Un rey, diferente trono

Alonso -derecha- junto a su equipo, el Toyota Gazoo Racing, en el podio de Le Mans./
Alonso -derecha- junto a su equipo, el Toyota Gazoo Racing, en el podio de Le Mans.

Fernando Alonso se alzó con el título de campeón del Mundial de Resistencia junto a su equipo por todo lo alto: volviendo a ganar las 24 Horas de Le Mans

NACHO MARTÍN-LOECHES

El piloto español Fernando Alonso dejó la Fórmula 1 porque quería volver a sentirse piloto, deseaba pelear por victorias sobre un coche, y vaya si lo ha conseguido. A pesar de la decepción de las 500 Millas de Indianápolis, sabíamos que este año Alonso no se iba a ir de vacío, y así ha sido. Con el equipo Toyota Gazoo Racing consiguió alzarse con el título del WEC -Mundial de Resistencia- en la mítica cita de las 24 Horas de Le Mans. Esta última victoria se decidió en la última hora de carrera, cuando el otro coche de Toyota conducido por 'Pechito' López, Conway y Kobayashi sufrió un pinchazo que permitió al equipo de Alonso pasar a la primera plaza. El equipo formado por el español, Buemi y Nakajima era el claro favorito para la victoria final desde el inicio del campeonato, y han cumplido las expectativas.

El piloto asturiano sigue en su camino para conseguir la ansiada 'triple corona' del automovilismo -ganar el Gran Premio de Mónaco de F1, las 24 Horas de Le Mans y las 500 Millas de Indianápolis-, pero aunque todavía no haya podido conseguir romper esa barrera, este año ha batido nuevos récords y marcas. Uno de los más importes es que tras el título del WEC Alonso se ha convertido en el único piloto de la historia del automovilismo en ganar tanto el mundial de Fórmula 1 como el de Resistencia y, junto a Petter Solberg, es el único que ha ganado dos títulos de la FIA en certámenes diferentes. En el caso del piloto noruego, ganó el WRC y el Mundial de Rallycross.

Pero, a partir de aquí, ¿cuál es el futuro de Fernando Alonso? El doble campeón del mundo de Fórmula 1 ya confirmó que no continuaría la próxima temporada en el Mundial de Resistencia, y ahora hay muchas incógnitas sobre su futuro. Por un lado, muchos ansían verle disputar el Rally Dakar, una competición a la que Alonso no le ha cerrado la puerta, por lo menos para el futuro. También, recientemente, el mandamás del DTM, Gerhard Berger, reconoció que le encantaría tener a Fernando aunque fuera como piloto invitado en alguna carrera de este campeonato alemán de turismos. Pero además, están los que dicen que es posible su vuelta a la F1. Alonso reconoció que su regreso al 'Gran Circo' solo sería en el caso de disponer de plaza en un coche competitivo, que pueda pelear por ganar a corto plazo. La única posibilidad en este caso para el español en el año 2020 pasaría por que el piloto alemán Sebastian Vettel se retirara con antelación y así ocupar su plaza en Ferrari, aunque eso ahora mismo es algo muy poco probable. De momento, en un campeonato más, con un coche diferente, Alonso nos ha vuelto a hacer disfrutar de su pilotaje a sus 37 años y, aunque no sepamos donde, seguro que sigue haciéndonos vibrar en cualquier competición en la que participe en las próximas temporadas. Lo que también es seguro es que seguirá trabajando junto a los jóvenes pilotos de su academia y sus equipos de categorías inferiores. Tenemos Fernando Alonso para rato.