Un día en familia con el Sportage

Por el Camino de la Fuente Negra. /
Por el Camino de la Fuente Negra.
KIA SPORTAGE 2.0 CRDI 4X4 AUTO GT LINE

Viajamos hasta Anna, a apenas una hora de Valencia, para descubrir los rincones y palacios de esta localidad de la Canal de Navarrés

NACHO MARTÍN-LOECHES

En nuestra Comunitat, tenemos un sinfín de rincones naturales y gastronómicos de los que poder disfrutar en familia. Hacer este tipo de rutas con un crossover es perfecto, y el nuevo Kia Sportage cumple con creces sus expectativas. Desde el primer momento en el que salimos de Valencia en dirección Alicante, los ocupantes destacaron la comodidad del vehículo por carretera. Accedemos a la AP-7 para incorporarnos a la A-7 hasta la salida 396 a la altura de Rotglá y Corbera. A partir de allí, continuamos por la CV-590 siguiendo las indicaciones de Anna. Para llegar hasta esa zona, nos dimos cuenta de la efectividad del control de velocidad adaptativo y las correcciones del vehículo cuando cambiábamos de carril de forma involuntaria. El Sportage es un coche que nos transmite una gran seguridad por carretera.

Antes de llegar a Anna, seguimos las indicaciones para visitar su conocida Albufera. Llegamos pronto para evitar aglomeraciones de gente y, sin duda, es un lugar idóneo para pasar la mañana con la familia, con algo para picar o almorzar rodeados de naturaleza. Nuestro Kia accedió sin problemas a la zona y, sobre las 11 y media, decidimos visitar el pueblo. Cuando entramos, nos dirigimos hacia otra de las zonas naturales por excelencia de Anna, en este caso la cascada llamada 'Gorgo Gaspar', situada en una ruta de montaña, pero no solo está esta cascada, sino que también podemos visitar otros puntos como 'El Salto', el 'Gorgo Catalán' o el 'Gorgo de la Escalera', donde podemos darnos un baño en días de calor.

Incluso las subidas más difíciles no supusieron un problema para el nuevo Sportage.
Incluso las subidas más difíciles no supusieron un problema para el nuevo Sportage.

Las calles estrechas de Anna no se le resisten al Sportage a pesar de su tamaño, y nos sirvió de gran ayuda su cámara de visión trasera para colocar el coche en puntos de acceso no del todo sencillos, como la ermita y la torre del campanario. Nos acercamos también hacia el Castillo-Palacio Condes de Cervellón, un sitio en el que nos encontramos bastante gente, tanto de visita como en las terrazas de los bares disfrutando de las agradables temperaturas. Tras la parada para comer en el Mesón Lar Galego, cruzamos hacia el Camino de la Fuente Negra, otro de los lugares de Anna en los que impera el agua y la naturaleza. Volvemos a Valencia con una gran comodidad y con la música de nuestro dispositivo móvil, el cual pudimos integrar por completo al coche gracias a los sistemas Android Auto y Apple Car Play. Fue una buena elección haber hecho una excursión con un coche amplio, cómodo y versátil en todo tipo de terrenos. Su consumo tras un viaje en el que recorrimos carretera y ciudad, nos resultó de poco más de 7,5 litros a los cien kilómetros.

El Sportage luce imponente ante el Castillo-Palacio de los Condes de Cervellón.
El Sportage luce imponente ante el Castillo-Palacio de los Condes de Cervellón.

Fotos

Vídeos