Lleno de diversión

Alerón, difusor, llantas y triple escape para una zaga realmente deportiva./
Alerón, difusor, llantas y triple escape para una zaga realmente deportiva.

Lo último de Honda es el Civic Type R, un deportivo con 320 CV de potencia que sube el listón de su segmento

A. ADALID ELCHE

Honda sigue con su propio camino en el mundo del automóvil, ese que le permite hacer excelentes automóviles para el día a día de las familias, como los SUV CR-V y HR-V, pero también sensacionales compactos como el Civic, que ya lleva diez generaciones, o deportivos como el NSX o el Civic Type R.

La marca nos citó en Elche para un contacto con este último, en un viaje para el que dispusimos de un Civic 1.0 turbo de 130 CV del que hablaremos en próximas semanas, pero que adelantamos para los interesados que es una de las compras maestras de su sector.

Si el modelo con el motor 'sencillo' ya nos parece atractivo, qué decir de su hermano mayor, una fiera con motor turbo de 320 CV, el tracción delantera más potente del mercado. El Civic Type R siempre ha sido un deportivo de los mejores de su clase, y antes de ponernos al volante del último modelo nos vienen a la memoria algunas vueltas en circuito con la versión del año 2.000, un modelo con motor sin turbo y el famoso alzado de válvulas variable VTEC de Honda que hacía las delicias de los expertos, pero que requería 'manos' para extraer la quintaesencia.

Calma tensa

Hoy en día, con coches repletos de controles electrónicos, es mucho más difícil perder el control al volante, pero ante el Type R hay que tener respeto. Su diseño lo dice todo, con paragolpes, entradas y salidas de aire, llantas o alerón que hace pocos años sólo se veían en coches de carreras Ahora todo esto es de serie, como lo son, en la versión probada, los asientos delanteros tipo bacquet, con gran agarre en la cintura, aunque no tanto a la altura de los hombros.

En el interior el motor de 320 CV suena 'gordo' a través de sus tres salidas de escape. El cambio es corto y preciso, como en todos los Honda, y en marcha acelera como un avión en un despegue, ya que rebaja los seis segundos para pasar los cien por hora. Alcanza los 270 de máxima, algo que no comprobamos en los alrededores de la capital ilicitana, como es obvio, pero sí la enorme aceleración, los buenos frenos y una estabilidad a toda prueba, con precisión, aplomo y seguridad al volante.

Siempre deportivo

La vuelta fue corta, y prometemos citarnos con el Type R para más adelante, pero el balance es excepcional. Este Type R es de los mejores coches de su clase porque no tiene compromisos. Es un deportivo de los que se disfrutan mucho en circuitos o en carreteras solitarias. Su precio, desde 38.900 euros en versión 'sencilla' y 41.000 la 'lujosa', es competitivo.

Conclusión

El nuevo Civic Type R es un extraordinario compacto deportivo, con un motor casi de carreras, una deliciosa caja de cambios, muy buenos frenos, ágil dirección... tiene todo lo que hay que tener para disfrutar al volante. No es el mejor GTI para utilizar cada día, pero sí el mejor para disfrutar, y con un precio adecuado.

Fotos

Vídeos