La gama X de Opel mira hacia adelante

Los tres modelos cuentan con motores gasolina y diésel con filtro de partículas./
Los tres modelos cuentan con motores gasolina y diésel con filtro de partículas.

Los tres modelos SUV de Opel, Crossland, Mokka y Grandland X, estrenan motores adaptados a la normativa de consumos

MARIO ESCAT | MAINZ (ALEMANIA)

Opel se pone al día mostrándonos sus nuevos propulsores más eficientes que ya cumplen con la norma que se exigirá a partir de 2019 de forma total y, en septiembre de este mismo año, de forma parcial en todos los modelos del mercado. La marca estrena esta gama de motores en los modelos SUV: los Crossland, Mokka y Grandland con apellido X.

Aunque tienen tamaños diferentes, los tres modelos comparten muchas cosas, como su aspecto SUV y una posición elevada de los asientos, que ofrecen una buena visibilidad general, además de una completa serie de tecnologías avanzadas.

Gama completa

En 2019 el Grandland X se venderá con una mecánica híbrida enchufable. Las gamas SUV de Opel ya cuentan con motores adaptados a la nueva normativa de consumos 'reales'.

El éxito de la familia X comenzó en 2012 con el Opel Mokka, fundador del segmento de los SUV urbanos, y que es un auténtico superventas. Hasta la fecha el fabricante alemán ha vendido cerca de 900.000 unidades del modelo, que actualmente se fabrica en la planta Zaragoza. Como sus hermanos de gama, viene con una completa serie de tecnologías innovadoras, como la alerta de colisión frontal o la de cambio involuntario de carril, además de una excelente conectividad gracias a la moderna tecnología multimedia 'IntelliLink' compatible con Apple Car Play y Android Auto.

El miembro más pequeño de la familia es el Opel Crossland X. El sucesor del popular Meriva atrae cada vez a más clientes por su diseño y por una excelente combinación de funcionalidad, amplitud, agilidad y elegancia. Hasta la fecha, el Opel Crossland X, que al igual que su hermano se fabrica en Zaragoza, ha recibido más de 125.000 pedidos. Sus innovadoras prestaciones incluyen entre otras el 'head-up display', la cámara de visión trasera con asistente de aparcamiento, alerta de colisión frontal con detección de peatones y frenada automática de emergencia. Por otra parte, el volumen máximo del maletero de 520 litros es líder en su categoría.

La última incorporación a familia X es también el más grande: el Grandland X. Lanzado en 2017, ya ha conquistado a muchos clientes, con 85.000 pedidos hasta la fecha. Equipa el sistema de tracción electrónica opcional 'IntelliGrip', que asegura el mejor agarre a la carretera en cualquier situación de conducción. El Grandland X cuenta con sistemas de asistencia como la alerta de somnolencia del conductor o las cámara de visión periférica. El Grandland X también cuenta con opcionales como el control de velocidad por radar con función de parada, que mantiene la velocidad y la distancia seleccionada con el vehículo que va delante y frena hasta detenerse.

Una nueva era

Los motores disponibles para la familia X de Opel ya cumplen la normativa de emisiones Euro 6d. Las dos últimas incorporaciones a la gama de motores diesel del Grandland X, el 1.5 litros con 130 CV y el 2.0 litros con 177 CV ya cumplen el estándar Euro 6d, al igual que el 1.2 litros de 130 CV, todos ellos con filtro de partículas de óxido nitroso, además del catalizador para el dióxido de carbono.

Algunas de estas combinaciones también está disponible para el Crossland X . Esta nueva normativa cuenta con el nuevo procedimiento de pruebas para turismos en conducción real -WLTP-, introducido para proporcionar a los clientes datos de consumo más próximos a los que se consiguen en el día a día.

En un futuro, el Grandland X será el primer Opel ofrecido como híbrido enchufable, desempeñando así un importante papel en la estrategia de electrificación de la compañía. El Grandland X PHEV saldrá de la línea de producción en Eisenach a partir de 2020.

Probamos durante una larga jornada y en cortos trayectos, todas las motorizaciones disponibles de la gama, siendo el 1.2 de inyección directa turbo, en el Crossland X, la auténtica novedad. Tanto por su escasa rumorosidad, como por su elasticidad y excelente agrado de conducción. Todos los modelos que probamos incorporan las útiles medidas de conectividad y seguridad comentadas anteriormente, y cumplen a la perfección su cometido. La calidad de los componentes, la cómoda conducción y el correcto funcionamiento de la buena cantidad de elementos multimedia y de seguridad son razones más que suficientes que justifican el número de ventas de la gama X de Opel. Ahora, estos vehículos, ya están al día en materia de la normativa WLTP. El Crossland X más barato está a la venta por 16.664 euros y, el modelo más caro es el Grandland X de 180 caballos por 35.277 euros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos