Alta cocina sobre las olas

Este evento se celebra en Moraira desde hace siete años./
Este evento se celebra en Moraira desde hace siete años.

La Gourmet Race de Moraira se consolida como una de las pruebas deportivas y gastronómicas más singulares

REDACCIÓN MOTOR

En el mundo de las regatas de vela, y como en muchas otras competiciones deportivas, habitualmente el objetivo es llegar el primero a meta. Pero ocasionalmente surgen iniciativas que junto al deporte -o con la excusa del mismo- aúnan otros muchos de los indudables atractivos que tiene la Comunitat Valenciana, como la naturaleza, el turismo y por supuesto, la gastronomía.

Cocinar a bordo

Es el caso de la Gourmet Race, un singular evento que desde hace siete años se celebra en el Club Náutico de Moraira, y que al estilo de la famosa San Pellegrino Cooking Cup de Venecia, se ha consolidado ya en el panorama nacional no solo náutico, sino también en el culinario.

28 barcos tuvieron dos horas para cocinar el mejor plato con la caballa como ingrediente estrella. El evento rindió homenaje póstumo a Joel Robuchon, el chef con más estrellas Michelin del mundo

El objetivo no es otro que, a lo largo de dos horas y en una travesía por la bahía entre Moraira a Teulada, cocinar el mejor plato posible con los escasos medios disponibles a bordo de una embarcación y con un ingrediente común y básico para todos los participantes que este año ha sido la caballa. Un pescado sencillo y popular que siempre da mucho juego en la cocina.

El chef del siglo

En la cita de este año, que sirvió para homenajear al fallecido Joel Robuchon, el chef con más estrellas Michelin del mundo y Presidente del Jurado de la regata durante cinco de sus seis ediciones anteriores, se dieron cita 28 embarcaciones, tanto de motor como a vela, a bordo de las que navegaron no solo aficionados a la náutica y a los fogones, sino algunos chefs profesionales e 'influencers' que contribuyeron a dar más visibilidad a la Gourmet Race.

El estado del mar, un tanto movido por el viento de 'llebeig' que soplaba en la bahía, contribuyó a dar un punto extra de dificultad a la elaboración de los platos. Si ya de por sí los limitados medios de que dispone una embarcación de recreo hacen algo complicado cocinar en condiciones, si le añadimos que la cocina permanece en constante movimiento elaborar un buen plato del agrado de un jurado puede convertirse en todo un reto.

La caballa fue la estrella

Pese a todo un año más la calidad de los platos presentados a la llegada a tierra fue nuevamente espectacular, destacando la caballa en escabeche con lentejas preparada a bordo de la embarcación 'Caraz' de Antonio Carbonell, que se hizo merecedora por parte del jurado del primer premio de la VII Gourmet Race.

El subcampeón en este singular evento, que se celebró bajo el slogan 'cocinar, navegando', fue el sandwich de caballa cocinado por María González a bordo de la embarcación 'Lula' con Carlos Alonso al timón. El tercer premio recayó en la embarcación 'Vértigo' de Antonio León con José González como chef, y el cuarto fue a parar al barco 'Sea Scape' de Mathias Bulhmann, y con Antonio Pineda en los fogones. También hubo un premio especial a la mejor presentación, que se llevó la embarcación 'Algas' de Mateo Casanova Jones, con Alex Amaro como encargado de dar forma y sabor a su plato.

Con un emotivo recuerdo a Robuchon, al que el Presidente de la Real Academia de Gastronomía, Rafael Ansón, se refirió como «el chef del siglo», finalizaba una Gourmet Race que ya plantea nuevos retos a navegantes y chefs .

 

Fotos

Vídeos