Xàbia mantendrá cerrado el puente de Triana hasta descartar cualquier riesgo grave

R. X.XÀBIA.

El Ayuntamiento de Xàbia quiere curarse en salud. Por ello ha decidido dejar cerrado al tráfico y al paso de peatones el puente de Triana hasta descartar cualquier riesgo estructural grave. Según explicó el alcalde, José Chulvi, durante la junta de portavoces, la medida «se toma de forma preventiva y por motivos de seguridad colectiva».

La licitación de la obra definitiva del puente saldrá adelante en cuestión de días. Aún así, remarcan desde el consistorio, «ya se están estudiando soluciones transitorias que puedan paliar, en parte, las molestias a los vecinos y que se puedan aplicar a la mayor brevedad posible». El puente de Triana resultó gravemente dañado en la riada de 2007. En aquel momento la crecida del Gorgos arrancó parte de su encofrado y dejó a la vista la trama que soporta el peso del puente. Desde entonces está cerrado al tráfico de vehículos pesados.

La obra salió a licitación en enero de 2018 por 567.000 euros. Se contemplaba un plazo de ejecución de tres meses, con la intención de que estuviera listo ese verano. Pero la empresa no se presentó en la fecha pactada y alegó que el proyecto no era correcto o que necesitaba cambios. El consistorio inició el expediente administrativo para resolver el contrato y el pasado mes de mayo lo concluyó.