El Audi A3 más ecologista

El pack 'S-Line' y las llantas multirradio completan un exterior con faros e intermitentes led./
El pack 'S-Line' y las llantas multirradio completan un exterior con faros e intermitentes led.

Mientras esperamos la llegada del 'e-tron' eléctrico y tras dejar de fabricar los híbridos, Audi apuesta por el gas en su gama 'g-tron'

ALEX ADALID

El Audi A3 es un modelo que gusta mucho al mercado español. Aunque el BMW Serie 3 Compact tuvo el mérito de descubrir el sector premium compacto, el A3 fue el primer modelo, en 1996, en diseñarse desde cero para este segmento, y se notó en el 'boom' de ventas para la marca en España. Esta tercera generación dirá adiós al mercado en este mismo 2019. Estamos por tanto ante un producto maduro, que tiene precios razonables, un buen nivel de equipamiento y una fiabilidad muy probada. La marca ya no fabrica el A3 e-tron híbrido enchufable, aunque quedan unidades a la venta, así que este g-tron es el único A3 ecológico... aunque no se pueden hacer pedidos hasta que la marca homologue sus consumos, tras un retraso poco justificable, ya que debía estar listo el pasado mes de septiembre. En cualquier caso, podemos pedirlo y recibirlo en unos meses con la flamante etiqueta 'eco' de la DGT, que evita restricciones en ciudades como Madrid.

Gas Natural 'doméstico'

El Gas Natural Comprimido -GNC-, que utiliza este coche no es como el Gas Licuado de Petróleo -GLP-, que ofrece, por ejemplo, la petrolera Repsol. EL GNC es Gas Natural 'como el de casa', y de hecho con un compresor que vende la propia gas natural podríamos repostarlo en nuestro chalet unifamiliar. El gas natural es más eficiente que el GLP, y tiene menos emisiones, pero no hay tantos puntos de recarga, y es una tecnología que sólo utilizan modelos del grupo Volkswagen, como Seat, Skoda y la propia matriz además de Audi, y algunos modelos de Fiat. No es por tanto un combustible 'popular', pero si en nuestro recorrido habitual hay una gasolinera con GNC ¡bingo! Vamos a ahorrar dinero y a tener menores emisiones.

El A3 'g-tron' cuenta con un motor 1.4 turbo de 110 CV que puede utilizar gasolina o gas natural. Cuenta con dos depósitos, con una gran autonomía, y etiqueta 'eco' para evitar impuestos

En nuestro caso no podría estar más cerca, ya que en la misma Calle dels Gremis donde se ubica LAS PROVINCIAS hay una gasolinera con un punto de repostaje de GNC, el único en la ciudad, en el que camiones, furgones y cada vez más turismos, incluidos cada vez más taxis, repostan habitualmente.

Un coche 'normal'

El Audi A3 equipa un motor 1.4 turbo TSI de 110 CV con buen rendimiento, que se alimenta con gasolina o con gas natural. El motor se ha modificado para poder usar los dos tipos de combustible, y tiene menos potencia, ya que el modelo de gasolina rinde 122 CV. El gas natural va en dos depósitos bajo el maletero que quitan volumen de carga, aunque apenas se nota, ya que el fondo del maletero es igualmente plano, pero si vamos a llevar equipaje hay que tenerlo en cuenta, porque son 280 litros de capacidad frente a los 380 del Sportback original. El llenado es por una boca a alta presión a la que cuesta un poco acostumbrarse, pero que se usa con facilidad una vez cogido el truco. Con unos 13 euros podremos recorrer entre 300 y 400 según nuestra conducción.

Interior de alta calidad y 'minimalista' con algunas pequeñas teclas.
Interior de alta calidad y 'minimalista' con algunas pequeñas teclas.

Al volante nada diferencia este A3 del resto, excepto un segundo indicador de combustible en el cuadro de relojes y el logo 'g-tron' en varios lugares. Con el cambio automático de siete marchas, el A3 se pone en marcha de forma tan suave que nos da tiempo a disfrutar del mejor interior de su categoría. La calidad de todos los componentes y el minimalismo en el diseño se imponen, y agradecemos que la pantalla se oculte aunque, en su contra, no es táctil, mucho más de moda, aunque tiene conexión a las aplicaciones del móvil.

En marcha apenas se oye nada, todos es muy suave y las prestaciones no son malas, pero tampoco escandalosas. La autonomía del depósito de gasolina es de 600 kilómetros. El total, 950 kilómetros sin repostar. Lo más económico es usar cuanto más tiempo el gas mejor, ya que es más barato y contamina mucho menos, pero sin obsesionarse, si en un par de viajes o durante varios días no podemos consumir gas, 'tiraremos' de gasolina. Eso sí, conviene no llevar mucha en el tanque porque puede estar varios meses en el mismo.

Cómodo y silencioso

Al contrario de lo que sucede en otros modelos con depósito de gas natural, el A3 no se nota más pesado, y es que los tanques de gas están hechos de fibra de carbono y plástico, por lo que no se aprecia que llevamos unos noventa kilogramos extra de peso encima del eje trasero. Tras agotarse el gas, el coche pasa automáticamente a consumir gasolina, y entonces apreciamos un mayor brío de la mecánica, con más tirón cuando pisamos el acelerador.

Además de su flamante etiqueta 'eco', nuestro A3 presume de lo mismo que todos los Audi: un excelente diseño exterior, muy discreto en su carrocería pero acertado en detalles como los intermitentes dinámicos o el paquete 'S-Line', y un interior de fábula, con una calidad de materiales similar a la que podemos encontrar en un Audi A8, sólo que es un modelo que pronto se retirará del mercado, así que es más bien discreto frente a competidores actuales que apuestan por sorprender y casi abrumar al conductor.

Por lo demás, confort, calidad y equipamiento tienen un precio. Como decíamos, ahora mismo no está en venta, pero cuando lo estaba su a tarifa original era de unos 28.500 euros, pero el pack S-Line, la cámara trasera, los asiento en alcántara, las elegantes llantas y algunos detalles más nos parecen muy apetecibles, así que será mejor buscar los packs de equipamiento para no alcanzar los cuarenta mil euros, lo que sería un precio alto para un compacto de 110 CV, por mucha etiqueta 'eco' que tengamos.

Toda una gama g-tron

La tecnología g-tron de gas natural también está disponible en el Audi A4 con carrocería familiar Avant y en el coupé de cinco puertas A5 Sportback, en los dos con motores dos litros, aunque todos están en proceso de re homologación, así que aún no están disponi bles para su venta en 2019.

Este Audi A3 no presume de ecología, ya que pocos sabrán que va con gas y que éste contamina menos, así que no es un modelo de 'postureo', pero sí un coche con el que ahorrar dinero, tener menos emisiones y etiqueta 'eco' sin renunciar a la calidad premium ni cambiar nuestra conducción.

Diseño conocido y típicamente Audi, pero muy atractivo.
Diseño conocido y típicamente Audi, pero muy atractivo.