En el centro de la diana

La presencia del nuevo modelo resulta de lo más imponente./
La presencia del nuevo modelo resulta de lo más imponente.

El Jaguar E-Pace se convierte al primer intento en uno de los todocamino premium más codiciados

REDACCIÓN MOTOR

El nuevo Jaguar E-Pace ya está en el mercado, dispuesto a convertir a la marca británica en uno de los actores principales del sector SUV premium compacto, como ya sucede con el F-Pace, el SUV grande de la marca, que se ha convertido en el modelo más vendido de la marca y en el Jaguar más exitoso de los últimos años.

El E-Pace repite la fórmula de su 'hermano mayor', pero con muchos matices, como una plataforma más compacta que le permite competir en un sector del mercado con coches que se desenvuelven tan bien en ciudad como en carretera. El E-Pace comparte elementos técnicos con sus 'compañeros' en el grupo Jaguar-Land Rover, principalmente con el Range Rover Evoque, pero también con el Land Rover Discovery Sport. Se trata de un SUV con versiones de tracción delantera o 4x4. Las cajas de cambios son manuales de seis marchas o automáticas de nueve velocidades. En cuanto a la gama de motores, es muy amplia con versiones diesel de 150, 180 y 240 CV y gasolina de 250 ó 300 CV.

Versiones asequibles

La mecánica diésel de 150 CV llega con tracción delantera o 4x4 y caja manual o automática

Iniciamos nuestro mes con el E-Pace al volante de la versión dotada del motor menos potente de la gama: el diesel de 150 CV. Para muchos es más que suficiente para defenderse en ciudad y carretera. Eso sí, lo podemos equipar con tracción total y, en este caso, con cambio automático. Elegimos el manual de tracción delantera y la versión S de los dos acabados de la gama. Y es que, aunque cuesta 5.500 euros más, el equipamiento se completa de tal manera que sale a cuenta dar el salto a este nivel superior de acabado.

El diseño convence, y concentra en sólo 4,4 metros todo lo que esperamos de un Jaguar: espíritu deportivo, elegancia y atracción. Por dentro sorprende por su amplitud. Las plazas delanteras van bien servidas, y comparten un buen confort con el resto de los ocupantes. Detrás hay espacio para dos adultos o tres niños, y además el acceso es cómodo, aunque tampoco es una limusina. El maletero es, sobre todo, profundo, aunque su superficie de carga también es óptima y si contamos el hueco de la rueda de recambio, alcanza 570 litros. El portón trasero es eléctrico.

El equipamiento S incluye casi todos los elementos de gama premium, y quedan muchas opciones

En marcha, el E-Pace es un coche refinado y con talante deportivo. La carrocería no inclina mucho en las curvas, y las ruedas pasan por todo tipo de baches y cambios de asfalto sin que nos enteremos. El ruido del motor diesel sí es evidente, y además es algo 'áspero' al volante, única pega en un coche que funciona muy bien. La caja manual nos permite regular la potencia al gusto, y permite que los consumos sean reducidos. Incluso si queremos gastar mucho, rara vez pasaremos de los siete litros cada 100 kilómetros, y si queremos ahorrar, rondaremos los cinco litros.

En la ciudad se mueve muy bien, con un tamaño compacto, grandes retrovisores y ayudas para la conducción de todo tipo. En autovía puede mantener ritmos elevados sin pegas. El 150 CV no es el más prestacional, pero alcanzar los cien por hora en diez segundos es razonable, y superar los 200 por hora si así nos empeñamos, también. Aún así si algo no falta en el E-Pace son ofertas mecánicas más potentes. Quizá el diesel de 190 CV es el más equilibrado, pero sólo se combina, como el de 240 CV, con tracción total en lugar de con la delantera de nuestra prueba.

En carreteras de curvas la versión S hace gala de suspensiones más duras para mejorar el dinamismo al volante. No estamos a los mandos de un deportivo, pero con un tacto de dirección y frenos muy acertado, se puede jugar a ir rápido con el E-Pace y divertirnos con ello, aunque las cifras no sean de escándalo.

El precio de este E-Pace 150 CV manual en versión S es de algo más de 43.000 euros, una tarifa que se compensa con un amplio equipamiento y con las facilidades de financiación de la marca. Es, en resumen, un excelente automóvil, destinado a conquistar a los clientes del sector SUV premium compacto.

Fotos

Vídeos