Kymco e-bikes, confort en dos ruedas

Los colores disponibles son blanco, negro y también rojo metalizado./
Los colores disponibles son blanco, negro y también rojo metalizado.

Las nuevas bicicletas eléctricas de Kymco llegan a Valencia con diseño, calidad y precios competitivos

A. ADALID

La costumbre de circular en bici, muy arraigada en el norte de Europa, se dejó de lado en España tan pronto como los automóviles se empezaron a popularizar en las calles, dejando los pedales como una opción de ocio.

Pero los tiempos cambian, y con las ciudades colapsadas por el tráfico muchos ven en la bici la solución perfecta de movilidad, más ágil y saludable. También los ayuntamientos están potenciando, como ocurre en Valencia, los carriles bici, para que circular sobre dos ruedas sea más fácil y seguro, al no tener que ir por la acera ni compartir calzada con automóviles y autobuses. La tecnología también está empujando este cambio, y es que las bicis eléctricas ya son muy conocidas pero, en cambio, muy poca gente las ha probado a fondo.

Para conocerlas mejor Kymco nos cita en la Marina de Valencia. Allí conocemos que las bicis eléctricas no circulan por sí mismas con el motor eléctrico debido a la ley española, ya que se considerarían ciclomotores y haría falta seguro y matrícula. Estas eléctricas funcionan como asistentes al pedaleo, de modo que es más fácil y cómodo y requiere menos esfuerzo.

Alta tecnología

En el caso de las Kymco el motor va en el centro de la llanta trasera, es de 250 watios y ayuda a la circulación por debajo de los 25 por hora. Toma su energía de una batería de 350 watios que permite, según su uso, hasta 90 kilómetros. Lógicamente, si le exigimos más potencia, pesamos más que la media o los trayectos tienen muchas cuestas, la autonomía se reduce hasta unos 40 km. La batería, protegida con llave, se recarga en unas cuatro horas, y podemos cargarla directamente o extraeral para cargarla en casa o en el trabajo.

Kymco ha diseñado estas 'e-bikes' con la batería, su parte más pesada, lo más baja posible. El cuadro es de aluminio ligero de alta resistencia, y se ofrecen dos modelos: el B de rueda con 24 pulgadas y el Q con rueda de 20 pulgadas y dos versiones: Q y Q Lite.

Tanto la Kymco B como la Q comparten un cambio de diez velocidades y amortiguación delantera y trasera con carga regulable. Cuestan 2.499 euros, por lo que elegir entre una u otra es cuestión de gustos. La Q Lite no tiene cambio de marchas ni suspensión delantera, por lo que cuesta 2.199 euros, y se ofrece en un llamativo color rojo.

En marcha se nota que la bici ha sido diseñada para ser eléctrica, y no es un acople sobre una 'convencional'. Un mando permite elegir tres niveles de potencia o asistencia. El mando que controla la potencia hace también de antirrobo, ya que lo podemos retirar y, si alguien mueve la bici, suena una alarma.

La versión de rueda alta es más cómoda e indicada para un uso continuo y extraurbano, por ejemplo, como bici de veraneo. La compacta tiene manillar y sillín plegables, y es la mejor para ciudad.

Las bicis pueden parecer caras para un neófito, pero no para los que conocen este mercado, ya que Kymco ofrece la calidad y garantía de una marca muy potente. Eso permite también ofrecer una financiación desde 50 euros al mes con compromiso de recompra. Las ventas se hacen a través de la web www.kymco.es/e-bikes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos