Lewis Hamilton y Mercedes: Un binomio imparable

En México le bastó con ser cuarto para proclamarse campeón por quinta vez./
En México le bastó con ser cuarto para proclamarse campeón por quinta vez.

Lewis Hamilton se alzó en México con su quinto título mundial de Fórmula 1 con un Mercedes que continúa llevándole a lo más alto

NACHO MARTÍN-LOECHES

Lewis Hamilton ya es pentacampeón del mundo de Fórmula 1. La temporada comenzaba con el británico y su máximo rival, Sebastian Vettel, empatados en número de títulos, pero el pilotaje y la cabeza de Hamilton en muchos tramos de la temporada han hecho que la balanza se decantase por el piloto de Mercedes a dos carreras de que termine la temporada 2018. Pero no solo han sido estos atributos positivos de Hamilton los que le han llevado a lo más alto, también ha influido en gran medida su equipo, quien ha sabido imponerse estratégicamente en muchas carreras a los hombres de Ferrari.

Los más fuertes

El campeón del mundo ha sido el más regular y constante en la batalla particular contra Vettel. Hamilton ha sabido asegurar resultados y controlar en carrera situaciones de peligro, algo en lo que Vettel ha pecado. Durante la temporada parecía que, en algunos momentos, el alemán no podía soportar la presión de Hamilton, ni él ni su escudería, que también cometió algunos fallos de estrategia que no están a la altura de la marca del Cavallino Rampante, aunque fueron errores mucho más graves los que cometieron durante la etapa de Fernando Alonso en la mítica escudería italiana.

Con 71 victorias en Fórmula 1, Hamilton está a 20 del récord histórico de Michael Schumacher

Las dos primeras carreras de la temporada se las llevó Sebastian Vettel. Todo apuntaba a que 2018 podía volver a ser el año de Ferrari tras dos épocas de aplastante dominio de Red Bull y, más tarde, de Mercedes. Los monoplazas italianos comenzaron con una gran estabilidad y una gestión óptima del desgaste de neumáticos que Mercedes no conseguía alcanzar. El motor de Ferrari también se postulaba como el más fuerte, pero la fábrica de Brackley desarrolló unas mejoras a lo largo de la temporada que hicieron del Mercedes, otra vez, el coche más fuerte. Estas mejoras llegaron sobre todo en los Grandes Premios de Singapur, Rusia y Japón, en la parte más decisiva del año.

En 2008 se convirtió en el piloto más joven en ganar un mundial, un récord que batió Vettel en 2010 con Red Bull.
En 2008 se convirtió en el piloto más joven en ganar un mundial, un récord que batió Vettel en 2010 con Red Bull.

En Grandes Premios como Alemania -al que Vettel llegaba líder y Hamilton salía décimo cuarto- o Japón en los que el alemán terminó sexto y fuera de carrera respectivamente, Hamilton fue primero, pero el mayor golpe sobre la mesa lo dio el británico en casa de Ferrari, en Monza, donde también se llevó la victoria. Allí salía Raikkonen desde la pole, pero en la primera curva Hamilton se puso primero y un toque de Vettel con su compañero de equipo originó un trompo que obligó al expiloto de Red Bull a remontar desde la parte trasera. Desde el varapalo de Italia, Hamilton encadenó otras tres victorias seguidas que le pusieron las cosas muy de cara. Durante aquella parte del año, Lewis logró seis victorias en siete carreras. Hamilton y Mercedes se convirtieron en aquel momento en un binomio imparable.

A falta de las carreras de Brasil y Abu Dhabi, Lewis Hamilton ha sumado un total de 358 puntos con nueve victorias y quince podios. Todavía está a su alcance superar el récord de más puntos en una sola temporada -397- que marcó Vettel en el año 2013.

Entre los más grandes

El piloto de 33 años nacido en Stevenage debutó en la Fórmula 1 con el equipo McLaren Mercedes como compañero de Fernando Alonso. Era el año 2007 y el español llegaba a su nuevo equipo tras ganar dos mundiales, y desde aquella primera temporada Hamilton dejó ver que había llegado para quedarse. Fue subcampeón y, al año siguiente, consiguió su primer mundial tras uno de los finales más emocionantes de la historia con Felipe Massa. Tras su etapa de sequía de títulos y marcharse a Mercedes en 2013, en 2014 comenzó el dominio con puño de hierro. Desde ahí hasta ahora solo se le escapó el título de 2016, ganado por otro piloto de Mercedes, Nico Rosberg. Con la quinta corona, Hamilton ha igualado a Fangio en campeonatos, toda una leyenda de Ferrari y de la Fórmula 1. Parecen palabras mayores, pero Lewis Hamilton mira de reojo las cifras de pilotos como Michael Schumacher. Con siete títulos mundiales y un total de 91 victorias, el alemán tiene los récords en estos campos y Hamilton ya se encuentra a dos mundiales y 20 victorias del que para muchos es considerado el piloto más grande de la historia. Hamilton seguirá con Mercedes dos temporadas más, ¿llegará alguien que pueda pararles?

Hubo tiempo para la diversión tras proclamarse campeón del mundo.
Hubo tiempo para la diversión tras proclamarse campeón del mundo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos