Hyundai i30 N Fastback: Deportividad más exclusiva

Nuevos paragolpes, llantas, tonos rojos en carrocería o faros oscuros en el N./
Nuevos paragolpes, llantas, tonos rojos en carrocería o faros oscuros en el N.

Hyundai añade a la carrocería 'fastback' del i30 la versión N con 275 CV, un coche rápido, muy deportivo y con un precio competitivo

ALEX ADALID Madrid

Hyundai sigue su camino para convertirse en una marca más atractiva para el gran público, y para ello, además del diseño y la calidad, apuesta por una imagen deportiva. La firma compite en el Mundial de Rallyes, donde ha logrado la victoria en la carrera disputada en Córcega el pasado mes de marzo, donde lucha año tras año por el campeonato. También está involucrada en campeonatos de turismos internacionales con el i30 y, esta temporada, en el nuevo campeonato español de turismos, donde los equipos disponen de cinco unidades del i30 N con la nueva carrocería Fastback.

La versión deportiva N toma su nombre de los circuitos de Nurburgring, en Alemania y Nangkang, en Corea, donde se desarrolla, y nació del empeño del nuevo director de desarrollo de la marca, Albert Biermann. Proveniente de BMW, Biermann quiso transmitir en el i30 N la experiencia de conducción de los grandes coches a un pequeño formato. Presentado en 2016, el i30N se ofrece en versiones de 250 y 275 CV, con cambio manual y tracción delantera, y es un éxito en el mercado. El año pasado se vendieron más de 400 unidades en España, casi todas ellas con el motor más potente, y se ha convertido en uno de los tres coches más vendidos del sector GTI compacto.

Es un coche con carácter en el que prima la conducción, aunque sin perder la esencia del i30. El precio, con ofertas, se sitúa en menos de 33.000 euros, una buena tarifa para un coche especial

Más veloz y exclusivo

Para completar la gama, en este 2019 llega la versión con carrocería Fastback, que hará la competencia a los familiares que tienen algunos de sus rivales. El Fastback es doce centímetros más largo, dos más bajo, trece kilos más pesado y tiene un maletero de 450 litros. Alcanza una velocidad máxima mayor por su mejor aerodinámica, pero destaca por la novedad que supone esta carrocería tipo 'coupé de cuatro puertas'.

Nos ponemos a sus mandos por la sierra madrileña, que cuenta con dos puertos, Cotos y Canencia, que destacan por su revirado trazado y poco tráfico. El N tiene unos frenos muy potentes y una dirección precisa, con un motor que empuja muy bien en cualquier momento, así que divertirse al volante es fácil.

La marca incorpora dos sistemas muy interesantes: diferencial autoblocante, imprescindible para llevar toda la potencia al suelo, y suspensión electrónica de dureza regulable, que permite contar con un coche confortable en el día a día o más rígido si afrontamos carreteras de curvas o circuito.

Dos pulsadores en el volante activan los modos de conducción.
Dos pulsadores en el volante activan los modos de conducción.

Ambos sistemas tienen diferentes tipos de programación, con modos eco, confort, sport y un programa 'custom', en el que podemos elegir hasta 1.400 reglajes diferentes hasta dar con el nuestro. Lo que más nos gusta es que los programas se eligen desde grandes botones en el volante, algo en lo que este N supera incluso a deportivos de alcurnia, donde encontrar el botón del programa más deportivo es más complejo que en este i30.

Todo listo para conducir

Nos lanzamos al trazado, disfrutamos de excelentes asientos tipo bacquet tapizados en piel vuelta, buen soporte para el pie derecho y un volante con agarre y sin formas raras. En definitiva, todo acompaña para domar los 275 CV, muchos para un compacto. El coche corre que se las pela, por lo que hay que tener cuidado con no superar los límites. El sonido es otro punto clave, y es que el N cuenta con un escape en el que podemos elegir un modo sport con un impresionante 'gorgoteo' que llega al interior. Como no hay grandes rebotes de la suspensión -en nuestro caso, nos gusta la dureza intermedia-, podemos pensar que no vamos muy rápidos aunque circulemos a ritmo de récord.

Maletero con barras traseras de refuerzo.
Maletero con barras traseras de refuerzo.

Pocos GTI de esta gama son tan divertidos en este tipo de uso, así que no nos extraña el éxito el i30 N a pesar de no tener un legado importante en este segmento. Un alarde más es la presencia de un 'overboost' con un extra de e potencia durante unos segundos, algo así como el KERS de la Fórmula 1, aunque de tipo mecánico, ya que otorga un más de par motor, hasta los 380 Newtons, durante quince segundos, y para activarlo solo hay que pisar a fondo, lo que hace que los adelantamientos sean más veloces. Con todo ello, el i30 N alcanza los cien por hora en 6,1 segundos, una cifra que se podría reducir con el uso de un cambio de tipo secuencial, opción en la que Hyundai podría estar trabajando...

A un ritmo más calmado -de regreso por la autovía- nos gusta ver el cuidado de los detalles, con ribetes rojos en asientos, cuadro de mandos y costuras interiores, un excelente funcionamiento de todos los mandos, mucho equipamiento y hasta suavidad al volante si así lo deseamos. Por fuera el N estrena un color gris 'portaaviones' que se suma al azul 'Hyundai' y seis tonos más para elegir en la carrocería. Grandes llantas, enormes frenos y altura rebajada culminan la impecable presencia de este N.

Desde 32.750 euros

El precio oficial es de 39.250 euros que, con las tres campañas promocionales unidas, 3.500 euros de descuento, 1.500 por financiar la compra con la marca y 1.500 por entregar un usado, se convierten en 32.750 euros, una tarifa muy atractiva que llega en un momento en el que sus principales rivales afrontan la renovación de la gama, lo que puede dejar al i30 como líder del segmento en el que se mueve, aunque su cometido, más que destacar en ventas, es impulsar la imagen del resto de la gama i30 y de la nueva familia 'N Line'.

No nos importaría tenerlo en el garaje, es un coche razonable a diario y un buen juguete de fin de semana.

Dentro de la clase de los GTI, abundan los modelos de corte más racing, entre los que se incluye este i30 N. No son sólo 275 CV, es la forma de conducirlo lo que cautiva, y todo con alta calidad y precio razonable.

El Fastback es más aerodinámico y un poco más pesado, pero tiene un maletero mayor y es muy atractivo.
El Fastback es más aerodinámico y un poco más pesado, pero tiene un maletero mayor y es muy atractivo.

Más