Kia XCeed, generación crossover como alternativa a los SUV

Kia XCeed, generación crossover como alternativa a los SUV

Kia se lanza a un nuevo sector en el que el Volkswagen T-Roc y los premium Mercedes GLA y BMW X2 han creado tendencia

MARIO ESCATMarsella (Francia)

La gama Kia Ceed se amplía con un cuarto miembro, que se añade a los modelos de cinco puertas, el familiar Tourer y el familiar deportivo Proceed. El nuevo XCeed es un crossover, un tipo de modelo que no llega al tamaño, altura ni capacidad de un SUV, pero se sitúa por encima de un compacto normal, un tipo de coche al que supera en espacio interior y volumen de maletero. Se conjugan así las líneas maestras de un nuevo sector con coches de estilo SUV pero no familiar, dedicado a un público joven que, hasta ahora, compraba un coche compacto.

Fabricado en Eslovaquia, el modelo mide 4,40 metros de largo y tiene una altura al suelo de unos 18 centímetros, suficientes para andar por caminos forestales, aunque no tendrá tracción 4x4.

Totalmente nuevo

La carrocería al completo cambia respecto al resto de la gama Ceed, y consigue, como siempre en Kia, un estilo vanguardista y atractivo. Nuevos faros y parrilla, atractivos pilotos, detalles cromados y robustas llantas se combinan con diez colores, entre los que destaca un nuevo tono amarillo. Pasos de rueda y estribos tienen refuerzos de plástico lo que, junto con las barras de techo plateadas y el faldón en el paragolpes, ayudan a la imagen 'campera'.

En el interior el Kia XCeed mantiene el salpicadero de las otras variantes del Ceed, con una consola ligeramente orientada hacia el conductor, e incorpora un sistema multimedia con pantalla táctil de ocho pulgadas o una nueva de 10,25. El XCeed estrena un cuadro de relojes digital, y entre los elementos de seguridad disponibles destaca el programador de velocidad activo con función de parada y arranque, aviso de colisión frontal con detección de peatones, conexión automática de luces de largo alcance, etcétera. Los tapizados interiores pueden contar con detalles en color amarillo, las plazas traseras ofrecen una muy buena altura al techo e incluso se pueden pedir estos asientos con calefacción. El maletero, de 426 litros, es fácilmente accesible, amplio y con apertura de portón eléctrica.

Los remates amarillos son exclusivos del XCeed, que estrena pantalla de 10 pulgadas.
Los remates amarillos son exclusivos del XCeed, que estrena pantalla de 10 pulgadas.

Hasta seis mecánicas

La gama de motores es amplia, con tres opciones gasolina de 120, 140 y 204 CV, cada uno con diferente cilindrada. Se añade el diésel 1.6 que cuenta con 115 ó 136 CV, y en breve llegará un XCeed híbrido enchufable con etiqueta 'cero' de la DGT. Todos los XCeed tienen tracción delantera y ofrecen dos tipos diferentes de caja de cambios, una manual de seis velocidades y otra automática de siete.

Tras la presentación nos ponemos en marcha, y lo primero que nos ha llama la atención es su bonita carrocería, especialmente en su vista trasera, con una fisonomía deportiva, muy ancha en la parte baja, y unas inserciones cromadas que se integran acertadamente. En su interior el diseño es tecnológico pero funcional, con materiales de buena factura y con excelentes acabados, que configuran un conjunto premium.

Para este primer recorrido de unos setenta kilómetros entre el aeropuerto y la ciudad de Marsella, en el sur de Francia, contamos con mucho tráfico, y nos decidimos por el motor diésel 1.6 litros de 136 CV. La visibilidad desde el puesto de conducción es óptima, ya que tanto el asiento más alto como la amplia luneta trasera hacen que estemos bien cubiertos. Al volante, con tantos interruptores y mandos, el XCeed, necesita de un periodo de aprendizaje, pero una vez acostumbrados el manejo se hace de forma sencilla. Las dos pantallas son de buena resolución y se consultan de un simple vistazo.

En cuanto al motor, este diésel de cuatro cilindros es muy silencioso, y en combinación con la caja automática de siete velocidades ofrece una respuesta muy progresiva desde bajas revoluciones. La suspensión es más alta y algo más blanda, lo que mejora el confort, y se puede pedir en opción con dureza regulable. Dirección y frenos son precisos y eficaces.

Dinamismo con confort

En un segundo recorrido optamos por la versión un litro de tres cilindros y 120 CV, en esta ocasión con caja manual de seis velocidades. El salto con respecto a los motores de tres cilindros de hace apenas diez años es extraordinario, y ni por sonido ni por vibraciones se asemejan en nada a aquéllos. El XCeed 1.0 es tan bueno en ciudad como en carretera, aunque el de 140 CV es el más equilibrado. El cambio es suave y permite un gran dinamismo de marcha, y en carreteras de curvas se disfruta al volante.

Cerramos nuestra prueba con un vistazo a los precios. El XCeed se ofrece con acabados Concept, Drive, Tech y Emotion y los precios de venta con promociones de hasta 6.100 euros de descuento, se inician en 16.700 euros y llegan, en las versiones más equipadas, a 28.777 euros, tarifas que convertirán a este crossover en la versión más vendida de la nueva gama Ceed, en una marca que tiene ya crossovers como el Stonic o el ecológico Niro.

La trasera es más alta, con terminación coupé pero buena visión trasera.Los remates amarillos son exclusivos del XCeed, que estrena pantalla de 10 pulgadas.
La trasera es más alta, con terminación coupé pero buena visión trasera.Los remates amarillos son exclusivos del XCeed, que estrena pantalla de 10 pulgadas.