A la conquista de la ciudad

La Kymco AK 550 cuenta con dos modos de conducción, 'full power' y 'rain'./
La Kymco AK 550 cuenta con dos modos de conducción, 'full power' y 'rain'.

El maxi scooter AK 550 de Kymco llega con unas cualidades de diseño y comportamiento que le hacen un compañero de viaje excepcional

JAVIER MARTÍNEZ

Hace unos meses dábamos cuenta en estas mismas páginas de las novedades introducidas en el maxi scooter deportivo de la marca taiwanesa, en forma de mejoras en el navegador integrado -Noodoe Navigation-, nuevo color -Azul Cosmos- y plan de financiación Dúo que permite financiar la compra a un bajo tipo de interés, con un primer tramo de treinta y cinco cuotas bajas y un segundo tramo de veinticinco cuotas o bien un pago final único.

Recientemente hemos tenido ocasión de poner a prueba y disfrutar durante unos días de las bondades del citado navegador, así como de las demás virtudes de este modelo, con un resultado más que satisfactorio. Comodidad y practicidad en su uso diario urbano por un lado, y prestaciones y deportividad en carretera, por otro.

En cuanto al navegador, que ahora viene de serie, se encuentra integrado en el cuadro de instrumentos y está diseñado específicamente para mejorar la seguridad de los usuarios de motos. Así, una vez conectado por bluetooth a nuestro smartphone, proporciona la información de manera que permite interpretar la maniobra a realizar en el menor tiempo posible. Cabe destacar que la nueva versión, además de haber recibido una actualización del software, permite la descarga de mapas.

Por 10.249 euros con seguro a terceros con robo incluido nos podemos hacer con esta Kymco de 550 cc

El manejo sigue siendo desde el botón naranja ubicado en la piña derecha, disponiendo de múltiples opciones de personalización, así como funcionalidades tales como una brújula donde aparecen puntos de interés -gasolineras, talleres Kymco, etcétera-.

Divertida y deportiva

El comportamiento del motor bicilíndrico de 54 CV nos ha deleitado gracias a sus prestaciones y a su ubicación central -no anclado al basculante trasero como en la mayoría de los scooters-, lo cual se traduce en una gran sensación de control y estabilidad. El chasis de la moto, perimetral y de aluminio, aunque no se ve, también es muy similar al de una moto deportiva. A lo anterior hay que añadir la horquilla invertida, frenos Brembo con pinzas de anclaje radial y ABS de Bosch 9.1 de última generación que hacen que el comportamiento en carretera de esta moto sea el de una moto deportiva.

La comodidad en el uso diario, por otra parte, como scooter que es al fin y al cabo, viene de la mano de un asiento muy cómodo y a una altura del suelo apta para todas las tallas, con un hueco debajo del asiento para un casco integral y más objetos, como la transmisión final por correa trapezoidal -con todas las ventajas que ello acarrea en cuanto a comodidad de mantenimiento al no requerir de engrase y tensados periódicos-

El encendido de la moto se realiza mediante llave de proximidad y el cuadro de mandos, dividido en tres pantallas. Proporciona mucha información, incluyendo detalles como la presión de las ruedas, voltaje de la batería y cuentakilómetros parciales específicos para el aviso de cambio de aceite y de correa.

Los puños calefactables vienen de serie, la pantalla es regulable en tres posiciones -aunque se requiere herramienta- y el motor cuenta con dos modos, 'full power' y 'rain'. En este último se reduce la potencia y la respuesta del acelerador para situaciones de firme con baja adherencia. No es ningún secreto que Kymco diseñó este scooter apuntando directamente al rey de la categoría, el T-Max de Yamaha, y desde luego ha conseguido dar en la diana con este AK 550, cuyas letras no hacen referencia al legendario fusil de asalto Kalashnikov, sino a 'Anniversary Kymco', en conmemoración de los cincuenta años del nacimiento de la marca cuando se anunció el lanzamiento de este modelo.