La emoción vuelve a la F-1

El holandés Max Verstappen es el nuevo ídolo de la F-1, con la ayuda de Red Bull y Honda.
/
El holandés Max Verstappen es el nuevo ídolo de la F-1, con la ayuda de Red Bull y Honda.

La categoría reina, en pleno debate sobre su futuro, ha vivido en las últimas carreras algunas de las más emocionantes de la historia reciente

NACHO MARTÍN-LOECHES

Pura Fórmula 1. Qué ganas teníamos de ver una carrera y describirla así. Llega el parón veraniego del Mundial de Fórmula 1 y hemos podido describir como 'pura F1' los cuatro últimos Grandes Premios. Austria, Gran Bretaña, Alemania y Hungría han tenido la culpa de que mucha gente desenganchada de este deporte haya vuelto a interesarse por él, y no es para menos, ya que en estas cuatro carreras tuvimos emoción por la victoria, puestos de podio, por los puntos... vuelven las emociones fuertes, y vuelve un español a brillar, no con victorias en el caso de Carlos Sainz, pero sí llevando su coche al límite y metiéndolo en puestos de ensueño. Por supuesto, de él hablaremos más adelante y de su actual séptimo puesto en la clasificación general de pilotos -el primero de los 'mortales'-, un puesto en el que se ha consolidado y en el que se va de vacaciones a una distancia de tan solo cinco puntos respecto al Red Bull de Pierre Gasly, un piloto que ya se encuentra en entredicho.

Algo más que Mercedes

El Red Bull Ring de Austria fue el circuito que vio la primera victoria de un monoplaza diferente en 2019. Mientras que durante todo el año las victorias se las habían repartido los Mercedes de Hamilton y Bottas, en Austria llegó el turno de Verstappen con su Red Bull al adelantar en los últimos compases de la carrera a Leclerc, quien está cuajando buenas actuaciones pero la victoria se le resiste.

A pesar del dominio de Mercedes, Ferrari y Red Bull tienen opciones en casi todas las carreras Las victorias de Honda y Red Bull c on Verstappen y la consistencia de Sainz, notas de la temporada

Este primer puesto del joven holandés supuso la primera victoria desde el Gran Premio de Hungría de 2006 para Honda, y no sería la última, ya que en el Gran Premio de Alemania consiguió de nuevo subirse al cajón más alto del podio tras una gran actuación, y de nuevo delante de un Ferrari, en este caso el de Vettel. En Honda están más que contentos con el ritmo que están mostrando y los resultados -sobre todo los de Verstappen-, e incluso por redes sociales se permitieron lanzar una pulla a Fernando Alonso, quien en su andadura con la marca japonesa fue muy crítico con el motor.

Si hablamos de Ferrari, tenemos que hablar tanto de la marca como de Vettel. El piloto alemán no está pasando por su mejor momento, ni él ni la escudería italiana, que mientras encuentran más problemas, también afrontan una mayor presión de los 'tifosi' y su entorno ante una situación atípica para la marca durante varios años. Y es que si hablamos del campeonato, Ferrari no ha ganado ni una sola carrera este año, y Vettel se sitúa cuarto de la clasificación general de pilotos a una distancia de 94 puntos respecto a Lewis Hamilton, piloto que ganó las pruebas de Gran Bretaña y Hungría.

Está claro que en las carreras puede pasar cualquier cosa, pero parece que de nuevo a Hamilton no se le escapa el título de campeón, aun así, lo que nos han mostrado las cuatro últimas carreras es que ha habido vida más allá de Mercedes y, por tanto, la esperanza de seguir disfrutando de carreras al límite hasta la última vuelta, algo a lo que la Fórmula 1 no nos tenía acostumbrados últimamente. Tanto Ferrari como Red Bull han tenido opciones.

Ahora los pilotos y equipos se van de 'vacaciones', y le ponemos comillas a esta palabra porque, aunque no hayan carreras, en el mundo de la competición no existen las vacaciones. Los pilotos entrenarán para volver al máximo, y las escuderías continuarán exprimiendo los desarrollos y las posibles mejoras de cara a las futuras pruebas. Pero no solo eso, también se acercan anuncios importantes de fichajes, otro de los factores al que debemos estar muy atentos porque, como siempre, los rumores no cesan.

Para volver a ver carreras y reengancharnos al campeonato tendremos que esperar hasta el 1 de septiembre, fecha en la que se correrá el Gran Premio de Bélgica en el mítico circuito de Spa, una cita que suele traer también bastante emoción. Ojalá continúe está dinámica en la Fórmula 1, una competición a la que le faltan nueve carreras para que finalice la temporada actual.