Skoda Karoq: Un buen SUV para los caminos

Sobre barro la tracción 4x4 permite mayor seguridad y control./
Sobre barro la tracción 4x4 permite mayor seguridad y control.

El Karoq no sólo destaca en carretera o zonas urbanas, por campo se desenvuelve muy bien con la tracción 4x4

REDACCIÓN MOTOR

El Skoda Karoq nos ha mostrado su mejor cara en usos habituales en ciudad, carreteras interurbanas, excursiones y largos viajes pero, tratándose de un SUV, y más con tracción 4x4 en esta versión, vale la pena conocer a fondo sus cualidades en terrenos más complicados.

Para ello Skoda nos citó en su momento en tierras leridanas, donde pudimos comprobar 'cómo se las gasta' el último modelo de Skoda. Como es habitual, la marca utiliza la última tecnología del grupo Volkswagen, en este caso tracción total con distribución permanente de la potencia entre los dos ejes, con preferencia hacia el delantero pero con un control electrónico inmediato para, en caso de deslizamiento, pasar más potencia al eje posterior, que recibe fuerza de forma constante. Para ello el diferencial Haldex no se encarga de detectar el deslizamiento de las ruedas delanteras, sino que son unos sensores los que lo hacen, mandando la orden de pasar potencia al eje trasero antes de que el patinamiento aparezca en el diferencial, una rapidez de respuesta que se nota al volante. El resultado es que las cuatro ruedas empujan en todo momento e incluso, sobre caminos de tierra y grava, la trasera puede deslizar en aceleración si provocamos con el volante un cambio de peso, al más puro estilo rally.

Robusto y ágil

Con tracción total permanente, no hay que seleccionar botón alguno para disponer de toda la adherencia. Cuenta con programa de tracción 'off road' diseñado para los terrenos difíciles, con brújula e inclinómetro

A esta buena tracción se suma una gran robustez y buena protección de los bajos de la carrocería. Eso sí, no hay que abusar, y si vamos a realizar muchos kilómetros fuera del asfalto es mejor optar por ruedas de tipo mixto e incluso por alguna protección extra para el coche, algo poco habitual en un modelo tan 'turismo' como este Karoq.

Los 4x4 no sólo se utilizan para hacer excursiones. Son muchos los clientes que los eligen para tirar de un remolque o caravana y Skoda ofrece el tradicional gancho incorporado de fábrica, plegable y sin que aparezca en el exterior. Un tirador en el maletero lo extrae y, con un golpe de pie al estilo pedal, volvemos a dejarlo oculto, evitando tanto que se quede fuera del coche si no tenemos nada que remolcar como tener que pasar la ITV y la homologación tras instalarlo, ya que viene así de fábrica.

Por último, las versiones con este gancho, tienen una cámara de marcha atrás que ayuda a encarar la bola de remolque con su enganche, de gran ayuda si el remolque es, por ejemplo, una caravana.

Con todo, esta versión 4x4 con motor TDI de 150 CV cambio manual el Karoq tiene un precio de 28.400 euros en el configurador de la web de Skoda, y por 1.800 euros más podemos optar por el cambio automático de siete marchas, una excelente oferta que sitúa al Karoq como uno de los mejores SUV de su clase y, si queremos tracción 4x4, un motor de dos litros de cilindrada, equipamiento completo, tecnología alemana y precio razonable, una de las opciones más competitivas en el mercado.