Renault Kadjar: Adaptado a su tiempo

Nuevos led y paragolpes para un SUV que se aventura a las rutas./
Nuevos led y paragolpes para un SUV que se aventura a las rutas.

Más conectividad y nuevos motores gasolina para el Renault Kadjar, que acierta de lleno con lo que buscan los clientes del sector

A. ADALID

Con el segmento SUV en pleno auge, Renault hizo muy bien los deberes con el Captur, acertando a la primera entre los SUV de tamaño urbano y gran espacio interior. De cara al sector compacto familiar, la marca había realizado varias tentativas, como el Scénic RX4 de tracción total o la primera generación del Renault Koleos, un coche excelente pero con un diseño poco atractivo. El éxito llegó al tercer intento, de la mano del Kadjar que, desde hace tres años, ha posicionado a la marca como una buena alternativa si buscamos un SUV de precio contenido y capacidad familiar.

Ahora, en mitad de su vida comercial, llega la puesta al día, y como ya es habitual en este tipo de coches, los cambios en diseño son pocos, ya que se venden igual de bien independientemente de la 'novedad', así que la marca se ha centrado en el contenido y la mecánica, aunque también hay retoques en la imagen. Estos afectan a parrilla, paragolpes, llantas, colores y diseño de faros y, por dentro, a algunos tapizados y a el equipo multimedia.

El precio del Kadjar es muy ajustado, con cuotas desde 195 euros y tarifa desde 18.900 euros. El nuevo motor sorprende por su fuerza y bajo consumo, pero sin altas prestaciones

Nueva mecánica

Es debajo del capó donde aparecen interesantes novedades, y más ahora, que el comprador está interesado en los motores de gasolina. Para ellos Renault presenta un motor con 1.3 litros y 160 CV, de muy buen rendimiento y bajo consumo. Este mismo motor con 140 CV cuesta 1.500 euros menos, por lo que vale la pena tenerlo en cuenta.

Probamos la versión más potente, unida al cambio manual y, en nuestro caso, las ruedas 'todo tiempo' con un control de tracción para situaciones de baja adherencia, una opción que cuesta sólo 162 euros, una de las opciones más económicas que hemos visto en los últimos tiempos. También se ofrece con cambio automático, pero no con tracción total, opción reservada para el diésel de 150 CV.

Ya en marcha, este motor se nota potente y dispuesto, aunque su baja cilindrada hace que, en ocasiones, tengamos que pisar el pedal del acelerador más de lo que sería habitual en un coche de 160 CV. Aun así, la respuesta es buena, y el Kadjar alcanza los 210 por hora de máxima con una aceleración hasta cien en 9,9 segundos, cifra un poco más alta de lo habitual con esta potencia y que denota un interés especial por mantener un consumo bajo. En marcha destaca porque hace muy poco ruido y se siente ligero y suave. De hecho este Kadjar pesa 1.442 kilogramos, hemos visto turismos de su clase que pesan incluso más. Todo ello desemboca en un buen consumo medio, entre seis y siete litros cada 100 kilómetros.

En carretera es confortable, y en curvas resulta uno de los SUV más fácilmente manejables. Sin ser especialmente ágil, sí consigue ser cómodo, rápido y tener poca inclinación en la carrocería manteniendo un buen nivel de confort. En carretera perjudican las ruedas de 'todo tiempo', más ruidosas y con menos precisión que las que están diseñadas totalmente para la carretera, pero ese detalle es algo que los que eligen esta opción ya conocen.

Más allá del asfalto

Apenas hemos podido conducirlo fuera del asfalto pero, como en el anterior Kadjar, podemos ir por pistas y caminos con las precauciones debidas. Si vamos a circular de forma habitual por carreteras de baja adherencia en las que nos pueda sorprender la nieve, o por caminos que pueden estar embarrados, es una opción que debemos elegir.

Nuestro último repaso es para el interior. No es tan amplio como otros SUV, pero cumple de sobra con su cometido, y cuenta con Apple Car Play, Android Auto y todas las opciones de conectividad.

El precio oficial es de algo más de 26.000 euros, con unas opciones muy económicas como el techo solar o el equipo de audio Bose por menos de quinientos euros cada una. El Kadjar es uno de los SUV más económicos de su clase, y eso siempre es un argumento muy interesante.

Nos encontramos con un SUV que tiene un precio casi de turismo, bajo consumo, buena potencia y las habituales cualidades de este tipo de coche, por lo que resulta muy recomendable. Tanto en compra tradicional como por 'renting' de particulares, resulta francamente atractivo.