Coches, diversión y alta elegancia

DS presentó en el evento su nuevo SUV urbano y premium, el DS3 Crossback, junto a la Menina del artista Felipao inspirada en el mismo./
DS presentó en el evento su nuevo SUV urbano y premium, el DS3 Crossback, junto a la Menina del artista Felipao inspirada en el mismo.

La XI edición de Autobello reunió en Madrid coches clásicos y deportivos con una mezcla de extravagancia, lujo y diversión

ALEX ADALID

Autobello se ha convertido en el concurso de elegancia del automóvil de referencia en España pero, en lugar de la gran seriedad que destilan este tipo de eventos alrededor del mundo, Autobello está rodeado de un ambiente un pelín canalla que hace que podamos encontrar en su exposición tanques, soldados, aves rapaces de la mejor cetrería, un stand repartiendo pulpo a la gallega, obras de arte o a dos actores interpretando Niki Lauda y James Hunt.

Invitados por la nueva marca de lujo francesa, DS, la firma eligió el evento como uno de los lugares en los que lucir su nuevo SUV premium urbano, el DS3 Crossback, acompañado de una Menina firmada por el artista Felipao y que, en breve, subastará con fines benéficos. DS se sumó a una fiesta en la que Ferrari, o Porsche parecen marcas 'normales'. Por ejemplo, un buen adinerado podría elegir entre los nuevos SUV Rolls Royce Cullinan, Bentley Bentayga, Lamborghini Urus o quizás el nuevo Cayenne Coupé.

Otros preferirán los clásicos, con varios Hispano Suiza, o los 'populares' Land Rover. También 'tropezamos' con un F1, el del equipo español HRT, y un coche de Le Mans, el también español Epsilon Euskadi. La velada se completa con una exhibición de coches y relojes delante del jurado, con los premiados llevándose a casa una reproducción de la parrilla de Hispano Suiza después de hacer rugir sus motores.

Más de 1.500 invitados y 600 coches convierten a Autobello en el evento de referencia. Modelos lujosos, deportivos, clásicos o actuales se mezclan con una pizca de extravagancia

Los más canallas cerraron la noche al ritmo de Los Secretos, hasta que la organización cerró el evento con un 'todos a casa', o al menos eso nos han contado...