Los chollos del automóvil

El mundo del automóvil está dejándose llevar por el de la moda en cuanto a rebajas y ofertas, y el estilo 'outlet' se está imponiendo, especialmente en verano. Para el usuario pinta fenomenal, al fin y al cabo se trata de conseguir el mismo producto a un mejor precio y, en este caso, sin tener que cambiar el punto de venta ni enredarse en internet; basta con ir al concesionario tradicional para encontrar en estos días los que, seguramente, son los mejores precios del año por el mismo vehículo, así que, fenomenal. Por nuestra parte solo queda recomendar la compra, algo que hacemos en este extra con un especial con las últimas novedades.

Lo que no tenemos tan claro es si este sistema de ventas es positivo para las empresas. En el mundo de la moda ya sucede que, en temporada, cuesta vender los productos, y es a base de 'semanas fantásticas', 'ventas privadas', 'ocasiones increíbles', etcétera cuando las ventas se van moviendo, de modo que los márgenes comerciales siempre son reducidos y la competencia 'on-line' se acentúa porque, puestos a encontrar el mejor precio, siempre lo podrá dar el que otorga menos servicios, y hoy en día la tienda on-line ni tiene local, ni probadores ni robos. El resultado: las superficies comerciales sufren para mantener su cuota de mercado y beneficio.

En el caso del automóvil la competencia on-line llega sobre todo en el mercado de ocasión, donde un usuario puede encontrar lo que busca en cualquier punto de España. En los coches nuevos también hay competencia digital, pero menos, ya que casi todo el mundo compra el coche cerca de donde vive, así que la competencia es entre las diferentes marcas, intentando arañar cuota de mercado a la competencia. Ahí entran en escena las ofertas especiales, que pueden llevar al público a comprar solo en momentos de chollos, rebajas y descuentos. Es posible que, a medio plazo, no sea el mejor estrategia para las empresas de un sector pensado para vender de forma convencional.