Diez coches 'top' del Salón de Fráncfort

El nuevo ID3 es 'como un Golf' pero eléctrico./
El nuevo ID3 es 'como un Golf' pero eléctrico.

La Feria del Automóvil de Alemania muestra el futuro eléctrico del automóvil, con grandes expectativas frente a un comprador confundido y cambiante

ALEX ADALID

Los salones del automóvil están viviendo una época difícil. La llegada de internet ha hecho que ya nadie espere a mostrar sus últimas novedades hasta el salón, y sin novedades no hay grandes titulares, y sin titulares no hay un retorno de la enorme inversión que supone montar un stand en una feria de tamaño extraordinario. Aún así, los fabricantes alemanes no fallan en una cita que se celebra cada dos años, aunque con stands más modestos. Otra cosa es los foráneos. Este año los fabricantes japoneses se han borrado casi por completo de la cita, sin Toyota, Nissan, Mitsubishi, Subaru o Suzuki -sí ha asistido Honda-. A las ausencias se suman Volvo, Peugeot, Citroën y el grupo Fiat, casi nada.

Las experiencias sustituyen a los coches, los vídeos a las novedades, la conectividad a los modelos de carreras, y el protagonista es la electrificación, sumergida en un halo de ecología y futuro. Nos parece bien pero ¿Por qué no mostrar los coches eléctricos del mismo modo que se mostraban los gasolina o diésel? Nadie tiene una respuesta, y eso que, como dijo un gurú: «nuestros coches son para todo el que pueda pagarlos»

Volvemos al Salón, donde hemos elegido un 'top 10' y hemos añadido un prototipo de Audi por aquello del romanticismo. El más relevante es el Volkswagen ID3, que es como el Golf, pero en eléctrico, aunque ya saben «si te dicen que ese coche es como un Golf...». Con 400 kilómetros de autonomía y precios desde 40.000 euros -el doble que un Golf- tanto la marca como Audi, Seat y Skoda basarán en su chasis sus futuros modelos eléctricos destinados a ser superventas.

Hay otros coches clave en Fráncfort, como el Porsche Taycan, una berlina deportiva y eléctrica con el halo habitual de los coches de la marca; también el Land Rover Defender, segunda generación de un modelo mítico que se ha convertido en SUV perdiendo algo de carisma y ganando mucha utilidad; y así, todos los coches parecen ser clave para sus marcas, aunque lo son menos: Honda e, Opel Corsa e, Mercedes EQS, BMW i4, Hyundai 45, Cupra Tavascán... todos son eléctricos, así que las marcas se apresuran a comprar fabricantes de baterías, de tecnología y de servicios para adaptarse a la digitalización, ese nuevo mundo en el que casi todo lo hacemos con el móvil, la maquinita que ha terminado por cambiar nuestras vidas.