Volkswagen T-Roc: Un atleta para el día a día

La tracción total viene muy bien en la nieve, las ruedas anchas, no tanto./
La tracción total viene muy bien en la nieve, las ruedas anchas, no tanto.

El Volkswagen T-Roc se ha convertido en uno de los SUV más deseados del momento al unir calidad, diseño y marca en un atractivo formato

REDACCIÓN MOTOR

Este modelo casi no necesita presentación, porque seguro que lo han visto por la calle y se han girado al verlo ¿Qué coche es ese bonito crossover? Y es que resulta llamativo por dos claves, la primera porque, por su tamaño, no es el típico SUV, es decir, ni es pequeño como un urbano ni grande como un familiar; la segunda porque, para ser un Volkswagen, es un coche de diseño muy atrevido, poco habitual en la marca.

La verdad es que el mercado quiere coches diferentes, y si son de tipo SUV o crossover, mejor que mejor. Hace unos años Volkswagen ofrecía modelos descapotables como el Eos o modelos de tipo deportivo como el Scirocco, pero ahora este tipo de clientes quiere un SUV, y el T-Roc ha acertado con su diseño.

Por fuera nos gusta el frontal similar al Touareg en cuanto a diseño, con su gran parrilla y con las originales luces led en el paragolpes. El lateral es una de las partes más acertadas, con un juego de cromados que conjuga con las grandes llantas y, en nuestra unidad, un acertado color blanco grisáceo. La trasera juega de nuevo con las buenas proporciones del coche, pliegues, luces y cromados, para dejar un portón que da acceso a un maletero amplio, como todo en el interior.

Tiene un diseño joven y urbano, pero es amplio y muy apto para un uso familiar en viajes ocasionales. Esta versión 4x4 automática sale por unos 33.000 euros, pero hay gama T-Roc desde 21.500 euros

Esta es una de las claves del coche, y es que por dentro es más grande de lo esperado y más grande que la poca competencia en esta clase. El maletero, por ejemplo, tiene 450 litros de capacidad frente a los 380 del Golf, y en el interior, al ir los pasajeros más 'sentados' hay mayor sensación de espacio. Sentados al volante encontramos también una de las pocas pegas, y es que tanto los plásticos del cuadro se asemejan más al Polo que al del Golf, mejor terminado y con más refinamiento.

Diseño típicamente Volkswagen, aunque con materiales más básicos.
Diseño típicamente Volkswagen, aunque con materiales más básicos.

Sobre todo, atractivo

Estos detalles no parecen importar mucho a los compradores, ya que el T-Roc es todo un éxito de ventas. En marcha, nuestra unidad tiene tracción total, cambio automático y un motor TDI de 150 CV. Es una combinación muy buena, ya que el diesel tiene más par motor que el gasolina, por lo que recupera mejor la velocidad y tiene un consumo más bajo en el día a día. Cabe recordar que ambos tienen la etiqueta C de la DGT de cara a las emisiones.

En marcha es un coche suave de conducción, como es habitual en la marca. Todo está en su sitio y fácilmente nos encontramos 'como en casa'. El cuadro de relojes digital impresiona, pero no ofrece nada que no tengamos en un cuadro convencional. La pantalla de la consola sí que es reseñable, por su claridad de uso, buen diseño y excelente funcionamiento.

En esta versión de tracción total se agradece el agarre extra, pero las grandes llantas y ruedas hacen que tengamos que ir con cuidado en las zonas deslizantes o con lluvias, por lo que elegirlas en opción no es una prioridad.

Tarifas de todo tipo

A la hora de hacer cuentas las modas prevalecen, y eso se nota en el precio del T-Roc. La marca factura algo más de 33.000 euros por este modelo en versión Sport que, con unas cuentas opciones aparte, pueden elevar la factura final a más de 35.000 con facilidad.

Si queremos disfrutar de versiones de cambio manual y tracción delantera, suficientes para el día a día urbano y viajes ocasionales, la gama T-Roc tiene tarifas más competitivas, desde algo más de 21.000 euros con potencias de 115 CV. Un T-Roc Edition puede estar en nuestro garaje por unos 22.000 euros o 230 euros al mes si optamos por las ofertas de financiación, tarifas muy sugerentes.

El T-Roc se incorpora a los SUV de tipo familiar que no son necesariamente grandes, sino que tienen un estilo más dinámico. Diseño atractivo, calidad Volkswagen y precio acompañan.

Atractiva trasera con cromados junto al portón y pilotos led.
Atractiva trasera con cromados junto al portón y pilotos led.