Valencia se llenó de velas

Rats on Fire, campeón en categoría reina. / josé jordán / rcn valencia
Rats on Fire, campeón en categoría reina. / josé jordán / rcn valencia

El Trofeo SM la Reina cierra una edición más y se consolida como una de las mejores regatas de Cruceros de todo el MediterráneoXXI TROFEO SM LA REINA

LUIS CARBONELL

Que Valencia cuenta con uno de los mejores campos de regatas del mundo es algo bien conocido entre los aficionados a la náutica. Ahora también es la única localidad de España que cuenta con un campo de regatas con nombre y apellidos, el de Manel Casanova. El expresidente del Real Club Náutico de Valencia fue el principal responsable de posicionar a la entidad valenciana en el panorama internacional de la náutica deportiva, y también uno de los grandes artífices de que la Copa América, la competición náutica más importante del mundo, disputara dos de sus ediciones en la Ciudad del Turia.

Tras dejarnos a principios de año, el RCN Valencia le tributaba este pasado viernes un merecido homenaje otorgando su nombre a uno de sus campos de regatas, el mismo que hace una década se convirtió durante tres años en el epicentro mundial de la vela al acoger a los mejores equipos y navegantes del mundo disputándose la Jarra de las Cien Guineas.

Grandes nombres

El Carmen Elite Sails en ORC 2 gana todas sus mangas y se proclama campeón absoluto de la regata La prueba valenciana cerro el Circuito Mediterráneo de vela junto a Palmavela y Conde de Godó

Pero ese 'rango' hay que demostrarlo con hechos. Y de eso se encargaron el viento y las casi ochenta embarcaciones participantes del 5 al 7 de julio en el XXI Trofeo SM la Reina, una de las competiciones de Cruceros más importantes de España y que también es Regata Homenaje a la Armada Española y Copa Almirante Marcial Sánchez - Barcáiztegui. En total fueron tres intensos días de regatas, disputados con vientos de 8 a 12 nudos, que hicieron las delicias de campeones olímpicos como Jochen Schuemann, campeones de Copa América como Alberto Barovier o campeones del mundo como Rayco Tabares o Axel Rodger, bien secundados por otros regatistas de primer nivel internacional como el Copa América valenciano Nacho Bracquehais, el también Copa América español Nano Negrín, o los portugueses Nuno Barreiro y Alfonso Domínguez.

La clase ORC 0-1, que reunía a las embarcaciones más poderosas y grandes de la flota se saldó con una merecida revancha. El 'Rats on Fire' catalán, con Rayco Tabares a la caña se alzaba con el título vengando así la descalificación que el año pasado le privaba de un título merecido hasta el momento. El Swan 45, multicampeón de la Copa del Rey de vela, la competición de Cruceros más importante de todo el Mediterráneo, mostraba este año una tremenda consistencia con tres victorias parciales en cinco mangas y sin bajarse nunca del trío de cabeza.

Le acompañaban en el podio el alemán Dralion de Peter Finis y el local Porrón IX de Luis Senís, flamante campeón del mundo de Swan 45, de menos a más durante todo el fin de semana. Fuera de las posiciones de honor quedaban barcos como el Brujo, campeón de la reciente Copa Azahar y del Circuito Mediterráneo; el vencedor del año pasado Pez de Abril; o el Swan 50 Aifos de la Armada Española que suele navegar SM Felipe VI cuando sus compromisos lo permiten.

Para ver al campeón absoluto del XXI Trofeo SM la Reina debemos irnos a la clase ORC 2, donde la embarcación de Cartagena El Carmen Elite Sails patroneado por José Coello fue la que cosechó los mejores parciales de toda la flota reunida en Valencia. Tanto es así que no hubo quien pudiera batirle, llevándose la victoria en las cinco pruebas disputadas. Y no es porque no tuviera rivales de entidad. Ni el Vell Mari balear, campeón del Circuito Mediterráneo en su categoría, ni el vencedor del año pasado y podio de la Copa del Rey, el Maverta del RCR Torrevieja de José Ballester, fueron capaces de superarle en ningún momento, debiendo conformarse con la segunda y tercera plaza respectivamente.

En la clase ORC 3 el Tanit-Medilevel patroneado por Nacho Campos, del RCR Alicante, dio toda una lección de la navegación táctica que le llevara hace escasas fechas a proclamarse campeón del mundo de su clase en categoría Corinthian. Tras colocarse líder de la prueba en la jornada del viernes con un punto de ventaja sobre el barco uruguayo Lady Mariline, se dedicó el resto del fin de semana a realizar una gran labor de marcaje y acabar un puesto por delante del barco sudamericano para ir consolidando su ventaja al frente de la flota. Ni siquiera le importó en la manga disputada el domingo no quedar entre los tres primeros clasificados, sellando su victoria con 4 puntos sobre el Lady Mariline y cinco sobre el Peneque Bro andaluz.

Por último, El Trofeo SM La Reina estrenaba también este año el Trofeo Fundación RCNV 116 años que conmemora la fundación del club, y que está dedicado a Paco Balaguer, secretario de la entidad durante 35 años. En el mismo participaron 21 embarcaciones no profesionales de la clase Promoción, que compitieron en las jornadas de sábado y domingo, con victorias finales para los barcos locales November de Alfonso Sabater en Promo A y Tetis de Fernando San José Gil en Promo B.

Circuito Mediterráneo

Pero este no fue el único título de nuevo cuño que se decidió en Valencia, con especial atención al nuevo Circuito Mediterráneo de Vela que reúne a la Sail Racing Palmavela de Mallorca y el Trofeo de vela Caixabank Conde de Godó de Barcelona disputados en mayo, y que tenía su asalto decisivo en este Trofeo SM la Reina.

Los vencedores del Circuito, al que optaban todos los barcos que participaran en al menos dos de las tres citas, eran el Brujo de Alberto de Castro en ORC 1, del RCN Valencia, el Vell Marí del RCN Palma en ORC 2 y el Vértigo Dos Texia del RCN Barcelona en ORC 3. El premio Interclubs del Circuito recalaba en el RCN Barcelona.

Para acabar, y de modo anecdótico, el barco La estrella azul del RCN Valencia era el vencedor del Trofeo Bet Solar concedido al modelo First 40.7 que más energía solar ha recogido durante la competición. Sin duda un cierre de lo más verde a una competición que lleva ya más de dos décadas instalada entre las mejores regatas de España.