La gran fiesta de la náutica

Prueba en el agua del Nuva M6, único español candidato a Barco del Año en Europa./
Prueba en el agua del Nuva M6, único español candidato a Barco del Año en Europa.

El Valencia Boat Show afronta los dos últimos días del evento con el objetivo de atraer más aficionados y cerrar las últimas ventas para verano

LUIS CARBONELL

Si eres un aficionado a la náutica, o si simplemente tienes curiosidad por conocer de cerca este mundo y algunas de las mejores embarcaciones que surcarán los mares y océanos de todo el mundo el próximo verano mientras disfrutas de un agradable día de fin de semana con tu familia o amigos, ya no tienes ningún tipo de excusa.

Desde el miércoles 31 de octubre y hasta el domingo 4 de noviembre la Marina de Valencia acoge el VLC Boat Show que cierra el calendario de Salones Náuticos del Mediterráneo en otoño, la época del año en la que los grandes astilleros internacionales presentan sus novedades para la próxima temporada.

A diferencia del sector de la automoción donde los coches se fabrican en serie, en el náutico habitualmente los barcos se construyen bajo pedido, por lo que para muchos armadores Valencia es la última oportunidad de comprar su próximo barco y poder estrenarlo el verano que viene.

Muchos armadores han cerrado sus compras tras probar los barcos en aguas de Valencia

Pruebas en el mar

Como certamen enfocado al volumen de negocio y cierre de acuerdos de compra, el Salón Náutico de Valencia reúne una cualidad que lo convierte en un evento casi único. A diferencia de otros grandes salones europeos como los de París, Londres o Amsterdam, las excelentes condiciones meteorológicas en pleno otoño de Valencia y el acceso en apenas unos minutos al mar desde la propia Marina, ofrecen a los compradores potenciales la posibilidad de poder probar los barcos en el agua. Muchos acuden al Valencia Boat Show desde otros puntos de España, aprovechando que es un puente festivo, habiendo visto ya un barco de su agrado en salones como el de Cannes, y tras probarlo aquí toman aquí la decisión de compra definitiva.

Este aspecto no ha pasado desapercibido para los grandes astilleros internacionales, que año tras año realizan una importante apuesta por el certamen valenciano. Desde que en 2016 el evento virara su filosofía -y sus fechas- enfocándose en la exposición de barcos nuevos, la variedad y calidad de la muestra presente en Valencia, tanto a flote como en tierra, no ha dejado de crecer. Este año, más de 70 expositores presentan sus novedades de cara a la próxima temporada, con embarcaciones de 2 a 20 metros de eslora y precios que van desde 500 a 1.200.000 euros, además de todo tipo de productos relacionados con la náutica de recreo como motores, electrónica, acastillaje, accesorios, velas, amarres o servicios como chárter, seguros o escuelas náuticas.

Actividades populares

Orientado al profesional y al armador, el Valencia Boat Show cuenta también con varios encuentros y reuniones tanto para empresarios como para propietarios de embarcaciones y aficionados al mar, con la electrónica, la pintura, los motores o el salvamento marítimo como temas centrales. Pero el certamen no olvida sus orígenes, y animado por la excelente situación de la Marina de Valencia como uno de los epicentros de la vida social de la ciudad, se abre también al ciudadano de a pie que quiere pasar un agradable día en familia mientras conoce un poco más de cerca el mundo de los barcos y el mar. Así, la entrada durante el sábado y el domingo, días en que se prevé la mayor afluencia de público, se rebaja hasta los tres euros.

Entre las actividades previstas durante el fin de semana encontramos desde una mini playa en el stand de Valencia Mar hasta Viu La Marina, una propuesta de gastronomía y ocio náutico que ofrecerá gran variedad de platos valencianos y está organizada por la asociación de empresarios de La Marina de Valencia en colaboración con València Turisme.

Además este año el evento coincide con el aniversario de La Marina de Valencia, que se estrena como coorganizador del Salón y organiza el sábado 3 de noviembre, anexa al mismo, su Festa Aniversari con un amplísimo abanico de actividades para todos los públicos y que repercutirá positivamente en la afluencia de curiosos a la zona de exposición de barcos.

Como no podría ser de otra manera, la náutica tendrá un papel fundamental, con exhibiciones de barcos de vela y de pesca, de windsurf, Dragon Boa -una piragua china- y de salvamento con helicóptero, bautismos de mar en barco de vela, remo o paddle surf y diversas regatas y competiciones deportivas.

En tierra la gran atracción será 'Crazy Warrior', una gymkana de 50 metros de largo y 20 de ancho para niños y mayores, única en España con rocódromos, toboganes, recorridos de bolas y otros obstáculos a superar. Y por supuesto, todo estará amenizado por la música, habitual en muchos eventos en La Marina. Durante todo el día se sucederán diversos conciertos de varios estilos, tanto para niños como adultos.

El Valencia Boat Show se ha consolidado plenamente como uno de los Salones Náuticos más importantes de otoño en el Mediterráneo y presentará numerosas novedades de los mejores astilleros del mundo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos