Skoda Karoq: Un SUV con ganas de impresionar

El Karoq es bastante compacto, con 4,4 metros de largo, pero cuenta con un interior bastante amplio./
El Karoq es bastante compacto, con 4,4 metros de largo, pero cuenta con un interior bastante amplio.

El Skoda Karoq nos va a acompañar las próximas semanas con un estilo y calidad que sorprende a quien lo conduce

ALEX ADALID

El Skoda Karoq está dispuesto a impresionarnos, y es que si pensábamos que la marca checa era modesta y económica, tenemos que empezar a perder de vista ambos términos, o al menos como los conocíamos hasta ahora.

La marca ya no es modesta, pero tampoco prepotente, y presume de coches bien fabricados y con soluciones inteligentes pero sencillas. El Karoq está lleno de ellas, desde un soporte para el ticket del aparcamiento hasta un portón que 'estira' la cortina enrollable del maletero, toma de corriente trasera, un amplio reposabrazos, la habitual papelera que tienen los Skoda... la lista es larga, y hace que el confort suba muchos puntos. Pero la sensación inicial ya es buena antes de ver todos estos detalles, ya que si por fuera el coche nos parece atractivo, el interior tiene una combinación digna de marcas premium.

Combina el beige en la parte inferior del salpicadero y las puertas con una tapicería de tela en la que parte del tejido es de este color, dando al interior una elegancia indiscutible. El asiento del conductor eléctrico, la amplia pantalla multimedia o, en la trasera, las mesitas tipo avión y los soportes y tomas USB para tablet hacen que Karoq esté muy pensado para viajar

Nuestro primer viaje nos lleva de Madrid a Valencia, donde el motor TDI de 150 CV resulta rápido y poco sediento. Quizás un poco más ruidoso de lo esperado, pero el confort es importante, y llegamos al destino listos para una maratoniana jornada de trabajo. En las próximas semanas conoceremos a fondo este nuevo modelo.

Fotos

Vídeos