La 'camper' de Peugeot

Su techo elevable es de los más altos del mercado./
Su techo elevable es de los más altos del mercado.

La marca gala hace del Traveller un modelo para viajar, vivir y dormir en su interior con muchas opciones y por menos de 30.000 euros

REDACCIÓN MOTORÁvila

Peugeot no se ha quedado ajena al fenómeno camper de furgonetas convertibles y autocaravanas, un segmento que ha crecido un 120 por cien en el último lustro y un 30 por ciento solo en el último año. Y lo hace por partida doble, con las versiones camper de su Peugeot Traveller, a la que seguirá en 2019 la Peugeot Rifter -versión Long-, que será el primer y único vehículo convertible de su segmento. Para ello se ha asociado con Tinkervan, empresa oscense referente en el fenómeno camper, que ha hecho un excelente trabajo con la Traveller, logrando un vehículo que destaca por su polivalencia y modularidad a un precio realmente excepcional y más asequible que sus competidores.

La Peugeot Traveller camper 'by Tinkervan' está disponible en tres carrocerías, la de batalla de 4,6 metros de largo, la de 4,95 y la de 5,3 metros, cuatro niveles de acabado -Active, Business, Business Vip y Allure- y otros tantos niveles de camperización, Happy, Sunset, Sunset con techo elevable y Dreams. Una gran variedad de opciones que permiten a la Traveller adaptarse a las necesidades de cualquier conductor, desde el que necesita una furgoneta de trabajo y quiere realizar alguna escapada ocasional hasta el que aprovecha cualquier fin de semana para fugarse a la naturaleza. Todos ellos podrán configurar el vehículo a su medida yendo al concesionario Peugeot más cercano. El resto queda en manos de la marca y de Tinkervan, que en mes y medio la tiene totalmente camperizada.

La gama se inicia en 28.900 euros, un incremento de solo 2.800 euros respecto a una Traveller normal. Su techo elevado es de los más altos del mercado pero plegado entra en garajes y parkings

Una camper a tu medida

La polivalencia es uno de sus puntos clave. Gracias a un sistema de raíles pueden extraerse todos los elementos camper dejando para el día a día una furgoneta comercial perfectamente adaptada a los entornos urbanos, con una altura inferior a los 1,98 metros que le permite entrar sin problemas en cualquier garaje o parking subterráneo, manteniendo toda la capacidad -hasta nueve plazas- y el equipamiento habitual de la Peugeot Traveller convencional, que incluye múltiples sistemas de seguridad y asistencia a la conducción, faros xenon de serie, climatizador trasero compatible con el techo elevable y el navegador 3D Peugeot Connect NAV.

Portabicicletas para dos bicis en el portón trasero.
Portabicicletas para dos bicis en el portón trasero.

Cuando llega el fin de semana y queremos escaparnos a la naturaleza, la versatilidad y modularidad lograda gracias al trabajo de Tinkervan es sencillamente excepcional, con soluciones prácticas para crear hasta tres espacios diferentes en el interior del vehículo: un dormitorio con techo elevado, una cama sobre el maletero y la fila trasera y un salón gracias a la mesa plegable y los asientos giratorios. Todo este proceso de camperización se realiza en muy pocos minutos y gracias al sistema de raíles se puede adaptar el tamaño de cada espacio. Además su techo elevado alcanza los 2,40 metros en su punto más alto, uno de los más destacados del mercado, permitiendo ponerse de pie sin problemas en el interior del vehículo. Las ventanas laterales y frontales pueden abrirse totalmente para bañar de luz el espacio interior, toda una novedad respecto a sus competidores.

Viajar sin límites

Respecto a la motorización, mantiene los habituales de la Traveller convencional, un motor diésel BlueHDI de 120, 150 o 180 caballos manual o con caja de cambios automática EAT8. Construida sobre la nueva plataforma EMP2 -la misma que usan el 3008, el 5008 y el 508 de la marca del león- asegura eficiencia gracias a su poco peso.

Pero sin duda uno de los grandes atractivos del Peugeot Traveller camper 'by Tinkervan' es el precio, sensiblemente inferior al de sus rivales más directos pero sin perder por ello ni un ápice de habitabilidad, confort y posibilidades interiores. Así, convertir una Traveller normal en una camperizada cuesta solo 2.800 más en su versión Happy, otros 1.750 euros para el Sunset, 7.450 euros para la versión Sunset con techo elevable y 4.800 euros extras si queremos disponer tener una auténtica casa rodante que sería la opción Dreams. Esto deja la gama con un precio de salida realmente competitivo de 28.900 euros y múltiples opciones hasta los 45.700 euros de la Traveller más cara y equipada de la gama.

El modelo más básico, el Traveller Tinkervan Happy, viene equipado ya con asientos giratorios, mesa interior y exterior y una batería auxiliar de 100 amperios recargable con el funcionamiento del propio vehículo, alimenta el sistema de iluminación interior con luces led de doble tonalidad ténue y blanca y da electricidad a las múltiples tomas de corriente de 12 voltios y USB que hay repartidas por todo el habitáculo.

Para quien gusta salir a la naturaleza también en invierno, la gama Sunset incorpora calefacción estacionaria Webasto con programador digital instalada y con kit de altura para evitar problemas de suministro y un inversor de corriente de 220 voltios que proporciona corriente para el consumo de pequeños aparatos electrónicos.

Y para quienes quieren hacer de su furgoneta camperizada su segunda casa, la versión Dreams incorpora el resto del mobiliario, incluyendo módulo de cocina extraíble con bombonas de gas, un armario posterior con dos compartimentos de buena capacidad, nevera de 40 litros con apertura superior, depósitos de agua con formato garrafa para poder recargarlos en cualquier fuente o grifo, e incluso una ducha exterior.

Única en su especie

Cabe destacar también, como suele ocurrir en estos vehículos tan modulables, que existen equipamientos de versiones superiores que se pueden equipar opcionalmente en las versiones más económicas. Así, las gamas Happy y Sunset cuentan con la opción de incluye salón convertible en cama de matrimonio de 1,9 m x 1,5 m, cama transversal para niños en la parte trasera y ducha exterior eléctrica. Y opcionalmente para todas las versiones de camperización se pueden añadir accesorios como toma eléctrica exterior, nevera de 31 litros o portabicicletas en el portón trasero con capacidad para dos bicis.

Todo esto por lo que respecta a la Traveller, pues como dijimos al principio del artículo Peugeot ha anunciado que está preparando para 2019 una versión camper by Tinkervan de su Rifter de carrocería larga, con todo lo bueno de la Traveller, como cama interior, toldo, nevera, cocina, asientos giratorios y techo de apertura elevable, por en formato reducido y con un precio aún más competitivo que podría abrir un nuevo segmento dentro del mercado.

Peugeot quiere entrar en el segmento camper rompiendo moldes, con una Traveller by Tinkervan que destaca por su modularidad, su polivalencia y un precio sensiblemente inferior al de sus competidores, y un Rifter que en 2019 será la única furgoneta compacta camper del mercado.

El conductor cuenta con las ayudas y equipamiento de un turismo.
El conductor cuenta con las ayudas y equipamiento de un turismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos