Audi Q3 Sportback, el poder del compacto

Audi Q3 Sportback, el poder del compacto

Suspensión deportiva, dirección progresiva y dos motores gasolina y diésel

A partir de otoño, se comercializará el nuevo Q3 Sportback un SUV compacto con una silueta de carrocería tipo cupé. Una versión que combina un diseño claramente más impactante con la versátil funcionalidad interior, aparte de la elegancia deportiva habitual. Llega el primer «crossover» compacto de Audi.

El Q3 Sportback no es excesivamente grande pero sí admite una buena capacidad interior. Mide 4,50 metros de largo, 1,84 m de ancho y 1,56 m de alto; gracias a una distancia entre ejes de 2,68 m posibilita un interior amplio y muy variable. El asiento trasero ofrece espacio para tres pasajeros, se puede desplazar longitudinalmente 130 milímetros y el respaldo, dividido en tres secciones, cuenta con siete posiciones de ajuste en inclinación.

En cuanto al maletero, el volumen varía desde los 530 litros en posición normal hasta los 1.400, con los asientos abatidos. El plano de carga permite dos niveles y la bandeja trasera se puede colocar debajo. Opcionalmente, se ofrece un portón de accionamiento eléctrico, con un control gestual de apertura y cierre mediante el movimiento del pie.

La carrocería del Q3 Sportback se distingue por la rejilla negra de la parrilla octogonal con estructura de panal, con diseño tridimensional que refleja un estilo deportivo. Las tomas de aire trapezoidales se conectan entre sí por una franja horizontal en el paragolpes. En el lateral, los diseñadores han buscado una imagen semejante a la de un cupé, con los distintivos elementos adicionales pintados en color de contraste que enfatizan ese carácter SUV.

Lleva un pequeño alerón en el borde del techo lo que unido a que es casi tres centímetros más bajo la apariencia es más musculosa. Los pasos de rueda generosos pintados en negro destacan la presencia del sistema de tracción quattro en las versiones que lo equipan. Detrás, los paneles aerodinámicos y el paragolpes deportivo equipan entradas de aire. Los grupos ópticos traseros se extienden hacia el interior con forma de cuña.

De momento, dos motores

La gama de motores se compone de un motor de gasolina y otro diésel. El más potente es el 45 TFSI quattro S tronic con 230 CV mientras que el diésel es el 35 TDI S tronic con 150 CV. Poco después del lanzamiento se venderá este propulsor de gasóleo asociado a una caja de cambios manual junto a la tracción quattro. Seguirán otras mecánicas, incluidos un diésel más potente y una versión de entrada de gasolina con tecnología híbrida ligera de 48 V.

La tracción quattro favorece el comportamiento en todo tipo de superficies. En una carretera de curvas, el sistema funciona con el control de par selectivo en las ruedas. Esta función acciona mediante suaves intervenciones los frenos sobre las dos ruedas que se encuentran en el interior a la curva, o en la rueda delantera interior en las versiones de tracción delantera.

El conductor puede variar algunos parámetros con el sistema de control dinámico de conducción Audi drive select, de serie en todas las variantes. Hay hasta seis perfiles, incluido el modo fuera de carretera. El dispositivo ajusta el motor y la caja de cambios, los amortiguadores y la asistencia de la dirección. Esta es progresiva, cuya relación se vuelve más directa a medida que aumenta el ángulo de giro.

De serie, los sistemas de asistencia y seguridad son cuatro: el aviso de salida involuntaria de carril, la alerta de cambio de carril, el asistente de conducción adaptativo y el asistente de aparcamiento.

Desde el equipamiento básico se incluye una instrumentación digital con una pantalla de 10,25 pulgadas para el sistema de navegación MMI plus y otras muchas funciones adicionales. Es opcional el Audi virtual cockpit plus con una pantalla de 12,3 pulgadas y tres diferentes modos de visualización, uno más dinámico. También lleva una superficie táctil en el centro del salpicadero, que emite una respuesta acústica cuando se selecciona una función.

También dispone de una conexión LTE Advanced, con una tarjeta SIM. Facilita la información de tráfico online, búsqueda de puntos de interés, información sobre la disponibilidad de espacios para aparcar en la calle, puntos peligrosos o límites de velocidad, detectados con la cámara y los sensores. La información de semáforos es una nueva función dentro de los servicios Car-to-X.

Otras funciones son la integración de Alexa, el servicio de voz de Amazon en la nube, con el que se puede acceder por streaming a música, audio libros y más de 80.000 Alexa Skills. Además, la navegación con Google Earth y la radio híbrida, que cambia automáticamente entre FM, DAB y streaming online según las condiciones de recepción.