Peugeot 508: Apuesta por la exclusividad

Diseño atractivo y tamaño compacto para el nuevo coupé familiar de Peugeot./
Diseño atractivo y tamaño compacto para el nuevo coupé familiar de Peugeot.

Peugeot se renueva en el sector ejecutivo con un coupé de cuatro puertas en el que diseño, calidad y tecnología son sus argumentos

REDACCIÓN MOTORMadrid

Hace años que se acabó el tiempo en el que, con un utilitario, un compacto y una berlina, cada marca podía alcanzar la mayoría de los gustos de los clientes. Si la llegada de los monovolúmenes o los coupé-cabrio nos dio una idea del 'hambre' del público por coches diferentes, la explosión del mercado SUV ha sido definitiva, y Europa sigue a Estados Unidos en la tendencia por comprar coches más grandes, amplios y confortables para el día a día. Eso ha 'descolocado' todos los sectores, pero especialmente el de las berlinas 'de toda la vida' que antes se vendían por millones y ahora les cuesta encontrar clientes. Por una parte, hay menos mercado, y por otra, los modelos premium, gracias a su mejor valor de reventa, son muy competitivos cuando se pagan con una cuota mensual que ofrece todos los servicios incluidos -renting-, así que las marcas 'populares' han perdido muchísimo mercado. La solución, como dicen los expertos, renovarse o morir.

GAMA

Motor | Potencia | Consumo | Precio
1.5 Turbodiésel | 130 CV | 3,8 | 27.250
1.5 Turbodiésel Auto. | 130 CV |3,7 | 29.250
2.0 Turbodiésel Auto. | 163 CV | 4,5 | 33.500
2.0 Turbodiésel Auto. | 180 CV | 4,7 | 37.900
1.6 Turbo Auto. | 180 CV | 5,4 | 30.100
1.6 Turbo Auto. | 225 CV | 5,7 | 41.300

Una apuesta diferente

El primer camino es el que ha tomado Peugeot con el nuevo 508, que se presenta como un coupé de cuatro puertas y al que seguirá un familiar para capturar a los que quieren un coche diferente y conseguir el atractivo que tienen los modelos premium y, por tanto, también su buen valor de reventa en el futuro y menor precio en las mencionadas cuotas mensuales, clave en un sector en el que las empresas son las que compran muchos de los coches.

Se estrena como coupé de cuatro puertas con cinco motores desde algo más de 27.000 euros. En 2019 llegarán la versión familiar y los motores híbridos enchufables con etiqueta 0 de la DGT

Peugeot ha dado forma a un coupé con cuatro puertas laterales que es más corto, más bajo y más ancho que la berlina 508 actual. Lo ha dotado de un poderoso diseño, con un frontal de los que dejan huella, donde destacan los 'colmillos' de sus faros delanteros. Detalles como las puertas sin marco permiten ver que Peugeot se ha tomado muy en serio dotar a su coche de un aspecto coupé, mientras en la trasera se ha optado por el portón -de apertura eléctrica- para dar acceso a un maletero que no es muy amplio, pero sí práctico. El resultado es un coche muy atractivo, sugerente y que apetece comprar.

El interior apuesta por el volante pequeño y el cuadro digital 'i-cockpit'.
El interior apuesta por el volante pequeño y el cuadro digital 'i-cockpit'.

En su interior la marca sigue explotando el concepto 'i-cockpit' con el volante pequeño y los relojes en una disposición elevada. Como buen coupé, vamos sentados más bajos que en una berlina, la consola nos envuelve y la pantalla central gana en tamaño, aunque sus menús y controles son similares a los del 308 y 3008. En el equipamiento aparecen dos elementos nuevos en la marca: la cámara infrarroja de visión nocturna, óptima para evitar el atropello de animales por la noche, ya que avisa de su presencia, gracias a la detección por calor, antes de que los iluminen los faros; y el sistema de auto-aparcamiento 'full parking' que, con solo pulsar un botón, aparca el coche por completo, sin necesidad de que el conductor toque volante, pedales o el cambio de marchas.

Con cambio automático

El 508 se ofrece con dos motores gasolina 1.6 turbo de 180 y 225 CV y tres diésel con 130, 160 y 180 CV. El modelo apuesta por las cajas de cambio automáticas de ocho marchas, presentes de serie en toda la gama excepto en el diésel de 130 CV, único que se ofrece con cambio manual.

Nos ponemos en marcha con uno de los diésel que, a pesar de las polémicas actuales en torno a este tipo de motores, será el más vendido en el 508, ya que son coches que suelen rodar muchos kilómetros y lo harán mayoritariamente por carretera. Destaca el silencio, el confort, y el buen espacio a pesar de ser un modelo coupé. El acceso es más incómodo porque las puertas son más pequeñas que en una berlina, pero una vez dentro no hay muchos cambios de configuración.

Dinámico y preciso

Peugeot ha trabajado en las sensaciones al volante, con suspensión trasera multibrazo y un peso ligero de unos 1.450 kilos que hace que la carrocería apenas balancee en cualquier tipo de apoyos. A ello se suma un trabajo extra en la insonorización y una calidad que tiene como objetivo que, después de tres años, el coche luzca como el primer día, algo bien conseguido en cuanto a materiales, pero que necesitará algún repaso en cuanto a ajustes.

El 508 llega con cinco acabados: Active, Business, Allure, GT Line y GT. Los precios arrancan en algo más de 27.500 euros con cuotas desde 250 euros al mes. Tendremos que esperar hasta la primavera de 2019 para la versión familiar SW, que contará con mayor volumen de carga y un diseño innovador, y a finales de año para los modelos híbridos, tanto en versión berlina como familiar.

Podemos decir que el objetivo de Peugeot se ha conseguido, y el 508 consigue un impacto estético, de calidad y tecnología a la altura de los modelos premium, en la línea con la subida general que está llevando a cabo la marca.

La sorprendente apuesta de Peugeot por un modelo coupé en lugar de las tradicionales berlinas nos deja muy satisfechos. El coche funciona por diseño, calidad y tecnología y se convierte en una muy buena alternativa en el mercado de los sedanes de gama media y alta, aún muy competido.

Maletero de 420 litros de capacidad con portón trasero eléctrico para el acceso.
Maletero de 420 litros de capacidad con portón trasero eléctrico para el acceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos