro de mandos.

Confianza en el diésel

A pesar de que estamos viendo como algunas marcas comienzan a dejar de lado las mecánicas diésel, en el C5 Aircross Citroën ha apostado por dos variantes diésel y otras dos de gasolina. En ambos casos, las potencias son de 130 y 180 caballos. En los motores gasolina, el 1.2 litros de 130 CV tiene cambio manual de seis velocidades y el 1.6 de 180 CV cuenta con transmisión automática. En el caso del motor de 130 CV diésel es un 1.5 que puede equipar cambio manual o automático y el de 2.0 de 180 CV tiene cambio exclusivamente automático. Todas sus versiones son de tracción delantera, por lo que estamos ante un modelo que por su tamaño y prestaciones puede comportarse bien por terrenos irregulares pero que está destinado a ser de carácter muy urbano.

Muy avanzado

Si a la comodidad comentada le sumamos seguridad y tecnología, nos resulta un coche de gran nivel, y el C5 Aircross lo tiene. Entre los avances que equipa encontramos el sistema de frenada predictiva que detecta y analiza obstáculos, fijos o móviles, peatones o vehículos, aviso de cambio involuntario de carril, control de ángulo muerto o control de velocidad por radar con función de 'stop and go'. También equipa el asistente de aparcamiento, con el que el sistema analiza tanto en línea como en batería el hueco de la plaza y el conductor solo debe encargarse de la gestión de acelerador y freno durante las maniobras, pero no solo se queda ahí la ayuda, ya que en la pantalla central podemos visualizar las imágenes de la cámara trasera y de las que componen la visión de 360 grados desde la parte superior del vehículo que abarca todo el entorno del coche.

Otro de los elementos que facilitan la conducción es el 'Grip Control', que gestiona la motricidad y el deslizamiento de neumáticos, puede ponerse de forma automática, aunque también la encontramos de forma más específica con los sistemas de conducción 'Arena', 'Todocamino', 'Nieve' o 'ESP Off'. La conectividad también es completa con navegador 3D, servicios de llamadas de emergencia geolocalizadas o los sistemas Android Auto y Apple CarPlay.

EL Citroën C5 Aircross es todo un acierto de la marca francesa. Se trata de un coche confortable tanto para el conductor como para los pasajeros, con opciones diésel y gasolina y altamente seguro y asistido.

Como en la mayoría de los crossovers, la altura respecto al suelo es grande.
Como en la mayoría de los crossovers, la altura respecto al suelo es grande.

 

Fotos

Vídeos