Opel Grandland X Hybrid4 PHEV: Por el camino de la ecología

La energía de las baterías permite recorrer 50 kilómetros sin usar el motor de gasolina./
La energía de las baterías permite recorrer 50 kilómetros sin usar el motor de gasolina.

A principios de 2020 llega la versión híbrida enchufable del Opel Grandland X con una potencia de 300 CV

NACHO MARTÍN-LOECHES

En el ámbito de los SUV el Opel Grandland X con tecnología híbrida-enchufable es una de las novedades más esperadas. A principios de 2020 llegará este modelo 'eco' con diversas novedades y unas prestaciones muy deportivas y ya conocemos sus detalles.

Entre sus características destaca, además de su nueva tecnología ecológica, su potencia combinada de 225 o 300 caballos. No pasaremos ningún tipo de apuro en la carretera con este coche, ni a nivel de potencia ni de espacio, tal y como bien nos tiene acostumbrados el Grandland X en su versión habitual, aunque en este modelo la amplitud del maletero se ha visto reducida de 514 litros a los 390 por la colocación de uno de los motores eléctricos y de la batería bajo el piso del maletero. A pesar de la reducción no es un maletero ni mucho menos pequeño y, si abatimos la fila trasera de asientos, puede llegar a tener un volumen de 1.528 litros. Esta batería tiene una capacidad de 13,2 kilowatios y podrá estar recargada al cien por cien en una hora y 50 minutos.

Máxima eficiencia

Tiene versiones de tracción delantera o 4x4 con 225 y 300 caballos de potencia respectivamente. Ya se pueden realizar pedidos en España, con precios de 41.600 a los 53.000 euros del más equipado

El sistema híbrido-enchufable se compone de un motor gasolina turbo de 1.6 litros y dos unidades eléctricas. El motor de combustión genera una potencia de 200 caballos, y cada uno de los eléctricos de 109. Con ello, este Grandland X genera una potencia combinada de 300 caballos para la versión de tracción total, y de 225 si escogemos el modelo de tracción delantera. Si lo que elegimos es la tracción total, mientras las ruedas delanteras son receptoras del motor de gasolina y de uno de los eléctricos, el movimiento de las traseras es generado por el otro propulsor eléctrico. Según datos de la marca, de este conjunto resulta un consumo de 1,6 litros por cada cien kilómetros, y en modo totalmente eléctrico podemos tener una autonomía de 50 kilómetros. Respecto a la transmisión, el Grandland X Hybrid4 cuenta con un cambio automático de ocho velocidades. Si hablamos de la conducción, tanto el tracción delantera como la variante 4x4 ofrece cuatro modos diferentes: eléctrico, 4x4, híbrido y deportivo. A España este SUV llega con dos paquetes de equipamiento entre los que podemos seleccionar todo tipo de asistentes, así como la cámara en 360 grados, sistema multimedia de última generación y el acceso al servicio 'Free2Move', con el que podemos recargar el vehículo en unos 85.000 puntos de toda Europa. Ya se pueden hacer pedidos con precios que oscilan desde los 41.600 euros del tracción delantera inicial, hasta los 53.000 para la versión más equipada con tracción a las cuatro ruedas.